Physical Address

304 North Cardinal St.
Dorchester Center, MA 02124

8 formas de saber cuándo una planta de interior necesita agua

Una de las cosas más difíciles del cuidado de las plantas de interior es saber cuándo regarlas. Es muy fácil regarlos en exceso o en exceso cuando te esfuerzas tanto por nutrirlos y cuidarlos. Este artículo le enseñará cómo saber cuándo una planta de interior necesita agua, en lugar de regar según un horario y esperar lo mejor.

8 formas de saber cuándo una planta de interior necesita agua:

  1. Pruebe la sequedad del suelo con el dedo.
  2. Pruebe la humedad del suelo con un palo o una brocheta.
  3. Compruebe si hay hojas marchitas o caídas.
  4. Compruebe si hay hojas amarillas o marrones.
  5. Compruebe si hay hojas secas y caída de hojas.
  6. Comprueba el color del suelo.
  7. Prueba el peso de la olla.
  8. Utilice un medidor de humedad del suelo.

Aprender a juzgar adecuadamente cuándo una planta de interior necesita agua es una de las cosas más importantes que puede aprender para ayudar a que sus plantas de interior prosperen. Voy a analizar cada una de las cosas que uso para ayudarme a saber cuándo y cuánto regar mis plantas de interior.

8 formas de saber cuándo regar una planta de interior

Siempre me sorprende lo fácil que es cometer un error al regar las plantas de interior. Obtienes una hermosa planta para llevarte a casa de la tienda y al principio va muy bien. Las hojas se ven hermosas y florecen maravillosamente.

No pasa mucho tiempo antes de que la planta parezca un poco triste y te preguntes dónde salió mal. El problema más común es el riego.

Mejoré mis habilidades para regar las plantas de interior aprendiendo de mis errores. Sí, he visto muchas víctimas de plantas. Lo más importante que aprendí es que debes evaluar tus plantas con regularidad y buscar pistas de que necesitan agua, en lugar de confiar en malos consejos para regar tus plantas según un horario regular.

Siga estos 8 consejos y estará bien encaminado para dominar el arte de regar las plantas de interior.

¿Cómo saber cuándo una planta de interior necesita agua?

1. Pruebe la sequedad del suelo con el dedo.

Una de las mejores formas de saber cuándo su planta de interior necesita agua es vigilar las condiciones del suelo. No necesitas equipos sofisticados ni técnicas complicadas para esto. Una simple prueba táctil puede ser suficiente para satisfacer las necesidades de riego.

Puede probar la sequedad del suelo metiendo el dedo en el suelo cada pocos días y sintiendo el nivel de humedad. La parte superior de la tierra puede parecer seca, pero debajo puede estar húmeda. Por eso es importante empujar el dedo unos centímetros hacia abajo para sentir si hay humedad debajo de la superficie.

El suelo generalmente se seca desde la superficie hacia abajo. Es posible que necesites regar algunas plantas tan pronto como la superficie se seque, otras cuando la pulgada superior se haya secado y algunas otras plantas no deben regarse hasta que la tierra esté completamente seca, hasta donde puedas sentir.

Muchas guías de cuidado de plantas, incluida la mayoría de mis artículos en este sitio, le indicarán cuándo regar su planta según la profundidad del suelo seco.

No seas excesivo con el riego. Si mantiene la tierra mojada/húmeda en todo momento, corre el riesgo de que las raíces se pudran, lo que puede provocar la muerte de su planta de interior.

Como ocurre con muchas cosas en la vida, regar las plantas de interior es un equilibrio. Si bien demasiada agua es más común y generalmente causa más problemas a los jardineros de interior, muy poca agua también es un problema.

Una vez que la tierra se haya secado en la medida recomendada, riegue bien la mayoría de las plantas de interior para que el agua drene por los orificios de drenaje inferiores. Después de esto, la tierra debería secarse hasta el nivel adecuado para la planta, sin importar cuánto tiempo tarde.

  ¿Por qué mis hojas de punta de flecha se vuelven amarillas? (Soluciones simples)

Para poner esto en perspectiva, tengo una planta de hierro fundido en una maceta grande en mi pasillo que solo necesita riego cada 6 a 8 semanas, pero tengo un Ficus Bonsai en un alféizar ligero que necesita agua casi a diario en el verano para obtenerlo.

2. Pruebe la humedad del suelo con un palo o una brocheta.

Es importante comprobar la humedad de la tierra en lo profundo de la maceta porque la apariencia de la tierra puede ser engañosa. Aunque la tierra puede parecer húmeda en la parte superior, justo debajo de la superficie o más abajo, donde están las raíces, puede estar completamente seca. A veces esto sucede cuando la gente riega sus plantas. En este caso, en lugar de empapar la tierra, sólo se vierte una pequeña cantidad de agua sobre la superficie.

Por lo general, la superficie parece seca, incluso si el suelo más profundo todavía está muy húmedo y la planta aún no necesita agua.

