Physical Address

304 North Cardinal St.
Dorchester Center, MA 02124

6 señales de que la violeta africana está muriendo (aquí se explica cómo devolverla a la vida)

Si nota que su amada violeta africana se ve menos vibrante y parece marchitarse lentamente, es posible que se sienta un poco impotente o inseguro de la causa. No tienes que preocuparte porque este artículo te trae buenas noticias.

Las violetas africanas pueden morir por deshidratación, variaciones de luz, humedad o temperatura, exceso de agua o exposición a corrientes de aire directas del aire acondicionado. La pudrición de la raíz, a menudo causada por un drenaje deficiente, también puede causar marchitez. Es importante identificar y corregir estos factores para revivir la planta.

¿Cómo sé si mi violeta africana se está muriendo?

Las violetas africanas también son excelentes comunicadoras y mostrarán los siguientes signos y síntomas obvios cuando estén angustiadas o muriendo.

¿Las hojas caídas indican que una violeta africana está muriendo?

Las hojas de mi violeta africana recientemente comenzaron a marchitarse y ablandarse a pesar de ser regadas con regularidad. Como las flores seguían floreciendo maravillosamente, me rasqué la cabeza: ¿qué podría estar causando este problema y cómo puedo solucionarlo? Temí lo peor porque el marchitamiento es a menudo un signo de una violeta africana moribunda.

Si te encuentras ante una situación similar, tu violeta africana puede estar deshidratada o estresada por los cambios de luz, humedad o temperatura.

Es posible que hayas descuidado el riego por un tiempo. Si es así, un riego a fondo puede devolverle la vida en unas horas o un día.

Sorprendentemente, el villano en mi caso fue el aire acondicionado. Incluso si hacemos todo bien, aún debemos verificar si hay áreas con corrientes de aire.

Aunque las violetas africanas aprecian una buena circulación de aire, no pueden soportar corrientes de aire frías o calientes directas a través de puertas, ventanas o conductos de ventilación abiertos.

Otra causa menos notable del marchitamiento de las hojas es la pudrición de las raíces. Puede que no sea visible inmediatamente, pero cuando llega a las partes superiores de la planta suele ser demasiado tarde.

Si su planta está floreciendo pero las hojas están caídas, la pudrición de la raíz es un culpable menos probable. En tales casos, los tallos se ablandan y las hojas se marchitan debido al suministro insuficiente de humedad y nutrientes de las raíces.

Hay varios factores que pueden contribuir a enfermedades fúngicas como la pudrición de la raíz:

  1. Tu planta vive en una maceta sin agujeros de drenaje.
  2. Riegas con demasiada frecuencia.
  3. El suelo no está bien drenado.
  4. La temperatura del suelo es demasiado baja.
  5. Le ha dado demasiada agua después de un período prolongado de sequía.

Además, a medida que la planta envejece, las hojas inferiores, el tallo y las raíces se vuelven más susceptibles a la pudrición de las raíces.

A diferencia de otras plantas, estas partes viejas pueden pudrirse si no podas las hojas y raíces más viejas o si no trasplantas la planta.

He descubierto que si una violeta africana está enferma, es probable que sea la causa de la pudrición de la raíz el 75% de las veces. Entonces, ¿qué medidas debes tomar si descubres que tu violeta africana está combatiendo la pudrición de la raíz? Aquí está mi plan de acción:

  1. Retire con cuidado la planta de la maceta.
  2. Enjuague las raíces con agua. Si no son blancos y firmes, probablemente estén infectados.
  3. Deseche las hojas inferiores más viejas; esto no es perjudicial para la planta.
  4. Corte las raíces blandas, negras y podridas y guarde tantas raíces sanas como sea posible.
  5. Corta también las partes afectadas del tallo, dejando intactas las partes sanas.
  6. Remoje toda la planta y el sistema de raíces en una solución fungicida para eliminar los agentes fúngicos residuales.
  7. Coloque la planta en tierra fresca y cúbrala con una bolsa de plástico transparente.
  8. Mantenga la planta en una habitación fresca y con mucha luz. Si es posible, colóquelo debajo de una luz de cultivo LED.
  9. Una vez que se hayan formado nuevas raíces, vuelva a plantar su violeta africana en una maceta permanente con tierra para macetas de alta calidad.
  Las 15 mejores variedades de Monstera para disfrutar en tu hogar

Sin embargo, si todo el sistema de raíces y el tallo están gravemente infectados, es mejor desechar toda la planta y la tierra.

