Physical Address

304 North Cardinal St.
Dorchester Center, MA 02124

Cómo cuidar una planta de aire en invierno

¿Es usted el tipo de padre de planta que se siente abrumado por el final del otoño? No puede evitar tratar de poner todo en orden mientras se prepara para los meses fríos que se avecinan.

Así que dedique su tiempo a dar sombra a las plantas al aire libre, mover las plantas en macetas al interior, navegar por las guías de zonas del USDA y cruzar los dedos para terminar todo a tiempo.

Sé cómo se puede sentir esto. Perdí algunas plantas por el mal tiempo hace unos años. Las plantas eran geniales para mi zona USDA y sabía que podía pasar el invierno afuera.

Un día, el clima se puso tan fuera de control que tuve que pasar todo el día adentro porque no había forma de que pudiera salir de casa. No podía ir de compras ni trabajar, y mucho menos salir corriendo a atender las plantas moribundas.

Desde entonces, siempre me han interesado las previsiones meteorológicas y siempre muevo plantas en macetas al interior. Y con la planta de aire, he sido particularmente protector.

¿Por qué? Las plantas de aire son muy sensibles al daño por heladas. Solo se necesitan unas pocas corrientes de aire frío de invierno para matar la planta; es así de fácil perder una buena planta por el mal tiempo.

Eso no es lo único que puede matar tu planta de aire en invierno. Aparte de las heladas, el exceso de agua, el exceso de agua, la sobrealimentación, la mala iluminación y la baja humedad pueden causar estragos en su hogar.

Cada año, le mostraré cómo pasar el invierno con éxito en su planta de aire.

¿Qué temperatura es demasiado fría para una instalación de aire?

una planta de aireUna de las principales razones por las que algunas plantas no sobreviven al final del invierno es que sufren daños por heladas.

Sigo usando el término escarcha en lugar de frío porque para la mayoría de las personas la primera es la verdadera preocupación.

Sin embargo, algunas áreas no tienen inviernos duros, pero la corriente de aire puede ser lo suficientemente fría como para matar la planta de aire. Entonces, ¿qué tan frío es demasiado frío para una planta de aire?

Las plantas de aire prefieren temperaturas entre 55 y 90 grados Fahrenheit. A medida que avanza hacia temperaturas más bajas, la planta sufre los efectos del clima frío, lo que dificulta su capacidad para respaldar sus actividades celulares.

Pero en la mayoría de los casos, la planta no mostrará signos de angustia hasta que baje de los 45 grados. Cualquier temperatura inferior a 40 grados es un gran riesgo, incluso si es solo por un día.

Como dije, solo se necesita una mala corriente de aire para que su planta se lleve la peor parte del clima frío. Y la mayoría de las plantas de aire mueren después de tal exposición.

¿Cómo se cuida una planta de aire en invierno?

El cuidado de tu instalación de aire cambia un poco en invierno. A continuación se presentan algunas de las áreas clave en las que debe concentrarse para mantener viva su planta:

Temperatura

Las plantas de aire mueren cuando se exponen a las heladas. Para proteger su planta, asegúrese de que la temperatura sea de al menos 50 grados Fahrenheit.

Sería mejor si pudieras colocarlo en un lugar donde la temperatura esté entre 60 y 90 grados.

En la mayoría de los casos, no necesita hacer mucho para llegar a tales rangos porque las temperaturas interiores están cerca o dentro de este rango.

  ¿Por qué mi suculenta se está poniendo morada? – Causas y consejos

La mejor manera de medir cómo responderá la instalación de aire es evaluar qué tan cómodo se siente en la habitación. Si tienes frío, la planta probablemente también lo estará. Pero si te sientes bien, la planta también lo siente.

Si tu casa se siente fresca a pesar de tener calefacción, puedes trasladar el sistema de aire al baño o la cocina. Tal ubicación también tiene el beneficio adicional de más humedad, pero hablaremos de eso más adelante.

A continuación hay lugares que debe evitar:

  • No coloque la planta de aire cerca de una ventana, puerta u otras aberturas con acceso directo al exterior. A medida que abre y cierra estas aberturas, las corrientes de aire frío llegarán a su planta y pueden dañarla.
  • La planta tampoco debe estar cerca de rejillas de ventilación, ya que pueden empujar demasiado aire frío hacia la planta y afectarla negativamente.
  • Si bien es posible que desee mantener su planta caliente, no la coloque cerca de fuentes de calor directas. Estos incluyen rejillas de calefacción, estufas, estufas u otras superficies que emiten mucho calor. Las plantas de aire pueden sufrir daños foliares, lo que afecta su capacidad para producir alimentos, ya que la planta se enfoca en curar las partes dañadas de la planta.

