Physical Address

304 North Cardinal St.
Dorchester Center, MA 02124

4 formas de arreglar una planta de aloe muy pesada

Si tienes una planta de aloe vera muy pesada, ¿te preguntas qué hacer con ella?

Las plantas de aloe pueden volverse pesadas si son demasiado grandes para su contenedor porque crecen rápidamente. Como resultado, están desordenadas y a menudo se caen, dañando otras plantas del hogar.

Trasplantar una planta de aloe es la mejor manera de arreglar un aloe muy pesado. Utilice una maceta de 1 a 2 tamaños más grande y tierra para macetas bien drenada. Antes de trasplantar su aloe, al podarlo, retire las hojas dañadas y recorte las hojas exteriores. También puedes tomar cachorros de un padre con mucho peso en aloe.

¿Por qué mi planta de aloe no está erguida?

La pesada planta superior de aloe se cae
La pesada planta superior de aloe se cae

Las plantas de aloe son populares por su resistencia. Incluso en las condiciones más duras, son prácticamente indestructibles. Entonces, ¿por qué fracasaría una planta de aloe súper fuerte?

Las siguientes son las causas más comunes del marchitamiento de la planta de aloe:

Tu aloe ha desarrollado una forma muy pesada

Top heavy es una forma elegante de decir que su planta de aloe ha superado su contenedor.

Pero no ayuda que las raíces de estas suculentas se encuentren entre las menos profundas.

Las plantas de aloe, como plantas de rápido crecimiento, llenarán rápidamente el espacio del contenedor y deben trasplantarse según sea necesario para evitar que se vuelvan pesadas.

Si su planta de aloe está en una maceta del tamaño incorrecto, naturalmente tendrá dificultades para mantenerse erguida cuando sea necesario.

Como resultado, se caerá y dañará otras plantas. Peor aún, dañará las hojas o hará que el tallo se parta por la mitad.

Mezcla para macetas incorrecta

El aloe vera prospera en una variedad de tipos de suelo, desde franco hasta arenoso. Sin embargo, en maceta, el medio de cultivo debe tener buen drenaje.

Su hábitat natural suelen ser las laderas, por lo que están acostumbradas a un buen drenaje.

  Tallo roto de Dracaena (esto es lo que debes hacer)

Pueden ocurrir infecciones por hongos y pudrición de las raíces si el suelo no se drena adecuadamente. Esto daña las raíces y hace que la planta de aloe se caiga bajo el peso de las hojas.

Si no sabes cómo hacer tu propia mezcla de aloe, compra un buen lote de mezcla de cactus (consulta el último precio en Amazon aquí).

Posteriormente se pueden mejorar las propiedades de drenaje añadiendo arena, perlita o vermiculita.

Problemas de agua y pudrición de las raíces.

Signos de pudrición de la raíz de aloe vera
Signos de pudrición de la raíz de aloe vera

La buena noticia es que las plantas de aloe pueden tolerar bastante bien las condiciones secas.

Al regar tus plantas, deja que el medio de cultivo se seque completamente entre cada planta.

Las hojas de aloe se vuelven amarillas y se caen cuando se exponen a un estrés hídrico extremo, como una sequía prolongada o un riego excesivo.

Si tienes una planta de aloe en el exterior, evita regarla durante la temporada de lluvias.

Recuerde que la mayoría de las plantas de aloe vera permanecen inactivas durante los fríos meses de invierno, así que no las riegue.

Mala iluminación

El aloe vera es una planta tolerante a la sequía y amante del sol. Por ello, colócala en un lugar con mucha luz solar, pero no directamente, para evitar que se quemen las frágiles hojas.

Suponga que no le da a su planta suficiente luz solar durante un período prolongado.

En ese caso, es posible que no se mantenga en pie e incluso que se caiga. Las hojas inferiores deberían volverse amarillas si la planta no está contenta con la falta de luz solar.

Estrés térmico, corrientes de aire frío o heladas

Las plantas de aloe se desarrollan mejor y están en mejor forma cuando la temperatura está entre 13 y 27°C.

Puede tolerar temperaturas de hasta 4°C, pero no soporta las heladas ni las corrientes de aire frías.

Como la mayoría de las plantas, necesita las condiciones adecuadas para desarrollar raíces fuertes y mantenerse equilibrada.

Si la temperatura sube demasiado, las hojas de aloe se encogerán y la planta no aguantará como se esperaba.

Las temperaturas inferiores a 4°C o las corrientes de aire frías también pueden dañar las raíces de las plantas de aloe y hacerlas más vulnerables a infecciones bacterianas y fúngicas.

Pero esto también tendrá el mismo resultado: los problemas de raíz harán que la planta se caiga o no esté en la posición correcta.

Cómo arreglar una planta de aloe muy pesada

Una planta de aloe vera muy pesada probablemente sea demasiado grande para su contenedor y se inclinará o caerá. El trasplante es la solución natural más sencilla y eficaz a este problema.

Estos son los pasos más importantes para dividir, limpiar y trasplantar su planta de aloe más pesada:

Paso 1: cosechar las hojas exteriores grandes

Cosechando las grandes hojas exteriores.
Cosechando las grandes hojas exteriores.

Déjame ser muy claro: nunca debes quitar las hojas centrales. Desempeñan un papel crucial en el bienestar general de la planta.

  Cómo cuidar una Dracaena al aire libre - Reino Unido, EE. UU. y más

Las hojas exteriores suelen ser más grandes y pesadas. Por lo tanto, constituyen la mayor parte del peso del aloe vera en la parte superior.