Plántulas de violeta africana muriendo

Una vez me encontré con una situación en la que mis plántulas de violeta africana murieron poco después del trasplante. A pesar de mis mejores esfuerzos por mantener la tierra más seca para evitar la pudrición de las raíces, las plántulas no pudieron volver a la vida en diez días.

Se me ocurrió que las plántulas estaban expuestas a la luz solar directa a través de la ventana, lo que no les gusta a las violetas africanas.

Estas delicadas plantas prosperan en ambientes que las personas encuentran cómodas en términos de temperatura.

Al proporcionar suficiente luz solar y crear una habitación acogedora donde vives, podrás disfrutar de las flores durante todo el año.

Además, las plántulas de violeta africana son sensibles a la humedad excesiva. Si las riegas con agua fría o con agua que no esté a temperatura ambiente, las plántulas pueden morir e incluso las plantas maduras pueden dejar caer sus flores.

Dada la sensibilidad de la situación, he tomado precauciones adicionales para proteger mis plántulas.

Los mantuve en mi habitación, lejos de corrientes de aire, y mantuve una temperatura ambiente agradable para crear un ambiente acogedor y que poco a poco volviera a la vida.

Así que recuerde no colocar sus plántulas de violeta africana en la entrada o demasiado cerca de una ventana fresca. Mantenlos a una distancia cercana para protegerlos.

Para promover el crecimiento y revivir las plántulas en dificultades, el primer paso es aumentar la cantidad de hojas en cada planta.

Esto permite que la planta produzca más alimento y apoya la producción de nuevos cogollos, lo que finalmente le devuelve la vida.

El nuevo crecimiento de violeta africana se vuelve marrón y crujiente: ¿qué está pasando?

¿Has notado que tu violeta africana se está marchitando y el nuevo crecimiento en el centro se está volviendo marrón y crujiente? ¿Tiene problemas para entender qué podría estar mal, especialmente si las raíces parecen completamente sanas?

Si nota que el crecimiento en la parte superior central se está volviendo marrón y crujiente, es posible que el aire esté demasiado seco o que haya demasiada exposición directa al sol.

  Calathea orbifolia Consejos para un cuidado adecuado

A veces es una combinación de ambos. Puedes combatir esto usando una cortina transparente para filtrar la luz solar directa y dejar entrar una suave brisa y humedad exterior.

Cuando el aire de tu hogar es demasiado seco, una solución sencilla es utilizar una bandeja humectante o colocar un humidificador cerca de la planta.

Una situación de suelo demasiado seca también puede causar problemas. Puede evitar que el agua llegue al sistema de raíces profundas de la planta, provocando una mayor deshidratación.

Cuando esto suceda, intenta sumergir toda la planta en un balde de agua (aproximadamente 1 galón) para que absorba toda el agua que necesita.

Sumergir la maceta en agua creará burbujas de aire, una buena señal de que el agua se está filtrando en el suelo. Déjelo reposar durante unos minutos para asegurar la máxima absorción.

Una vez que la planta se haya empapado completamente, colóquela en un lugar con sombra brillante y abundante circulación de aire. Esto ayudará a que la superficie del suelo se seque.

Si su planta todavía parece estar muriendo a pesar de estos esfuerzos, puede que sea el momento de dejarla ir. Pero recuerda: ¡las violetas africanas son resistentes!

Existe la posibilidad de que broten nuevos brotes no del centro, sino de los lados. Después de completar estos pasos, necesitará monitorear su instalación por un tiempo. ¡No pierdas la esperanza, todavía puede recuperarse!

Las puntas y los bordes de las hojas se vuelven marrones.

¿Has notado que las puntas o los bordes de las hojas de tu violeta africana se ven quemados, secos o marrones? Si es así, esto podría ser una señal de que recientemente has aplicado demasiado fertilizante.

Las puntas marrones de las hojas pueden deberse a varias causas, como la exposición a la luz solar directa, sequía extrema o baja humedad. Además, el tipo de agua que utilices puede ser un factor.

Si riegas tu planta con agua del grifo de la ciudad, puede contener cloro y flúor, lo que puede dañar el crecimiento de tu violeta africana.

Con el tiempo, esta agua «dura» puede ralentizar significativamente el progreso de la planta y dañar otras partes.

Desafortunadamente, una vez que una hoja se daña, no se puede restaurar a su estado original. Sin embargo, puedes evitarlo en el futuro.

