Physical Address

304 North Cardinal St.
Dorchester Center, MA 02124

¿Cómo se pueden prevenir las hojas de las orquídeas rizadas o arrugadas?

Las orquídeas son algunas de las plantas de interior que se cultivan con mayor frecuencia. No son como las plantas en macetas normales que se utilizan en los hogares.

Pueden ser fáciles de cultivar si tienes algún conocimiento sobre sus necesidades. Cuidar estas plantas es fácil una vez que aprendes a cuidarlas adecuadamente.

La variedad más común de orquídeas cultivadas en los hogares es “Falenopsis”.

Son epífitas, es decir, crecen ancladas a otras plantas, o son plantas terrestres y requieren una mezcla de tierra para macetas, arena, perlita y corteza de árbol.

Las variedades en maceta suelen ser terrestres. Son muy delicados y prefieren luz filtrada, suelo bien drenado y mucha agua.

Cómo se ven las hojas y raíces normales de una orquídea:

Las plantas te dicen qué les pasa mostrando cambios en la apariencia de sus hojas y raíces.

Normalmente, las hojas de una orquídea sana se ven erguidas, rígidas y de color verde oliva. Las raíces varían de color blanco a verde.

Cuando están sanas, las raíces son firmes, firmes y tienen puntas de color verde brillante o rosa pálido.

Si las hojas están arrugadas o rizadas, algo anda mal con la salud de la planta. Pero una vez que encuentres el problema, lo resolverás en poco tiempo.

Causas de las hojas de orquídeas arrugadas:

Las hojas de orquídea arrugadas son una señal de que la planta no está cumpliendo con los requisitos adecuados y que necesita algo de atención para volver a la normalidad.

Las orquídeas prefieren un ambiente moderadamente húmedo para su crecimiento. Son un poco exigentes a la hora de regar.

No les gusta tener demasiada agua, pero tampoco les gusta tener muy poca agua. Identificar el problema es el primer paso para resolverlo.

Las principales razones por las que las hojas de las orquídeas se arrugan se deben al riego insuficiente, excesivo, problemas del suelo, falta de humedad, pudrición de las raíces y altas temperaturas.

1) Riega tu planta. ¡Lo mantiene demasiado seco!

Una orquídea morada y verde.Si la orquídea recibe muy poca agua, la presión de turgencia en las hojas disminuirá y como resultado las hojas se verán flácidas, flácidas y débiles.

También debes inspeccionar las raíces para ver si están bien o no. Las raíces que crecen desde el suelo suelen ser de color blanco a verde cuando están sanas.

Para confirmar la deshidratación, observe las raíces más profundas. Si se ven marrones, quebradizos o arrugados, la causa más probable es muy poca agua.

2) ¡Mantenerlo demasiado mojado!

Si las hojas aparecen arrugadas a pesar de que estás regando tu orquídea, probablemente la estés regando demasiado.

Si entra en pánico al notar las hojas flácidas y comienza a regar en exceso, la situación empeorará aún más ya que el sistema de raíces de la planta se estresará y dañará gravemente.

La mayoría de las orquídeas tienen más probabilidades de sufrir daños por exceso de agua que por muy poca agua. Demasiada agua provoca la pudrición de las raíces y muchas otras enfermedades.1.

Este es un error común que cometen los principiantes, pero conocerlo puede ayudarle a evitar esta situación en el futuro.

Para confirmar el exceso de riego, debemos fijarnos también en las raíces. Se ven muy blandos y de color negro fibroso.

Si la planta recibe más agua, las raíces eventualmente se pudrirán y la planta ya no podrá absorber nutrientes del suelo o del medio de cultivo.

3) Deterioro del medio/cultivo:

Las hojas coriáceas y arrugadas pueden indicar un problema en el suelo si las raíces se ven sanas y no tienen deformidades visibles.

Con el tiempo, es posible que el medio haya perdido la mayoría de los nutrientes necesarios para el crecimiento óptimo de las plantas.

Las razones también pueden ser un exceso de agua o una fertilización excesiva, que altera la armonía y el equilibrio del medio.

  Curvatura de hojas de plantas de serpientes (causas y soluciones)

Revisa el medio para macetas para ver si se rompe o no. En este caso, el único remedio es trasplantar la orquídea.

Hay muchas mezclas de tierra para macetas disponibles. La mejor mezcla es utilizar una mezcla de corteza junto con turba. El objetivo principal es rejuvenecer las condiciones de vida de la planta.

4) Falta de humedad:

Las orquídeas prosperan en condiciones de humedad. Una humedad del 50-70% es fundamental para un buen crecimiento.

Hay una pérdida continua de agua desde el envés de las hojas a través de los estomas.

Básicamente, actúan como canales para la evaporación del agua para mantener fresca la planta.

Cuando el ambiente es menos húmedo se produce una rápida pérdida de agua en forma de vapores y esto provoca la deshidratación de la planta.

