Physical Address

304 North Cardinal St.
Dorchester Center, MA 02124

6 razones por las que tu Gardenia no florece

Si nunca te ha roto el corazón una planta, ¡intenta cultivar una gardenia!

Las flores de Gardenia son obra de un cuento de hadas, si ese cuento de hadas Ricitos de oro y los tres osos. Todo tiene que estar «bien» para que Goldilocks (me refiero a la gardenia) se asiente en tu jardín. Necesitas la cantidad justa de luz solar, la temperatura justa y la cantidad justa de agua.

El problema a menudo no es que las gardenias no produzcan flores, sino que una vez que han formado capullos, los capullos a menudo se vuelven marrones y caen sin siquiera abrirse. En cierto modo, generar esperanza conduce a más decepciones cuando tu gardenia no florece, ¿no es así?

Las gardenias son los ricitos de oro del mundo vegetal.

Pero no te culpes por las infelices gardenias. Estas plantas tienen la reputación de ser de alto mantenimiento, lo que no ayuda con la transición del invernadero del productor a su propio patio trasero.

En un entorno de invernadero comercial, los cultivadores experimentados tienen las condiciones ambientales adecuadas para mantener felices a las gardenias. Pueden controlar fácilmente la temperatura, la humedad y la cantidad de nutrientes que reciben las plantas.

La mayoría de las plantas necesitan un período de aclimatación a medida que pasan de este entorno ideal a lo que sea que proporcionen nuestros patios traseros. Pero las gardenias, que son particularmente sensibles a los cambios más pequeños, a menudo no sobreviven muy bien a este período de adaptación.

Así que no se deje tentar con demasiada frecuencia por el canto de esta sirena, ya que su brillante follaje verde oscuro y sus fragantes flores lo atraen.

Las gardenias son un poco quisquillosas y temperamentales, pero con un poco de cuidado y mucha paciencia, se convertirán en hermosas flores ornamentales que ocuparán un lugar privilegiado en su jardín.

Si eres lo suficientemente valiente como para intentar cultivar esta planta en tu jardín, pero crees que es posible que tu gardenia no florezca este año, aquí hay algunas razones por las cuales y cómo arreglarlas.

1. Tu gardenia necesita la cantidad justa de luz solar.

Si existiera una ecuación para las gardenias perfectas, se vería así:

Luz brillante + temperaturas frescas + humedad alta = gardenia feliz

Si solo fuera tan fácil llegar a esto, ¿verdad?

El problema, como habrás notado, es que los tres elementos anteriores no necesariamente van bien juntos. Mucha luz solar a menudo va de la mano con temperaturas más cálidas y no siempre con mucha humedad.

Para una abundancia de flores, las gardenias necesitan ocho horas de luz solar.

Las gardenias crecen mejor en las zonas USDA 8-12, y crecen especialmente bien en microclimas similares a los de sus regiones nativas tropicales y subtropicales en Asia, África y Australia. Su gardenia prosperará a pleno sol o sombra parcial, pero con algunas advertencias. Es mejor si recibe las cuatro a seis horas completas de sol por la mañana, en lugar del fuerte sol del mediodía. Y es aún mejor si la sombra parcial es una sombra moteada en lugar de una sombra completa. La sombra intensa conduce a un patrón de floración deficiente en primavera y verano.

  ¿Qué plantas funerarias se pueden plantar en el exterior? (6 ideas)

Si su gardenia se estresa por el calor debido a demasiada luz solar directa combinada con altas temperaturas, se formarán los capullos, pero pueden volverse marrones y caer antes de que hayan tenido la oportunidad de abrirse. Por otro lado, si la planta no recibe suficiente sol, es posible que ni siquiera florezca.

Gardenia responde al estrés por calor dejando caer flores y volviéndose amarilla.

Como mencioné anteriormente, a tu gardenia no le gustará ninguno de los dos extremos. No florecerán por completo si las temperaturas son demasiado altas o bajas.

Las gardenias prefieren temperaturas nocturnas frescas de alrededor de 50F, pero no más de 60F, y temperaturas diurnas suaves que rondan los 70-75F. También necesitan al menos 12 horas de oscuridad ininterrumpida para formar capullos, así que asegúrate de no plantar tu camelia bajo las luces del porche o focos que permanezcan encendidos toda la noche.

Permítanme reiterar que las gardenias son plantas inconstantes y cualquier cambio repentino de temperatura puede provocar la caída de brotes y hojas, incluso en una planta madura.

Las elegantes flores de gardenia son muy fragantes.

Si necesita mover su gardenia a un lugar más soleado, espere hasta el otoño para hacerlo. Las gardenias no toleran muy bien la perturbación de las raíces, por lo que es importante que cuando las levante del suelo, elimine la mayor parte de la estructura de la raíz que pueda manejar de manera segura. Vuelva a plantarlo a la misma profundidad en su nueva ubicación.

2. Tu gardenia necesita tierra ácida.

Las gardenias necesitan un suelo ácido con un pH entre 5,0 y 6,0 para florecer. Debido a que las gardenias son tan preciosas y, a menudo, caras en comparación con la planta con flores promedio, haga una prueba de suelo antes de decidir si comprar una gardenia para su jardín.

Las gardenias necesitan enmiendas del suelo al menos una vez al año.