Busque lugares con temperaturas constantes en el rango ideal entre 60 y 90 grados, y su planta estará bien.

Humedad

En invierno, la humedad desciende significativamente. Los niveles empeoran aún más por el uso de chimeneas y estufas que secan el aire.

Las plantas de aire pueden tener dificultades para sobrevivir en estas condiciones. Y pueden mostrar su angustia en forma de hojas secas y rizadas, a pesar de un horario regular de riego. Para hacer frente a estos cambios es necesario:

  • Aumente el horario de riego rociando la planta con más frecuencia,
  • Deje la planta en un lugar alejado de ventanas, conductos de ventilación u otras aberturas por las que entre aire,
  • Invierta en un humidificador o coloque un recipiente con agua cerca de la planta, o
  • Mueve la planta a la cocina o al baño para darle más acceso a la humedad.

No se recomienda bañar la planta de aire, ya que es posible que no se seque adecuadamente en condiciones invernales.

Para más información sobre la humedad, tenemos un artículo sobre qué es la humedad humedad ideal para una instalación de aire.

Regar

Hay una regla general a la que se adhieren casi todos los jardineros: debe reducir el riego en invierno una vez que su planta comienza a estar inactiva.

¿Vives de acuerdo con esta regla? Con la planta de aire no tiene más remedio que ajustar su horario de riego. ¿Por qué?

En el verano y otros meses cálidos, debe regar su planta de aire una o dos veces por semana utilizando el método de inmersión o remojo.

Y esto funciona porque el ambiente es lo suficientemente cálido para que se lleven a cabo los procesos de la planta, es decir, la evaporación y la transpiración.

Aún así, siempre existe el riesgo de regar en exceso, lo que puede provocar la pudrición de la raíz, incluso en estas condiciones óptimas.

Así que en invierno debes darle menos agua a la planta. Sin embargo, la frecuencia depende de cuán húmedo sea el ambiente: cuanto más húmedo, menos agua necesita la planta.

Lo ideal es que la planta pueda conformarse con regar una vez cada dos semanas. Sigue el mismo procedimiento que en verano sacudiendo el exceso de agua y dejando secar la planta antes de colgarla o dejarla en un recipiente.

A menudo, no regar la planta no significa que debas descuidarla. La planta depende del agua para obtener nutrientes y sin agua su supervivencia está en peligro. A continuación se muestran las señales de que es posible que deba cambiar su horario de riego:

  Cambio de color en suculentas (¡explicado!)

1) exceso de agua

una planta de aire

Si rocías tu planta más de lo que necesita, mostrará signos de amarillamientomanchas marrones o negras en el centro, humedad e incluso hojas caídas.

Algunos de estos pueden estar relacionados con la pudrición de la raíz, que puede matar a la planta. Por lo tanto, debe usar un cuchillo afilado y limpio para cortar las partes afectadas antes de tratar la planta con un fungicida.

Luego déjalo a pleno sol durante dos días para que se seque antes de moverlo a su ubicación habitual y cambiar el horario de riego.

2) bajo el agua

A veces, su planta puede pasar tanto tiempo sin agua que se seca. Y puedes decir que ha llegado a este punto cuando es las hojas comienzan a ponerse amarillasrizar, secar y desarrollar un color pálido.

Ajuste el programa de riego en consecuencia, teniendo en cuenta la humedad.

Alivio

La mayoría de las plantas de aire prefieren la luz indirecta brillante en todas las estaciones. Sin embargo, pueden tolerar más luz si la humedad en el hogar también es alta.

En invierno, el acceso a una iluminación adecuada suele ser un problema. Pero su planta aún necesita suficiente luz para producir alimentos y seguir creciendo. Entonces, ¿cómo manejas esto?

1) Coloque su planta donde tendrá acceso a luz brillante e indirecta. Idealmente, esto debería estar cerca de una ventana orientada al sur o al oeste.

Idealmente, la planta debe estar a unos metros de la ventana para que los rayos no la golpeen directamente.

No coloque su planta contra la ventana, ya que los rayos del sol pueden dañar las hojas. Sin embargo, hay una advertencia para esta ubicación, como explico en el punto a continuación.

2) Si su planta muestra signos de no recibir suficiente luz, colóquela contra la ventana orientada al oeste o al sur.

¿Por qué? En invierno, el sol está más bajo y los rayos pueden no ser tan fuertes como en otras estaciones. Esto permite que la planta tolere la luz solar directa sin mostrar signos de daño en las hojas.

3) Si no puede obtener suficiente luz natural para su planta, puede complementar la luz disponible con luz artificial de espectro completo.

Puede elegir entre lámparas halógenas, lámparas fluorescentes, lámparas LED y lámparas incandescentes. Ten en cuenta que algunas de estas lámparas emiten mucho calor y no deben colocarse cerca de la planta.