Las hojas exteriores más grandes de la planta de aloe se pueden cosechar para evitar que crezca demasiado.

Además, puedes utilizar su gel con fines medicinales y de belleza si los cortas por la base.

Las hojas de aloe también se conservan bien en lugares frescos y secos. Por supuesto, puedes tirarlos a la basura si no los necesitas.

El uso de hojas más grandes de cualquier forma dará como resultado una planta menos pesada y menos posibilidades de caerse.

Paso 2: divide tu planta de aloe superior y pesada

Primero se quita la planta que pesa demasiado en la parte superior. Luego, elimine con cuidado la mayor cantidad posible del sistema de raíces. Esto le brinda una buena vista del cepellón.

En esta etapa es el momento de identificar y dividir las plantas o crías.

Luego se pueden separar fácilmente de su planta madre y replantar de forma independiente.

Sería genial si se pudieran dividir las raíces. Pero si no tienen raíces, sus posibilidades de supervivencia son prácticamente nulas.

Saque los cachorros que no se puedan separar fácilmente con un cuchillo o unas tijeras afilados y esterilizados.

Paso 3: Permita que las plantas de aloe divididas sanen

Aunque los brotes, los jóvenes y las hojas enteras se pueden separar de la planta madre, es crucial que se les permita sanar.

Si se deja un corte en el lugar correcto, sanará en aproximadamente 24 horas. Durante este tiempo, se formarán callos alrededor o sobre la herida o corte.

Paso 4: replantar o trasplantar tu aloe

Después de cortar un buen trozo de la base de la planta de aloe, dale unos días para que sane. Esto permite que el área cortada sane y desarrolle callos.

Para crear una capa protectora, extiende las hojas secas sobre el gel y deja que se sequen por completo.

Para que esto suceda, deberían pasar de dos a tres días.

El siguiente paso es agregar la mezcla de tierra arcillosa y enterrar la hoja hasta un tercio de su profundidad. No olvides rociar un poco de agua sobre la hoja.

Asegúrese de que la tierra para macetas esté húmeda pero no empapada durante los primeros 30 días después del trasplante. Eso sí, debe estar mojado o pantanoso.

Las nuevas raíces del aloe aparecerán poco después del trasplante.

Manténgalo cerca de una ventana que reciba mucha luz solar y riéguelo solo cuando sea necesario (aproximadamente una vez a la semana).

Repare la planta de aloe superior pesada recortándola

Una planta de aloe que sea demasiado pesada en la parte superior se puede podar fácilmente para aligerarla.

  ¿Por qué mi hortensia tiene flores pequeñas? ¿Cómo lo soluciono?

El resultado es una planta de aloe vera bien podada que no se cae y que aún puede eliminar el material vegetal muerto o antiestético.

Podar una planta de aloe con mucha densidad requiere tres pasos principales. Estos son algunos de los más destacables:

1- Comienza a podar tu planta de aloe

Unas tijeras, un cuchillo o unas tijeras de jardinería son las mejores herramientas para este trabajo. Pero primero es necesario limpiar y desinfectar el instrumento en una solución 1:10 de lejía y agua.

Asegúrese de que el instrumento esté razonablemente afilado para no hacer más daño que bien a su planta de aloe. Los cortes irregulares o contundentes tardan más en sanar.

2- Corta las hojas dañadas

La poda es un buen momento para cortar las hojas muertas, enfermas o confusas. Como regla general, no se preocupe por las hojas que se hayan vuelto marrones o deformadas.

3. Poda las hojas exteriores.

Nuevamente, las hojas exteriores de una planta de aloe vera son más pesadas y más grandes que las hojas interiores.

Por lo tanto, es útil eliminarlos para dar más espacio para respirar a los restantes.

Pero lo más importante es que quitará algo de peso de la parte superior de la planta.

Cómo trasplantar una planta de aloe superior y pesada

A continuación se explica cómo trasplantar y trasplantar una planta de aloe muy pesada:

1- Elige la maceta adecuada

Al plantar su planta de aloe, asegúrese de utilizar una maceta con buen drenaje. La maceta debe ser un tamaño mayor en ancho que en profundidad. Con tres o más agujeros de drenaje prefiero una maceta de terracota.

2- Seleccione la mezcla para macetas correcta

No reutilice la tierra para macetas. Las mezclas de cactus se utilizan a menudo en mis plantas de aloe.

Perlita, corteza de orquídea o arena gruesa es todo lo que se necesita para mantenerlos bien drenados, pero lo ideal sería un poco de suelo arcilloso. (Fuente: Universidad Estatal de Carolina del Norte)

3- Pon la olla

Cubra los orificios de drenaje con una malla o toallas de papel en la parte inferior. Esto asegura que el suelo no se hunda.

4- Planta tu Aloe Vera

Llene la maceta nueva hasta aproximadamente un tercio de su capacidad y luego trasplante su planta de aloe en ella. Cubre las raíces con más mezcla de tierra.

5- Acabado

Agregue más corteza de orquídea a la parte superior de la tierra y riegue ligeramente. Puedes usar estacas para mantener la planta de aloe en su lugar hasta que se establezca nuevamente en la nueva maceta.

Cómo sostener una planta de aloe muy pesada

Utilice estacas y cuerdas de yute para sostener una planta de aloe vera muy pesada.

¡Compartir es demostrar interés!

Comparte tu aprecio