Puedes usar un palo o una brocheta para probar el contenido de humedad del suelo. Debes utilizar un palito sin tratar ni manchar, así que opta por un palillo o un palito de helado.

Debes introducir el palo al menos unos centímetros en el suelo, teniendo cuidado de evitar las raíces. La profundidad a la que insertas el palo depende de la planta. Si es necesario regar la planta una vez que la mitad superior del suelo esté seca, asegúrese de insertar la estaca al menos hasta la mitad del suelo.

Preste atención a hasta dónde ha insertado el palo, para poder estimar correctamente a qué profundidad se humedece la tierra. Puede marcar con un bolígrafo la estaca en la superficie del suelo o simplemente sostenerla en la superficie del suelo para asegurarse de saber la profundidad a la que comienza la humedad en el suelo.

Deje el palo en el suelo durante 1 o 2 minutos para que la humedad tenga la posibilidad de marcarlo. Retire el palo del suelo y lea los resultados.

A continuación se explica cómo leer los resultados:

  • Busque una mancha húmeda o mojada en el costado del palo. Esto indica que el suelo está húmedo a partir de este momento. La profundidad de la marca de humedad le permite decidir si su planta necesita agua dependiendo de las necesidades de la especie vegetal.
  • Si la caña muestra que el suelo permanece húmedo y no es necesario regar, repita otra prueba de humedad de la caña en unos días.
  • Si la barra muestra una mancha de humedad muy leve, puedes tomar otras medidas para determinar si es necesario regar.

3. Compruebe si hay hojas marchitas y caídas.

¿Cómo saber cuándo una planta de interior necesita agua para marchitarse?

Las plantas de interior se marchitan porque las hojas no tienen suficiente agua para estar regordetas y llenas de humedad. Puede parecer que no pueden soportar su propio peso y están empezando a marchitarse.

Las hojas de tu planta de interior tienen pequeños poros llamados estomas. Estos son los poros que utiliza la planta para absorber y liberar gases y humedad. Cuando la planta no tiene suficiente agua, intentará retener la humedad cerrando sus estomas, lo que detiene el proceso de transpiración.

Si las hojas empiezan a marchitarse, ya estás un poco retrasado en el riego, pero eso no significa que sea el final del camino para tu planta de interior. Si descubres el problema a tiempo, probablemente puedas solucionarlo regando la planta rápidamente. Las hojas deberían animarse y volver a verse llenas con bastante rapidez.

Tenga cuidado de no ver hojas marchitas y caídas y pensar automáticamente que su planta de interior necesita agua, ya que esto a veces es señal de otro problema no relacionado.

  ¿Con qué frecuencia se deben regar las plantas en un invernadero?

Es posible que se necesite más investigación, ya que una planta también puede marchitarse y caerse por otras razones, como sobrealimentación (fertilización excesiva), sobreexposición a la luz solar directa, enfermedades o plagas de insectos, pudrición de las raíces y también riego excesivo.

4. Compruebe si hay hojas amarillas o marrones.

Si las hojas de su planta de interior comienzan a cambiar de color, especialmente a un color amarillo o marrón, esto podría ser una señal de que no se está regando adecuadamente. En algunos casos, una planta de interior sedienta mostrará hojas amarillas o marrones.

Si no lo notas de inmediato, las hojas pueden incluso secarse o quedar «crujientes» en los bordes exteriores. Es importante prestar atención a la salud diaria general de su planta de interior; de lo contrario, puede pasar por alto las señales de que está haciendo algo mal.

Tenga en cuenta que las hojas amarillas, marrones y secas no siempre son un indicio de que una planta necesita agua. En ocasiones puede ser un indicio de que la planta sufre otros problemas, como sobreexposición al sol, enfermedades o exceso de agua. Necesitará utilizar otras técnicas para evaluar si se trata de un problema de riego o si hay otro problema.

5. Compruebe si hay hojas secas y caída de hojas.

Si no riegas tu planta de interior en la cantidad y frecuencia adecuadas, puede secarse y provocar la caída de las hojas. Muchas plantas sanas dejan caer algunas hojas más viejas/maduras para renovar su follaje. Por lo tanto, tendrás que observar el patrón y la cantidad de caída de hojas para determinar si esto es anormal para tu planta.

Si una planta no recibe suficiente agua, puede haber una caída excesiva de las hojas y tanto las hojas jóvenes como las maduras se secarán y caerán. Es más probable que una planta inundada se marchite y pierda hojas jóvenes, así que esté atento a este patrón.

Para asegurarse de no malinterpretar la situación, revise la tierra para asegurarse de que esté realmente muy seca. En algunos casos, a una planta también se le pueden caer las hojas debido al exceso de agua. Si el suelo está mojado, puede ser una señal de que demasiada agua ha provocado la pudrición de las raíces.