A la hora de fertilizar, como regla general recomiendo utilizar la mitad de la cantidad recomendada en el paquete.

En cuanto al riego, considera utilizar agua de lluvia o nieve derretida. Si debes usar agua del grifo, asegúrate de filtrarla primero o déjala reposar en un frasco durante al menos 24 horas.

Esto permite que las sales y los metales pesados ​​se depositen en el fondo. Luego utilice con cuidado el agua de arriba sin agitar la olla para evitar mover los elementos sedimentados.

Estos pequeños cambios pueden ayudar a que la violeta africana prospere y evite que las puntas y los bordes de las hojas se doren.

Ten en cuenta que la clave para una planta sana es el equilibrio en todos los aspectos, desde la fertilización hasta la hidratación y la exposición a la luz.

Pudrición del tallo y la corona de las violetas africanas.

La pudrición del tallo y la corona es una forma grave de pudrición del tallo de las violetas africanas, causada por un hongo conocido como Pythium ultimum. Esta enfermedad puede ser devastadora para la planta y, a menudo, provoca un deterioro irreversible si la planta se desarrolla demasiado.

  Guía de cuidado y propagación de Echeveria 'Seaglass'

Esta podredumbre generalmente prospera en condiciones de exceso de agua y humedad constante, infectando primero las raíces antes de ascender a través del tallo.

Reconocer un tallo infectado no es complicado; el tallo muestra una textura suave y pantanosa, que se extiende desde la base hasta la parte superior.

Con la pudrición de la corona, las raíces de la violeta africana se vuelven oscuras y suaves. Desafortunadamente, este síntoma alarmante muchas veces pasa desapercibido porque las raíces están bajo tierra.

El signo más visible de esta enfermedad es el marchitamiento y el color amarillento de las hojas, lo que eventualmente provoca la caída de las mismas.

Los aleros de violeta africana se vuelven amarillos

La clave para controlar la pudrición de las violetas africanas es la prevención. Nunca dejes que la tierra se seque demasiado, pero deja que se sienta seca entre riegos.

Si su planta ya está infectada con pudrición de la corona, lamentablemente no se conoce ningún tratamiento eficaz.

Lo mejor es desechar la planta y su medio de cultivo. Recuerda esterilizar bien la maceta antes de volver a usarla para evitar que el moho se propague a nuevas plantas.

La violeta africana pierde flores

Las flores vibrantes y saludables de tu planta te indican que está floreciendo y feliz. Pero si esas hermosas flores comienzan a caerse, podría deberse a varios problemas: tal vez sea un cambio brusco de temperatura, falta de nutrientes específicos o un problema de riego.

Si notas que tu planta está perdiendo más flores de lo normal, es probable que se sienta deshidratada. Dale a tu amigo sediento un trago fuerte; te lo agradecerá.

Una forma segura de mantener su violeta africana robusta y próspera es tratarla con un poco de ‘Fertilizante potenciador de floración‘.

Aplicarlo tanto en las hojas como en las raíces; este tratamiento repleto de nutrientes promueve una floración exuberante y continua. Imagínese tener un pequeño pedazo de maravilla natural en su hogar que ilumine su espacio y su día.

Puntos claves de aprendizaje

  1. Su violeta africana puede marchitarse debido a la deshidratación, la luz, la humedad o los cambios de temperatura, y la pudrición de la raíz es un culpable común que puede remediarse trasplantando y tratando con un fungicida.
  2. La luz solar directa o las corrientes de aire frías pueden dañar las plántulas de violeta africana, así que manténgalas en una habitación cómoda con luz indirecta para un crecimiento saludable.
  3. Si el nuevo crecimiento de la violeta africana se vuelve marrón y crujiente, podría ser una señal de demasiada luz solar directa o poca humedad. Ambos pueden gestionarse ajustando la ubicación de la planta o utilizando un humidificador.
  4. Las puntas o bordes de las hojas marrones pueden indicar demasiado fertilizante o el uso de agua «dura». Por tanto, es aconsejable reducir los fertilizantes y utilizar en su lugar agua de lluvia o agua del grifo filtrada.
  5. Una pérdida repentina de flores en tu violeta africana podría indicar un cambio de temperatura o una falta de nutrientes específicos. Puedes promover la floración mediante ‘Fertilizante potenciador de floración‘.

¡Compartir es demostrar interés!

Comparte tu aprecio