Physical Address

304 North Cardinal St.
Dorchester Center, MA 02124

¿Cómo revivir una cebra suculenta moribunda?

El motivo de la muerte de una cebra suculenta suele ser el exceso de agua, lo que hace que las hojas se vuelvan marrones o amarillas con una apariencia caída y moribunda. Demasiada luz solar directa puede hacer que las suculentas cebra se vuelvan blancas. El riego demasiado ligero hará que las puntas de las hojas se vuelvan marrones y que las hojas inferiores mueran.

Para revivir las suculentas cebra moribunda (Haworthiopsis fasciata) es importante imitar las condiciones de su entorno nativo con suelo arenoso y con buen drenaje, regar cuando el suelo se haya secado y ubicar las suculentas cebra con luz indirecta brillante.

Es más probable que el exceso de agua en lugar de la falta de agua provoque la muerte de una planta cebra debido a sus adaptaciones para tolerar la sequía.

Sigue leyendo para aprender cómo dar nueva vida a tu planta de cebra moribunda…

Las hojas de las plantas de cebra se vuelven amarillas, marrones y suaves.

  • Síntomas. Las hojas de la suculenta cebra se vuelven amarillas, marrones o incluso negras y son suaves y blandas al tacto.
  • Causas. Regar con demasiada frecuencia, tierra con drenaje lento, macetas sin buen drenaje o platillos y bandejas debajo de las macetas que impiden que el agua se escurra alrededor de las raíces.

Las plantas de cebra son una planta suculenta resistente a la sequía nativa de Sudáfrica donde crecen en suelos arenosos, bien drenados que no retienen mucha agua, con lluvias poco frecuentes en luz brillante e indirecta.

Las suculentas de cebra se vuelven marrones o amarillas con hojas blandas con una apariencia de marchitez cuando el suelo está húmedo, saturado o incluso demasiado húmedo durante demasiado tiempo alrededor de las raíces por regar demasiado a menudo.

Para cultivar suculentas de cebra para que sus hojas se mantengan saludables, es importante comprender algunas de las condiciones de crecimiento en sus ambiente nativo plantándolos en suelo arenoso y no regando hasta que el suelo se haya secado por completo.

Regar su suculenta cebra con demasiada frecuencia o plantarla en tierra para macetas regular que tiende a permanecer húmeda durante demasiado tiempo causará demasiada humedad alrededor de las raíces para esta planta tolerante a la sequía.

Las hojas amarillas, marrones y blandas son los primeros signos de estrés por el exceso de agua.

Esto hace que las hojas de aloe vera se vuelvan amarillas, marrones o translúcidas con hojas suaves como un signo de estrés hídrico.

Esto puede verse acentuado por el hecho de que las suculentas cebra pueden entrar en estado de latencia en verano, cuando las temperaturas son muy altas.

Una latencia de verano en la que las plantas suculentas de la cebra dejan de crecer es una estrategia de supervivencia para conservar las reservas de agua en climas cálidos y áridos.

Esto reduce la demanda de humedad, lo que aumenta el riesgo de que las hojas se vuelvan amarillas o marrones en respuesta al riego frecuente.

También es importante que su suculenta cebra se coloque en una maceta con drenaje en el fondo para que el exceso de agua pueda drenar por el fondo para que la tierra no se sature.

Tenga en cuenta que las bandejas para platillos y las macetas decorativas para exteriores también pueden evitar que el agua se escape correctamente del fondo de la maceta, lo que también puede ser la causa del follaje amarillo o marrón o la posible pudrición de la raíz.

  ¿Por qué mis hojas de violeta africana tienen manchas?

¿Cómo revivir cebras suculentas amarillas y marrones?

