Physical Address

304 North Cardinal St.
Dorchester Center, MA 02124

¿Cómo revivir una planta de orégano moribunda?

El orégano es una hierba mediterránea de bajo mantenimiento que puede vivir unos 10 años en las condiciones adecuadas.

Para cultivar orégano con éxito, es importante imitar algunas de las condiciones de cultivo mediterráneas con pleno sol, suelo con buen drenaje (enmendado con arena o grava) y permitir que el suelo se seque entre riegos.

El orégano moribundo a menudo se debe a la humedad del suelo debido al exceso de riego o al drenaje lento del suelo que causa la pudrición de la raíz. El orégano requiere un suelo con buen drenaje y riego poco frecuente para prosperar. Los patógenos fúngicos prosperan en suelo húmedo que convierte las hojas de orégano en marrones, negras o amarillas y da como resultado la muerte regresiva del orégano.

El orégano también puede sufrir si se cultiva en la maceta o contenedor incorrecto y por fertilizantes ricos en nitrógeno o falta de sol.

Siga leyendo para conocer las mejores prácticas y cómo mejorar las condiciones de crecimiento del entorno mediterráneo nativo del orégano en su jardín y revive tu orégano moribundo

El orégano se vuelve marrón, negro o amarillo (enfermedad fúngica)

  • Síntomas. La planta de orégano se está marchitando o cayendo y las hojas se están volviendo marrones, negras o amarillas.
  • Causas. Enfermedad fúngica y pudrición de la raíz debido al exceso de riego, suelos de drenaje lento y lluvias excesivas.

El orégano es originario de la región mediterránea de Europa donde crece a pleno sol, suelo arenoso con precipitaciones poco frecuentes.

El orégano se ha adaptado especialmente para prosperar en estas condiciones de suelo seco y tiende a: sufren de demasiada humedad.

Demasiada agua, suelo que drena lentamente, mucha lluvia y mucha humedad pueden hacer que el orégano se vuelva marrón o negro con una apariencia caída o marchita si las condiciones son húmedas promover enfermedades fúngicas como la pudrición de la raíz.

Existen varios patógenos de enfermedades fúngicas que pueden hacer que las hojas de orégano (y otras plantas mediterráneas) se vuelvan marrones o negras y prosperen en suelo húmedo, que es lo opuesto a las condiciones de suelo preferidas del orégano.

¿Cómo revivir el orégano que se está poniendo marrón o negro?

  • Si el orégano muestra signos de estrés por pudrición de la raíz y enfermedades fúngicas (colgante y pardeamiento), ¿entonces qué? reducir el riego de la planta y protegerla de la lluvia.
  • Con cuidado levantar el orégano del suelo (retire fácilmente la planta con un tenedor en lugar de una pala para proteger las raíces) e inspeccione las raíces. Si hay raíces blandas, marrones o podridas, córtelas con unas tijeras de podar. Esterilice las tijeras de podar con un desinfectante de alcohol después de cada corte para evitar que el hongo se propague de las raíces infectadas a las raíces sanas.
  • Poda las ramas con hojas marrones o negras y quemarlos o tirarlos. No los coloque en una pila de abono, ya que albergan hongos que pueden permanecer latentes en el abono de su jardín.
  • Vuelva a plantar su planta de orégano en una maceta en una maceta con abono nuevo y agregue todo 30% arena del volumen de la maceta para mejorar el drenaje para que las raíces se mantengan secas y se recuperen.
  ¿Cómo arreglar las hojas deformadas en la planta de jade?

Cuando haya trasplantado el orégano en tierra nueva a una maceta, sin riego durante al menos dos semanas un escudo de la olla de la lluvia excesiva.

Las macetas y contenedores tienen condiciones de drenaje favorables y es mucho más fácil adaptar el suelo al orégano que cuando se planta en suelo de jardín.

Al agregar la horticultura arena o gravilla puedes ayudar reproducir las condiciones del suelo arenoso del mar Mediterráneo donde el orégano prospera en su ambiente nativo.

La arena ayuda a mejorar el drenaje del suelo, lo que permite que el suelo se seque rápidamente entre riegos o fuertes lluvias, lo que reduce el riesgo de pudrición de la raíz y enfermedades fúngicas.

suelo arenoso
Suelo arenoso para el cultivo de orégano.

