Physical Address

304 North Cardinal St.
Dorchester Center, MA 02124

¿A las rosas les gusta la tierra ácida?

El pH óptimo del suelo para el cultivo de rosas es ligeramente ácido con un pH entre 6 y 7 y un pH de 6,5 se considera ideal. Si el suelo es demasiado ácido (pH inferior a 6) o demasiado alcalino (pH superior a 8), las raíces de la rosa tendrán problemas para absorber los nutrientes esenciales y es probable que la rosa muera.

La tierra del jardín que se cubre con mantillo regularmente tiene un nivel de acidez de 6-7, ya que la mayoría de la materia orgánica cuando se descompone es ligeramente ácida o de pH neutro, lo cual es perfecto para las rosas.

Sin embargo, el suelo puede ser particularmente ácido o alcalino y, por lo tanto, inadecuado para el cultivo de rosas por varias razones.

Antes de plantar rosas en una nueva área de su jardín, pruebe el pH del suelo para asegurarse de que tiene las condiciones adecuadas.

Sigue leyendo para aprender..

  • ¿Cómo probar el pH del suelo para el cultivo de rosas?
  • ¿Cómo adaptar suelos muy ácidos para rosas?
  • ¿Cómo modificar el suelo alcalino para las rosas?
  • Cómo mantener el suelo en el pH óptimo para el cultivo de rosas

¿Cómo probar el pH de su suelo para el cultivo de rosas?

Comprar rosas puede ser costoso, por lo que es una buena idea determinar el pH del suelo de su jardín antes de plantar.

La mejor manera de hacerlo es con un kit de prueba de suelo económico de Amazon. El que uso aquí informa con precisión el pH del suelo, la humedad del suelo y la cantidad de luz que recibe ese lugar en particular en el jardín por día.

Todos estos factores son muy importantes para el cultivo de rosas sanas. (Las rosas necesitan al menos 6 horas de sol directo por día y un suelo que retenga la humedad y permita que se drene el exceso de agua).

Usar un kit de prueba de suelo es la forma más confiable y costosa de averiguar el pH de su suelo para que pueda plantar sus rosas con confianza en las condiciones ideales.

Un pH de 6-7 es perfecto para plantar rosas, pero si ha probado la tierra de su jardín y es demasiado alcalina (pH 7.5 o superior) o demasiado ácida (pH 6 o inferior), deberá modificar su suelo antes de plantar rosas.

¿Cómo modificar el suelo alcalino para las rosas?

Si el suelo de su jardín es particularmente alcalino (si el pH del suelo es superior a 7,5), las rosas no pueden crecer porque no pueden acceder a los nutrientes que necesitan del suelo.

Para equilibrar suelos muy alcalinos (con un pH superior a 8) recomiendo:

  • Mejora tu suelo con compost ericáceo.
  Cuidado y Propagación de Echeveria 'Caribbean'

El compost ericáceo está disponible en centros de jardinería (y Amazon) y tiene un nivel de acidez de alrededor de pH 5, lo que ayudará a reequilibrar los suelos particularmente alcalinos.

Sin embargo, es inusual ver suelos con una alcalinidad tan alta y es más común ver suelos ligeramente alcalinos en el rango de pH de 7.5-8.

Si su suelo está en este rango, la solución más efectiva es:

  • Para apilar mucha materia orgánica en su rosal y cavarlo a una profundidad de 15 pulgadas.

Puede incorporar la materia orgánica al suelo excavando manualmente o utilizando un cultivador que requiera menos mano de obra.

Una vez que el abono de jardín se ha podrido por completo, tiene un pH neutro o ligeramente ácido, lo cual es perfecto para las rosas.

Incluso agujas de pino amargo(que tienen un pH de 3-4) una vez completamente descompuestos tendrán un pH neutro debido a la ecología del suelo.

Nuevamente, debe tener en cuenta la profundidad del sistema de raíces de la rosa, por lo que debe profundizar compost o compost ericáceo a una profundidad de 15 pulgadas.

Después de aplicar sus enmiendas al suelo, debe probar el suelo constantemente para ver si está en el rango adecuado para el cultivo de rosas (entre pH 6 y 7).

Dele al suelo la oportunidad de asentarse y realice una investigación del suelo un mes después de la modificación del suelo. Pruebe el suelo nuevamente hasta que esté consistentemente en el rango correcto para cultivar rosas durante tres meses.

Cambiar de un suelo alcalino a un suelo ligeramente ácido probablemente requerirá algo de prueba y error, ya que cada jardín tiene diferentes condiciones.

Siempre que analice su suelo constantemente después de cada enmienda y ajuste su estrategia en consecuencia, eventualmente debería terminar con un suelo equilibrado que es ligeramente ácido y perfecto para cultivar rosas.

¿Cómo modificar el suelo ácido para las rosas?

Si ha medido el pH del suelo de su jardín y está por debajo de pH 6, necesitará hacer algunas enmiendas al suelo para que las raíces de las rosas puedan absorber con éxito el nitrógeno, el potasio y los fosfatos necesarios para un crecimiento saludable y una buena exhibición de flores.

Cambiar el pH de su suelo es un proceso gradual y continuo que debe volver a probarse periódicamente.

Hay dos formas de elevar efectivamente el pH del suelo.

  • Si su suelo es particularmente ácido con un pH por debajo de 5, le recomiendo usar cal de jardín para reequilibrar la acidez del suelo.