  • Reducir el riego. Si riega las suculentas cebra más de una vez a la semana, está regando con demasiada frecuencia. Las suculentas cebra solo deben regarse cuando la tierra de la maceta se haya secado por completo. Por lo general, esto significa regar una vez cada 14 días, pero la frecuencia dependerá de su clima, la época del año, la capacidad del suelo para retener la humedad y el tamaño de la maceta.
  • Reemplace la tierra para macetas si permanece húmeda.. Incluso si riega las suculentas cebra con la frecuencia adecuada, las hojas pueden volverse marrones o amarillas con un aspecto moribundo si el suelo se drena lentamente o permanece húmedo durante demasiado tiempo. Reemplace el suelo con suelo especialmente formulado para suculentas y cactus (disponible en centros de jardinería y en Amazon) que imita el perfil de suelo pedregoso y con buen drenaje del entorno nativo de las suculentas cebra.
  • Plante suculentas de cebra en macetas y recipientes con orificios de drenaje en la base. Los orificios de drenaje permiten que el exceso de agua drene desde el fondo de la maceta después de regar, lo que permite que la tierra se seque correctamente y evita que la planta de cebra muera debido a la pudrición de la raíz.
  • Plante suculentas de cebra en macetas que sean proporcionales al tamaño de la planta. Las macetas más grandes contienen más tierra, lo que les da una mayor capacidad para retener la humedad. Esto hace que la maceta se seque mucho más lentamente que una maceta más pequeña, lo que puede aumentar el riesgo de pudrición de la raíz y muerte de las plantas cebra. Las macetas más pequeñas que están en proporción con el tamaño de la planta se secarán lo suficientemente rápido como para acomodar la suculenta cebra para mantener un equilibrio de humedad óptimo.
  • Vacíe platos, bandejas y ollas al aire libre con regularidad.. Se suelen utilizar platillos, bandejas y macetas decorativas de exterior para evitar que el exceso de agua salga del suelo tras un buen riego. Asegúrese de vaciar cualquier cosa debajo de su maceta que pueda contener agua regularmente para evitar que su suculenta cebra muera por falta de agua.

Para determinar cuándo la tierra para macetas está seca, toque la tierra en la parte inferior a través del orificio de drenaje. Si el suelo aún está húmedo, espere unos días antes de regar. Cuando el suelo está seco, ahora es el momento perfecto para regar su cebra suculenta.

Regar cuando el suelo se seca replica el ciclo natural de las condiciones de humedad del suelo en el entorno natural de las plantas de cebra, manteniendo la planta saludable.

Asegúrese de que no haya raíces o tierra compactada que bloquee los orificios de drenaje que podrían ralentizar el drenaje.

Una vez que el suelo alrededor de las raíces de la suculenta cebra se haya secado por completo y riegue con las mejores prácticas o reemplace el suelo con suelo arenoso para suculentas, su planta de cebra tiene la oportunidad de revivir de su apariencia moribunda.

  Cómo cuidar la planta de lavanda de interior

Debería ver signos de mejora en la condición de su suculenta cebra durante las próximas 2 semanas.

Cuando las hojas de las suculentas cebra se vuelven amarillas o marrones, a menudo es solo una señal de estrés por exceso de riego, pero si comienzan a ponerse negras, podría indicar pudrición de la raíz, que es mucho más difícil de recuperar.

Si la cebra suculenta tiene retoños sanos que crecen en la maceta, recomiendo quitarlos de la parte negra enferma de la planta para su propagación.

(Las suculentas cebra pueden requerir un riego más o menos frecuente según la época del año, lea mi artículo para conocer todas las mejores prácticas para riego cebra suculentas).

La suculenta cebra se vuelve roja, amarilla o blanca

  • Síntomas. Hojas que se vuelven rojas o amarillas o incluso blancas (en lugar de verde oscuro) sin sentir una papilla, como una cebra suculenta con exceso de agua.
  • Causas. Mucho sol. Las suculentas cebra prosperan con luz brillante e indirecta.

Las suculentas cebra crecen naturalmente en áreas sombreadas en su entorno nativo en lugar de la luz solar directa.

Es por eso que las suculentas cebra son excelentes plantas de interior, ya que se adaptan muy fácilmente a las condiciones de interior.

En sus condiciones óptimas, las suculentas cebra crecen con luz brillante e indirecta, lo que imparte un saludable color verde oscuro a sus hojas.

Sin embargo, si su suculenta cebra se coloca bajo la luz solar directa, puede mostrar signos de estrés, como volverse roja y, finalmente, volverse blanca, lo que es una señal de que la planta está tratando de lidiar con demasiado sol.

A veces, las suculentas cebra también se vuelven amarillas por el exceso de sol y la deshidratación.

Para revivir una planta cebra dañada por el sol, muévala a un área idealmente brillante con luz indirecta.

A menudo, la planta cebra puede recuperarse de demasiado sol si está en condiciones óptimas y las hojas pueden recuperar su característico color verde oscuro con rayas blancas.