Siempre encontrar orégano en un lugar soleado ya que crecen naturalmente en áreas abiertas con pleno sol. Más luz solar ayuda a que el suelo y la humedad alrededor del follaje se sequen, lo que ayuda a reducir las condiciones de humedad.

Coloque el orégano en una olla en una habitación con buena circulación de aire y asegúrese de que haya cierta distancia entre las ollas, para que no haya un microclima demasiado húmedo.

Si sigue estos pasos, el orégano debería mostrar signos de recuperación en aproximadamente 3 semanas, pero el orégano severamente afectado, donde todas las hojas están descoloridas, puede ser difícil de guardar. En ese caso, recomiendo quemar o desechar la planta para que la enfermedad fúngica no se propague a otras hierbas de tu jardín.

Las hojas de orégano se vuelven amarillas

  • Síntomas. Hojas amarillas con crecimiento de piernas largas, aroma débil y mal sabor culinario de las hojas.
  • Causas. Suelo con mucho nitrógeno por uso de fertilizantes, suelo húmedo o porque la maceta o recipiente es demasiado pequeño, con falta de nutrientes para el cultivo de orégano.

El orégano puede volverse amarillo debido a:

  1. Exceso de nitrógeno en el suelo debido a fertilizantes o enmiendas del suelo con alto contenido de nitrógeno.
  2. El riego excesivo, el suelo que drena lentamente o mucha lluvia y humedad provocan la humedad del suelo, lo que provoca enfermedades fúngicas que hacen que las hojas se vuelvan amarillas como señal de estrés.
  3. Las raíces atadas a macetas pueden causar hojas de orégano amarillas.

El orégano es una hierba mediterránea que crece bien en nutrientes medios. suelos con un alto contenido de arena o grava.

Si el suelo es demasiado rico en nutrientes o mediante fertilizantes, puede haber demasiado nitrógeno en el suelo, lo que provoca hojas amarillas, mucho crecimiento de hojas con tallos caídos, un aroma más débil y un sabor culinario diferente.

Las hojas de orégano también pueden volverse amarillas como señal de estrés por demasiada agua.

La maceta y el recipiente de orégano se deben remojar bien una vez por semana, pero se debe dejar que la tierra se seque entre períodos de riego.

  ¿Cuándo se debe usar un timón? (Cómo, contras y más)

Si el suelo está constantemente húmedo, puede causar enfermedades fúngicas, que pueden hacer que las hojas se vuelvan amarillas o incluso marrones y negras.

Revive Orégano Con Hojas Amarillas

La mejor manera de revivir el orégano de hoja amarilla es: imitar las condiciones del suelo del Mediterráneo al que el orégano se ha adaptado para crecer.

Para prevenir las enfermedades fúngicas asociadas con el riego excesivo y el suelo húmedo y de drenaje lento, es importante: agregue arena o grava a la tierra para macetas o al área de plantación al plantar tu orégano.

La arena y la gravilla mejoran en gran medida el drenaje del suelo y ayudan a imitar las condiciones naturales en las que el orégano crece y prospera.

En términos de crecimiento amarillo y caído con mal sabor culinario, debido al exceso de fertilizante, es una buena práctica reducir el crecimiento a unas 5 pulgadas del suelo.

El orégano es resistente y tolera mejor una buena poda que otras plantas mediterráneas como la lavanda.

Esto fomenta el nuevo crecimiento verde del orégano, que debería tener un mejor sabor y aroma. Deseche las hojas amarillas porque tienen mal sabor.

Mire este video de YouTube para obtener una excelente guía visual para podar el orégano:

Puede ser que el orégano sea nutricionalmente deficiente en una maceta pequeña o que haya estado en la misma maceta durante años y las raíces hayan agotado los nutrientes disponibles.

Luego trasplanta el orégano en una maceta más grande con abono nuevo.

La maceta ideal para el orégano debe tener al menos 30 cm de ancho, para que pueda crecer y echar raíces suficiente tierra y, por lo tanto, nutrientes en el orégano.