Un buen ejemplo es una bombilla. Aunque emite un espectro completo, la salida de calor puede ser tan dañina para las hojas de la planta como el sol.

Por eso hay que dejar la luz a pocos metros de la planta. Recomendaría comprar bombillas LED ya que tienen la menor emisión de calor debido a su alta eficiencia energética.

También te puede interesar: 8 problemas de las plantas de aire y cómo solucionarlos

¿Cuánta luz necesita una planta de aire en invierno?

Tu planta debe tener al menos cinco horas de luz al día, ya sea luz natural o artificial. En este último caso, deberás equiparar el tiempo de exposición al de la luz natural.

Por ejemplo, si su planta recibe 2 horas de luz natural brillante e indirecta, puede dejar la luz artificial encendida durante 3 horas para tener un acceso adecuado.

¿Puedes decir si tu Air Plant necesita más luz?

Las plantas de aire comunican la necesidad de más luz mostrando un crecimiento atrofiado, colores de hojas pálidos, hojas caídas y marchitamiento.

  Las hojas del manzano se vuelven rojas (causas y soluciones)

Si nota tales signos, mueva la planta más cerca de una ventana o invierta en iluminación artificial.

Dejarlo en tal estado no ayudará. La planta produce cada vez menos alimento hasta el punto de que ya no puede sostener su crecimiento y muere.

¿Le estás dando demasiada luz a tu planta de aire?

Si bien la exposición directa al sol en invierno puede no ser tan dañina como en otras estaciones, aún puede provocar cambios adversos visibles.

Su planta puede comenzar a mostrar signos de amarillamiento, manchas, crujiente, rizado e incluso pérdida de color. Tales signos indican que la planta necesita menos luz.

Tenga en cuenta que la luz artificial también puede causar este tipo de problemas. Por lo que puede ser necesario acortar el tiempo de exposición o aumentar la distancia entre la luz y la planta.

PD: Habrás notado que no he mencionado la nutrición en esta guía. En invierno, su planta de aire no necesita ningún alimento.

Guarde el alimento para la primavera cuando la planta comience a crecer activamente. De lo contrario, la alimentación de invierno puede provocar la quema de fertilizantes, lo que matará a la planta.

También te puede interesar: ¿Qué tan grande puede llegar a ser una planta de aire?

¿Las plantas de aire se vuelven inactivas en invierno?

Las plantas de aire son como la mayoría de las otras plantas de interior. Y cuando llega el invierno, su crecimiento y actividad celular se ralentiza y casi se paraliza.

Por lo tanto, su planta necesita menos agua y ningún fertilizante. Sin embargo, la planta no estará completamente inactiva y seguirá creciendo.

Por lo tanto, debe asegurarse de que obtenga suficiente agua para mantener sus actividades habituales. De lo contrario, la planta podría entrar en latencia y comenzar a mostrar signos de angustia, como broncearsehojas amarillentas e incluso crujientes.

En invierno, aún debe recordar que su planta de aire necesita cuidados. Puede que no sea tanto como lo que le darías en otras temporadas, pero sigue siendo crucial.

Utilice las pautas descritas anteriormente para ayudarlo a saber dónde reducir y a qué prestar más atención.

¿Pueden congelarse las plantas de aire?

una planta de aireLas plantas de aire son muy exigentes cuando se trata de temperaturas. Si bien pueden soportar temperaturas extremadamente altas hasta cierto punto, no son lo mismo cuando se trata de condiciones de frío.

Una vez que alcance la marca de 55 grados Fahrenheit, las plantas comenzarán a sufrir un golpe de frío. Algunos son más resistentes y pueden soportar temperaturas de hasta 45 grados antes de mostrar signos de angustia.

Y si no cambias sus condiciones, morirán porque los procesos naturales de las plantas no pueden continuar en ese espacio.

Desafortunadamente, no puedes revivir una planta dañada por las heladas. Todo lo que puedes hacer es tirarlo y plantar uno nuevo en la primavera.

Para estar seguro, es mejor prevenir tal resultado preparando su instalación de aire acondicionado para el invierno desde el principio, como se mencionó anteriormente.

Pensamientos finales

Una vez que haya cumplido con los requisitos anteriores, se dará cuenta de que colocar sus plantas de aire en el interior les brinda la mejor oportunidad de supervivencia.

Aquí puedes controlar su temperatura, humedad, riego e incluso iluminación. Así que eso sería lo primero que te sugiero que hagas.

Incluso antes de que termine el otoño y los primeros signos de heladas sean visibles, mueva su planta al interior. Eso le dará mucho tiempo para aclimatarse mientras te preparas para el invierno.

¡Feliz jardinería!

Comparte tu aprecio