Puede enmendar su suelo para hacerlo más ácido incorporando más materia orgánica en su lecho de plantación. El compost, la corteza triturada, las agujas de pino y la paja son buenas opciones que ayudarán a mejorar la acidez de su suelo. Echa un vistazo a este artículo para obtener algunas ideas más al respecto. Cómo hacer que tu suelo sea más ácido.

  Manjula Pothos vs Marble Queen (Diferencias y Similitudes)

3. Tu gardenia necesita suficiente humedad.

No hay suficiente humedad en el suelo o demasiada humedad puede causar la caída de brotes malignos en las gardenias.

Si su gardenia no obtiene suficiente agua del suelo, dejará caer sus capullos antes de abrirse para conservar los recursos durante los períodos secos. Del mismo modo, si su gardenia está plantada en un suelo con mal drenaje, donde el agua simplemente se acumula alrededor de las raíces, su gardenia puede estar luchando contra la pudrición de la raíz.

Riegue su planta profundamente cada vez que las dos pulgadas superiores del suelo se sientan secas al tacto, asegurándose de mantener el suelo uniformemente húmedo. Si crees que el riego por goteo será la solución, me temo que no es tan sencillo.

Una pequeña cantidad de agua poco profunda a la vez fomenta el desarrollo de raíces poco profundas que son menos útiles para que la planta absorba nutrientes. El riego profundo es importante para las plantas que están floreciendo porque fomenta un sistema de raíces fuerte. Asegúrese de seguir regando incluso después de que la planta haya terminado de florecer para fomentar un desarrollo vigoroso para la próxima temporada de crecimiento.

Mientras tanto, asegúrese de que no entre agua en las hojas ni en los cogollos.

No dejes tu gardenia tranquila en el verano.

Una buena capa de mantillo hace maravillas para mantener la tierra uniformemente húmeda y mantener constante la temperatura subterránea, incluso durante los períodos de calor intenso. Una buena opción de mantillo es aquella que acidifica el suelo a medida que se descompone, como la corteza o las agujas de pino.

4. Tu gardenia necesita suficientes nutrientes.

Las gardenias prosperarán en un suelo rico en nutrientes. Su primera tarea debe ser mejorar el suelo agregando compost orgánico y estiércol bien descompuesto antes de poner una nueva planta en el suelo. Agregue una nueva capa cada año en primavera para evitar el agotamiento del suelo.

También puede fertilizar su gardenia con el mismo fertilizante que usa para sus otras plantas amantes de los ácidos, como los rododendros y las camelias. Puede usar un fertilizante 10-8-8 o 12-6-6 mensualmente o cada seis semanas desde marzo hasta finales de agosto, pero no fertilice al final del año.

Puedes alimentar a la gardenia con fertilizante diseñado para plantas amantes de los ácidos.

La fertilización a fines del otoño fomenta un nuevo crecimiento que es muy vulnerable a las bajas temperaturas. Así que dale a la planta suficiente tiempo para descansar y prepararse para la estación fría.

  3 razones por las que tu azalea (hojas y flores) se están marchitando

Vale la pena señalar que demasiado fertilizante también dañará su gardenia. La adición de fertilizante demasiado concentrado o con demasiada frecuencia provoca un exceso de sales en el suelo, lo que puede provocar la desecación de las raíces.

5. Mantenga su gardenia libre de plagas.

Desafortunadamente, la gardenia es un imán de plagas y las plagas pueden interferir con la formación de flores y la floración. Los huéspedes no deseados, como pulgones, moscas blancas, trips y arañas rojas, son una ocurrencia común con el crecimiento de nuevas gardenias.

Para evitar infestaciones, revise el follaje de su gardenia regularmente, prestando mucha atención a la parte inferior de las hojas y a los tallos.

El follaje de Gardenia es muy susceptible a las plagas.

Si ve signos de problemas, haga todo lo posible para evitar la tentación de usar insecticidas sintéticos que pueden dañar tanto a su planta como a la población local de insectos benéficos. Primero puedes intentar eliminar las plagas a mano o con un fuerte chorro de agua. Si lo hizo un poco tarde y la infestación se ha extendido, puede rociar una solución de aceite de neem directamente sobre las áreas afectadas. Es posible que deba repetir el proceso para asegurarse de obtener todas las larvas y ninfas.

6. Tu gardenia no tolerará la poda tardía.

Su gardenia necesita una poda ligera para fomentar la ramificación y mantener un crecimiento compacto y armonioso en su jardín. Sin embargo, dado que las gardenias se preparan para las floraciones del próximo año durante el último verano y otoño, asegúrese siempre de podar lo suficientemente temprano en el verano para no cortar accidentalmente los nuevos brotes que han surgido. Puede eliminar las flores marchitas en cualquier momento, pero espere hasta que todas las flores hayan terminado de florecer antes de comenzar a podar los tallos y las ramas.

Si su gardenia florece dos veces al año, no la pode hasta que termine la segunda floración.

Si está cultivando uno de los cultivares de gardenia más nuevos que florecen dos veces en el mismo año, siempre pode después de la segunda floración.

Es cierto que las gardenias no son para los pusilánimes ya que dejan poco margen de error. Es cierto que atraviesas una montaña rusa de emociones, pero con un poco de suerte saldrás del otro lado como el orgulloso jardinero que hizo florecer una gardenia.

Una vez que sus fragantes flores de color blanco cremoso se abren en primavera, te alegrarás de haberlo dado todo. En climas más templados, tus esfuerzos se verán recompensados ​​con casi dos meses de floración.

Comparte tu aprecio