6. Puedes saber por el color de la tierra cuando una planta de interior necesita más agua.

El color del suelo puede ser un buen indicador de cuánta humedad hay en el suelo. La tierra húmeda naturalmente parece más oscura que la seca, por lo que puede ser una forma útil de saber de un vistazo si tu planta está empezando a secarse.

Me gusta usar el color del suelo como prueba rápida para ver si alguna de mis plantas necesita una evaluación más detallada. Puedo ver la tierra húmeda de un vistazo, así que cuando paso junto a mis plantas de interior sé si se están secando o no. Si veo una donde la tierra parece un poco seca, puedo evaluarla más a fondo, usando otras técnicas para determinar si necesito regar la planta.

Como tengo bastantes plantas de interior, a menudo camino por mi casa y tomo nota de las plantas cuyo suelo parece seco. Así podré vigilar mejor estas plantas en los próximos días para regarlas en el momento perfecto.

7. Prueba el peso de la olla levantándola

Familiarizarse con el peso de sus plantas de interior le ayudará a determinar a largo plazo cuándo es un buen momento para regar la planta. Cuando una planta de interior tiene tierra húmeda, se sentirá más pesada que una maceta con tierra seca.

Una vez que el agua de la planta de interior se haya evaporado, sentirás una diferencia de peso significativa en la maceta. Esto puede darle una idea aproximada de cuándo necesita agua la planta de interior. A medida que la olla se vuelve más liviana, se acerca más la necesidad de más agua.

  ¿Por qué mis hojas de pepino se vuelven amarillas? (Consejos de confirmación rápida)

Cuanto más tiempo tengas una planta, mejor podrás saber por el peso de la maceta si necesita agua. Junto con la apariencia del suelo, utilizo este punto de referencia como mi primera comprobación aproximada de si la planta necesita agua. Si tengo alguna duda, utilizaré otras medidas para evaluarla más a fondo.

8. Utilice un medidor de humedad para comprobar la sequedad del suelo.

¿Cómo saber cuándo una planta de interior necesita un medidor de humedad del agua?

Para algunos entusiastas de las plantas de interior, la prueba de los palitos de helado o los palillos es suficiente para comprobar la humedad del suelo. Sin embargo, si desea obtener un resultado más preciso y científico de su prueba de humedad, debe invertir en medidores de humedad del suelo.

Un medidor de humedad del suelo puede resultar muy útil. Sin duda, elimina las conjeturas a la hora de planificar cómo regar las plantas de interior. Los medidores de humedad suelen tener una escala que va del 1 al 10. 1 suele significar muy seco y 10 significa muy húmedo. La mayoría también tiene medidores de color que ayudan a determinar cuándo regar las plantas de interior y cuándo es mejor esperar.

A continuación se explica cómo utilizar un medidor de humedad del suelo para comprobar el suelo de su planta de interior:

  • El primer paso es elegir un medidor de humedad. La mayoría son económicos y algunos brindan información sobre el pH y el contenido de humedad del suelo.
  • El medidor de humedad lee la humedad del suelo a través de una sonda. Simplemente presione la sonda en el suelo, teniendo cuidado de no clavarla en las raíces, para medir la humedad del suelo. Empuje el dispositivo sólo aproximadamente ¾ de su profundidad en el suelo.
  • Puedes retirar el dispositivo del suelo y leer el resultado después de unos minutos. Debes interpretar el resultado en función de las necesidades hídricas de tu planta.

Lea las necesidades de agua de su planta con mayor precisión

En lugar de utilizar cualquiera de los métodos comentados anteriormente de forma individual, es mejor utilizar varias técnicas juntas para asegurarse de regar sus plantas de interior en el momento adecuado.

Por ejemplo, una planta de interior con tierra seca y hojas marchitas es una planta que necesita agua. Sin embargo, una planta con hojas marchitas y suelo muy húmedo probablemente sufrirá pudrición de las raíces debido al exceso de agua.

A veces, los síntomas que muestra una planta pueden indicar una serie de problemas. En lugar de buscar sólo una señal de que la planta de interior necesita agua, observe la planta y su estado.

Además de poder juzgar cuándo una planta de interior necesita agua, es importante comprender los factores que influyen en la cantidad de agua que necesita. El tamaño de la maceta, el tipo de suelo, la temperatura, la humedad y el flujo de aire son sólo algunos de los factores que marcan una gran diferencia. He escrito otro artículo aquí sobre este aspecto del riego de plantas de interior.

Ultima palabra

Lo más importante a la hora de juzgar cuándo una planta de interior necesita agua es controlar cada planta cuidadosamente, en lugar de depender de un programa de riego. Conozca sus plantas de interior y obsérvelas a lo largo del tiempo. Ellos le darán toda la información que necesita para regar correctamente.

Si desea saber más sobre cómo regar las plantas de interior, lea mi artículo sobre con qué frecuencia regar las plantas de interior y este artículo sobre el mejor momento del día para regar las plantas de interior.

Comparte tu aprecio