Cebra suculenta con puntas marrones y hojas inferiores marrones

  • Síntomas. Las plantas cebra pueden desarrollar puntas marrones en los extremos de sus hojas y sus hojas inferiores pueden volverse marrones y crujientes en lugar de blandas.
  • Causas. Estrés por sequía debido a riego insuficiente o insuficiente o flujo de aire excesivo.

Si las puntas de las hojas se vuelven marrones y las hojas en la base de su suculenta cebra se sienten secas y crujientes, esto es un signo de estrés por sequía.

Las suculentas cebra son plantas resistentes a la sequía y prosperan en ambientes áridos, pero aún pueden sufrir estrés por sequía debido a la falta de agua.

A menudo se dice que «las suculentas no necesitan mucha agua», pero esto puede malinterpretarse como que las suculentas como la planta cebra no deben regarse con una cantidad significativa de agua, cuando en realidad las suculentas cebra necesitan una cantidad generosa de agua. agua para que el exceso de agua gotee desde el fondo de la olla.

Aunque las plantas de cebra necesitan una cantidad generosa de agua, solo deben regarse cuando el suelo se haya secado por completo para imitar las condiciones de riego en su hábitat natural.

Riegue demasiado a la ligera, solo humedece la pulgada superior del suelo y el agua no se infiltra bien en el suelo para llegar a las raíces donde se necesita la humedad.

  ¿Por qué las hojas de mi planta cebra se vuelven amarillas?

Esto hace que la planta de cebra sufra estrés por sequía, con las puntas de las hojas volviéndose marrones y las hojas inferiores secándose y muriendo.

Demasiado viento, o corrientes de aire acondicionado, corrientes de aire forzado o fuentes de calor convencionales pueden hacer que el suelo y las hojas de su suculenta cebra se sequen rápidamente y las puntas de las hojas se vuelvan marrones con una apariencia moribunda.

(Para obtener más información, lea mi artículo, cebra suculenta con puntas de hojas marrones).

¿Cómo revivir las suculentas cebra con puntas de hojas marrones y hojas inferiores marrones?

  • Las suculentas de cebra deben regarse cuando el suelo se haya secado. Siente la tierra en el fondo de la maceta para verificar cuánto tarda en secarse, luego riega bien. Esto puede ayudar a establecer el programa de riego óptimo para las suculentas cebra para que no sufran estrés por sequía o riego excesivo y posible pudrición de la raíz.
  • Siempre dé a las suculentas cebra mucha agua para que el exceso de agua gotee desde el fondo de la olla. Esta es la mejor manera de asegurarse de haber usado suficiente agua para infiltrarse adecuadamente en el suelo para que las raíces puedan absorber la humedad que necesitan.
  • Asegúrese de que la cebra suculenta esté en un área sin corrientes de aire o corrientes de aire significativas, ya que pueden secar el suelo y las hojas. Ubique las suculentas de cebra en luz indirecta brillante y lejos de corrientes de aire fuertes.

Regar la suculenta cebra tantas veces como sea necesario con un buen remojo y colocarla en un área sin corrientes de aire ayudará a que reviva de su estrés por sequía y su apariencia moribunda.

Con 2 o 3 riegos, la planta cebra debería mostrar signos de recuperación. Quite las hojas secas y crujientes de la base de la planta si se desprenden con facilidad para mejorar la apariencia de la planta.

(Lea mi artículo para todas las mejores prácticas ¿Cómo cultivar y cuidar las suculentas cebra?).

Puntos claves de aprendizaje:

  • Una planta de cebra que muere generalmente se debe a un riego demasiado frecuente o a un suelo húmedo que drena lentamente, lo que hace que las hojas se vuelvan marrones o amarillas como un signo de estrés. Las plantas de cebra se vuelven blancas si están expuestas a demasiada luz solar directa. Las puntas de las hojas se vuelven marrones y las hojas inferiores mueren debido al estrés por sequía.
  • Reduzca la frecuencia con la que riega las plantas de cebra para que la tierra se seque. Plante suculentas de cebra en un suelo con buen drenaje, en macetas con orificios de drenaje en la base para permitir que escape el exceso de agua. Vacíe los platillos, las bandejas y las macetas de exterior con regularidad para evitar que se pudran las raíces.
  • Ubique las suculentas cebra con luz indirecta brillante. Las hojas que se vuelven rojas, blancas o incluso amarillas pueden indicar demasiado sol.
  • Dele a las suculentas cebra una cantidad generosa de agua y colóquelas en áreas tranquilas de la casa para evitar el estrés por sequía y revivir la planta.
Comparte tu aprecio