Physical Address

304 North Cardinal St.
Dorchester Center, MA 02124

11 cosas que hacer cuando tienes una suculenta por primera vez

Saber qué buscar y qué hacer después de comprar una planta suculenta es fundamental para que pueda cuidarla adecuadamente.

En este artículo te explico cómo adaptar correctamente una planta suculenta a tu hogar. De esta manera, crece hermosa, saludable y se reproduce rápidamente.

¿Qué hacer después de comprar una planta suculenta?

[1] Deja que la planta descanse antes de hacer cualquier otra cosa.

Unos días después de que traigas tus nuevas suculentas a casa, necesitarán algo de tiempo para acostumbrarse. Los períodos de descanso pueden durar de tres días a una semana.

Mudarse del invernadero o la tienda a su hogar es una transición importante para ellos. Tienen que adaptarse a las nuevas condiciones de temperatura, humedad, iluminación, etc.

Por eso es mejor no regarlos ni manipularlos justo después de que lleguen a casa.

Coloque sus suculentas en un lugar bien iluminado, aireado y tranquilo. No los expongas a temperaturas extremas de calor o frío, así como a la luz solar directa, ya que pueden quemarse con el sol.

No los mezcle con sus otras plantas. En algunos casos, las plantas nuevas pueden estar infestadas de plagas. Evitar que una sola plaga se propague a todas tus plantas es la mejor manera de evitar que se propague.

Finalmente, no los riegues durante la primera semana. No sabes cuándo se regaron las suculentas por última vez. También es mejor con suculentas bajo el agua que sobre el agua, por lo que no hay que regar.

Si notas que tus plantas se han mojado, espera a que el sustrato se seque por completo antes de colocarlas en una maceta nueva.

  ¿Por qué no están creciendo mis Hellebores?

[2] Identificar las especies suculentas.

Durante su período de descanso de la nueva suculenta, puede buscar el nombre de su suculenta (si aún no lo sabe). Puedes identificar tus suculentas siguiendo estos consejos.

Saber con qué tipo de suculenta está tratando puede ayudarlo a comprender mejor sus necesidades específicas.

Al comprender mejor las necesidades de la planta, puede determinar cuánta luz, agua y sustrato necesita.

[3] Examina la salud de tu planta suculenta

Examinar las suculentas es uno de los pasos antes de trasplantarlas. Esté atento a signos de secado o riego excesivo en los tallos y las hojas.

Las suculentas que muestren signos de exceso de agua, como hojas amarillas, flojas o acuosas, retíralas del sustrato y colócalas sobre papel absorbente durante unos días para eliminar el exceso de agua.

Si hay signos de enfermedades como la pudrición de la raíz, corte la parte enferma antes de trasplantar.

[4]Compruebe si hay plagas en su planta suculenta

Vea si puede encontrar evidencia de plagas, incluidas hojas y tallos marchitos o dañados, insectos o huevos.

Es esencial poner en cuarentena y tratar las plantas nuevas hasta que esté seguro de que están libres de plagas. Asegúrate de hacer esto después de comprar una suculenta.

[5] Retire las hojas secas o deshidratadas.

Las plagas pueden esconderse en esto y su descomposición puede provocar moho y podredumbre. También corta flores secas y tallos muy leñosos. Elimine el polvo o la suciedad con un cepillo suave o un soplador, teniendo cuidado de no dañar la farina.

[6] Extiende tus suculentas

Es posible que desee propagar sus suculentas según el tamaño, la condición y la especie de sus plantas.

  Cómo rociar plantas de higo de hoja de violín (todo lo que necesita saber)

Es posible dividir una suculenta bien desarrollada en plantas más pequeñas si la planta está sana y tiene un buen tamaño.

[7] Reemplace el frasco

Elige una maceta que te guste y creas que será adecuada para tus suculentas. Asegúrate de que las macetas sean del tamaño adecuado para las plantas y tengan orificios de drenaje (a menos que decidas hacer un terrario). Considere también el diseño, los colores y los materiales.

[8] Cambiar el sustrato

Es una buena idea cambiar el sustrato en el que estará la planta por uno en el que pueda confiar.

Esto asegura que no haya plagas en el sustrato que puedan propagarse a otras plantas. Trate de encontrar un sustrato adecuado para suculentas en su clima.

Además, algunas suculentas se venden en sustratos inadecuados para su crecimiento. Cuando se trata de propagar nuestras suculentas, algunos viveros y tiendas usan sustratos livianos y económicos.

Por eso siempre recomiendo cambiar el sustrato en el que vienen por una mezcla confiable, comprada o casera.

[9] Las suculentas se benefician del mulching

El mantillo suculento no es solo por estética; en este artículo te explicamos los beneficios de aplicar una capa de “piedras” al sustrato de tus suculentas.

Debes elegir el que más te guste y creas que se adapta mejor a tus plantas.

Como regla general, no riegues tus suculentas el día del trasplante. Las raíces de las suculentas pueden dañarse durante el trasplante debido a la naturaleza delicada de la planta.

Después del trasplante, tenemos que esperar al menos unos días antes de empezar a regar. Esto permitirá que sus suculentas se curen y prevenga posibles problemas de pudrición.

  Planta de aloe quemada por el sol - Síntomas, cómo revivir (las hojas se vuelven marrones)

[10] trasplante

Tras un periodo de descanso, cuando hayas identificado tus plantas, aprendido sus necesidades específicas y comprobado o puesto en práctica los puntos anteriores, es el momento de trasplantar.

[11] Enmienda

Después del trasplante, puede regarlo y colocar sus suculentas en el lugar donde las colocó de forma permanente.

Las plantas tienen necesidades específicas, así que asegúrese de que la ubicación que elija sea adecuada. Por ejemplo, revisa la iluminación, si llueve o si controlas el riego, las temperaturas a las que están expuestos, etc.

Si la «ubicación final» de su suculenta requiere un ajuste significativo, asegúrese de que funcione. Esté atento a cualquier cambio repentino en su condición. Haz los cambios gradualmente.

Por ejemplo, si mueve una suculenta de un interior cálido a un exterior frío, sáquela durante media hora primero. Luego, al día siguiente, durante una hora, aumenta gradualmente el tiempo hasta dejarlo afuera de forma permanente.

Otro ejemplo es que puedes aumentar gradualmente el tiempo de exposición de tus suculentas para que se acostumbren a más luz. Recomiendo agregar media hora o una hora todos los días.

Esté atento a cómo sus plantas están respondiendo a los cambios. Depende de ellos decirte si son felices o no.

Como paso final, considere tomar algunas fotos de sus suculentas para futuras referencias.

Con estas fotos como prueba, puede ver cuánto han cambiado desde que las sostuvo por primera vez y cuánto han crecido desde entonces.

Comparte tu aprecio