Asegúrate de que la maceta tenga orificios de drenaje en el fondo. El orégano puede beneficiarse de la poda para fomentar un nuevo crecimiento verde si se ha cultivado en una maceta pequeña. Las hojas de orégano deberían mostrar signos de recuperación en las próximas semanas.

Troqueles de orégano en escabeche

Si su orégano muere en una olla, a menudo se debe a que: la maceta es demasiado pequeña o no hay suficientes orificios de drenaje en el fondo de la maceta para evitar que se escape el exceso de agua y hace que su orégano muera por pudrición de la raíz.

La maceta ideal para cultivar orégano debe ser:

  • Al menos 12 pulgadas de ancho, por lo que hay mucho espacio para el crecimiento de las raíces y el aislamiento del frío.
  • Una maceta debe tener múltiples orificios de drenaje en el fondo para permitir que escape el exceso de agua y crear las condiciones de suelo relativamente secas que prefiere el orégano.

El orégano es originario del Mediterráneo, donde las temperaturas invernales son suaves. Por lo tanto, se necesita una olla relativamente grande ya que las ollas más grandes tienen más capacidad para el suelo que ayuda a aislar las raíces de su orégano que son sensibles a las bajas temperaturas.

  Guía de cuidado y compra de Gymnocalycium Mihanovichii Friedrichii

Las macetas más grandes también brindan más espacio para que las raíces se establezcan para una planta saludable.

Debido a que el orégano es tan sensible al riego excesivo, es esencial que haya un buen drenaje en el fondo de la maceta. No uses una bandeja o platillos debajo de la maceta, ya que esto puede evitar que el agua se drene y provoque la pudrición de la raíz.

Para un buen drenaje, coloque la maceta sobre un soporte o ‘patas’ para levantar la maceta del suelo para que el agua no entre por debajo de los orificios de drenaje y provoque la pudrición de la raíz.

Vuelva a plantar su orégano en una maceta de tamaño adecuado con buen drenaje y en compost multipropósito, enmendado con arena para mejorar el drenaje.

Si el orégano muestra signos de pudrición de la raíz (hojas marrones o negras y raíces podridas de color marrón oscuro), corte las partes infectadas de la planta para que crezcan sanas (siga las instrucciones de pudrición de la raíz escritas anteriormente).

Oregano no crece o con crecimiento larguirucho (El orégano prefiere pleno sol)

Si su orégano no está creciendo, generalmente se debe a la falta de sol. El orégano es originario de las zonas áridas y soleadas del Mediterráneo, donde prosperan a pleno sol.

Si se coloca en sombra parcial o luz moteada, el orégano no tendrá la energía y los recursos para crecer adecuadamente y el aroma de las hojas no será tan fuerte ni sabroso.

La única forma de solucionar esto es trasplantar el orégano (o simplemente moverlo si está en una maceta o contenedor) a un lugar más soleado con al menos 6 horas de sol.

Oregano se beneficia de una ubicación abierta y soleada, incluso durante su descanso invernal.

Si traslada el orégano a un área totalmente soleada con buen flujo de aire y suelo con buen drenaje (modificado con arena o gravilla), el orégano debería recuperarse y el aroma debería ser más pronunciado.

Puntos claves de aprendizaje:

  • Las razones por las que el orégano muere son porque el suelo está demasiado húmedo debido a demasiada agua o suelo que drena lentamente, falta de sol, demasiado nitrógeno en el suelo o porque su maceta o recipiente es demasiado pequeño para cultivar orégano.
  • Para revivir el orégano y prevenir enfermedades fúngicas, es importante imitar las condiciones de crecimiento del Mediterráneo con pleno sol, suelos arenosos bien drenados y regar solo una vez por semana en primavera y verano.
  • Es probable que el orégano con hojas negras o marrones sufra pudrición de la raíz o una enfermedad fúngica. Recorte el crecimiento infectado con tijeras de podar estériles (limpie las hojas después de cada corte para evitar la propagación de hongos) y vuelva a plantar el orégano en una maceta con compost fresco, enmendado con arena o gravilla para mejorar el drenaje y colóquelo a pleno sol.
  • Plante orégano en macetas grandes para protegerlo del frío, evite que las raíces se adhieran a la maceta y proporcione orificios de drenaje en el fondo de la maceta para permitir que escape el exceso de agua.
Comparte tu aprecio