Puede comprar lima de jardín en Amazon y en todos los centros de jardinería bien surtidos. La cal de jardín se aplica mejor al área de plantación de rosas en invierno.

  El ciprés fregona dorado se vuelve marrón

Siempre siga las instrucciones del fabricante, ya que es muy fácil tener una sobredosis en un área y luego elevar demasiado el pH hasta el rango de alcalinidad (por encima de pH 7).

Si tienes un pH de suelo de 5, la mejor opción es:

  • Agregue compost y ceniza de madera al área de plantación de rosas y labre o excave el compost en el suelo hasta una profundidad de 15 pulgadas.

La ceniza de madera es naturalmente alcalina, por lo que es un gran remedio natural para suelos demasiado ácidos. La ceniza de las hogueras y las chimeneas interiores es excelente, pero evite la ceniza del carbón o el carbón de las barbacoas, ya que pueden contener toxinas y afectar la estructura del suelo.

El abono de jardín también tiene un pH neutro (si no es ligeramente ácido), por lo que ayudará a reducir la acidez del suelo y aumentar la fertilidad, mejorar la estructura del suelo y fomentar la ecología del suelo, todo lo cual promoverá el crecimiento saludable de las rosas.

Mezcle 2 tazas de ceniza de madera con compost y cavar en el suelo a una profundidad de 15 pulgadas.

Debe cavar las enmiendas en el suelo a esta profundidad, ya que esto se adaptará a la profundidad máxima del sistema de raíces de una rosa cuando esté completamente madura.

Deje reposar la tierra durante un mes antes de realizar la prueba y recomiendo volver a probar la tierra una vez al mes durante tres meses y asegurarse de que las lecturas estén constantemente en el rango de pH 6-7 antes de aplicar sus plantas de rosas.

Enmendar suelos que son demasiado ácidos nunca es una ciencia exacta y requiere prueba y error, por lo que es necesario realizar pruebas consistentes durante tres meses y un mantillo constante.

En caso de duda, no puede equivocarse al agregar compost de jardín regular, ya que equilibrará el pH de su suelo, ya sea demasiado ácido o demasiado alcalino.

Mantener el pH adecuado del suelo para las rosas

Afortunadamente, una vez que tenga su suelo con el pH correcto para las rosas, mantenerlo en el rango de pH óptimo se vuelve fácilmente manejable si cubre regularmente su lecho de rosas.

Agregar mantillo a su rosal tiene muchos beneficios, como aumentar fertilidad, mejora del drenaje mientras retención de agua y enfriamiento del sistema radicular en pleno verano.

Lo más importante es que, una vez completamente descompuesto, el compost bien descompuesto es ligeramente ácido o neutro y, por lo tanto, proporciona las condiciones perfectas para las rosas.

  Plantas acompañantes de papa: 15 mejores plantas para cultivar con papas

Entonces, para mantener el pH óptimo del suelo para las rosas, debe: agregue mantillo a su cama de rosas al menos dos veces al año.

La primera aplicación de mantillo debe ser a principios de la primavera, ya que tiene el beneficio adicional de retener la humedad del suelo durante los próximos meses calurosos de verano y la segunda aplicación debe ser en septiembre para aislar las raíces de la rosa del peor frío para que puedan continuar asentarse en el invierno.

Aplica el mantillo en una capa de 2 pulgadas de espesor alrededor de la base de las rosas, aunque debes mantener el mantillo al menos a 15 cm (6 pulgadas) de las vides de rosas.

La exposición prolongada al material húmedo puede hacer que el palo de rosa sobre el suelo se pudra, por lo tanto, deje un poco de tierra entre la capa de mantillo y las vides de rosas.

Hay no hay necesidad de cavar el mantillo en el suelo al excavar puede dañar las raíces de la rosa e interrumpir innecesariamente la ecología beneficiosa del suelo.

Siempre esparza mantillo sobre la superficie y permita que los microbios y las lombrices de tierra absorban naturalmente el material en el suelo por usted.

Para mantener el pH del suelo, recomiendo un tipo de mantillo que se descomponga rápidamente, como: compost de jardín, hongos en las hojas o estiércol de caballo para que pueda perecer durante el año y ser absorbido por el suelo y así mantener las condiciones del suelo.

me gustaría desaconsejar uso de materia orgánica que tarda mucho tiempo en descomponerse, como: agujas de pino y corteza de madera.

Estos tipos de mantillo se descomponen mucho más lentamente y pueden tardar años en penetrar en el suelo y, por lo tanto, tienen un impacto menor en el mantenimiento de un nivel de pH óptimo para sus rosas.

Puntos claves de aprendizaje

  • Las rosas prosperan en suelos ligeramente ácidos para que puedan absorber los nutrientes que necesitan para prosperar y producir hermosas flores.
  • Puede corregir suelos ácidos con ceniza de madera y compost para eliminar la acidez excesiva.
  • Si el suelo es demasiado alcalino, agregar abono ericáceo y mucha materia orgánica equilibrará el suelo y dará como resultado las condiciones de suelo deseadas más neutras o ligeramente ácidas.
  • El mantenimiento del nivel de pH del suelo adecuado para el cultivo de rosas a largo plazo se puede lograr con un mantillo regular a principios de la primavera y antes del invierno, aunque el mantillo se puede aplicar en cualquier época del año.
Comparte tu aprecio