Cuando el ambiente es húmedo, la pérdida de agua no es tan grande y la absorción de agua de las raíces está en equilibrio con el agua perdida a través de las hojas.

Por eso es mejor colocar las orquídeas en un ambiente húmedo para evitar que las hojas se arruguen.

5) Pudrición de la raíz y pudrición de la corona:

Las hojas arrugadas también pueden deberse a enfermedades que pueden dañar las raíces o las hojas de la planta de orquídea.

Los ataques más comunes a la raíz son los ataques de hongos y bacterias, que en última instancia provocan la muerte del sistema radicular.

Causan graves daños y paralizan la capacidad de la planta de absorber nutrientes para un crecimiento adecuado.

También hay una menor absorción de agua, lo que provoca hojas arrugadas y flácidas. La pudrición de la raíz suele ser un subproducto del exceso de agua y se puede remediar fácilmente.

La pudrición de la corona se debe a rociar o regar el cuerpo de la planta de orquídea con agua.

La corona de una planta se refiere a las partes que se encuentran sobre el suelo, incluido el tallo, las hojas y las flores, etc.

El agua restante en la corona proporciona un entorno para el crecimiento de organismos nocivos que dañan las hojas y el tallo.

Rápidamente provoca el ennegrecimiento de la zona de la corona y provoca la muerte de la planta.

Si te gusta este artículo, consulta nuestro artículo sobre Cómo plantar orquídeas en cestas colgantes.

Soluciones para reparar y prevenir las hojas de orquídeas arrugadas

Si ha identificado alguno de los problemas mencionados anteriormente, ya ha logrado un progreso del 50% en la solución del problema de su planta de orquídeas.

Puede seguir estos sencillos pasos para resolver el problema y evitar que vuelva a ocurrir en el futuro:

1) Evitar que la planta de orquídea se seque:

Una orquídea blancaUna vez que hayas confirmado los signos de deshidratación en tu orquídea, el siguiente paso es regar la planta inmediatamente.

Se debe comprobar diariamente el estado de las raíces y las hojas para garantizar que la planta se riegue tan pronto como comiencen a aparecer signos de deshidratación.

También podrás sentir el peso de la olla cuando esté seca levantándola. Le dará una estimación aproximada de cómo se siente la maceta cuando la planta está seca.

Entonces, si sientes que la planta se ha secado, puedes comprobarlo fácilmente determinando su peso y regando la planta en consecuencia.

2) Establecer una rutina de riego para evitar el exceso de agua:

La única forma de evitar el riego excesivo es establecer un programa de riego claro.

Evaluando periódicamente la maceta podrás hacerte una idea del período de tiempo tras el cual la planta necesita agua.

La distancia entre riegos sucesivos puede variar según la climatología, pero es casi constante.

  Revisión de ideas 4 paisajismo: ¿puede alegrar su jardín?

Simplemente agregue unos días entre riegos y revise el medio de cultivo antes de regar. Si parece húmedo, espere antes de regar.

Si aún no lo tienes claro, no te excedas, porque demasiada agua mata a las orquídeas más que cualquier otra cosa.1.

3) Eliminación de raíces afectadas por pudrición radicular:

La planta puede desarrollar pudrición de la raíz debido a un medio excesivamente anegado con ataques de hongos muy añadidos.

Para resolver este problema, es necesario inspeccionar todo el sistema de raíces de la planta. Todas las raíces afectadas por la pudrición deben eliminarse con unas tijeras limpias.

Esto evita una mayor propagación de la enfermedad y es el único remedio que puede utilizar en esta situación.

4) Mantener la humedad:

Como se mencionó anteriormente, las plantas de orquídeas prosperan en condiciones de humedad moderada. Para empezar, puedes utilizar una bandeja humectante debajo de la maceta y llenarla con agua.

Llene el recipiente con grava para que la maceta de orquídeas quede encima de la grava. De lo contrario las raíces permanecerán en el agua y se pudrirán muy rápidamente.

Este método aumenta naturalmente la humedad en la atmósfera. Si la situación es grave, puedes intentar colocar una bolsa de plástico sobre la planta, lo que simulará un efecto invernadero.

Las hojas arrugadas se vuelven rígidas y rígidas en poco tiempo si no hay otro problema subyacente.

También es adecuado el uso de humidificadores, pero son caros. Si no tienes tiempo para rellenar manualmente el agua de la bandeja cada vez que se seca, utilizar un humidificador es una buena opción.

Colocar la orquídea junto a otras plantas de interior también es una buena estrategia. Estar rodeado de otras plantas ayuda a mantener el aire circundante húmedo y tibio.

5) Evite chubascos y empañamiento de la corona:

Se debe evitar a toda costa duchar o rociar el tallo o las hojas de la orquídea. Ambas acciones pueden provocar la pudrición del tallo y la corona.

También pueden hacer que se formen pétalos en las flores en flor. Por lo tanto, se debe tener cuidado de asegurarse de que el suelo solo se riegue y no se empape accidentalmente hasta la corona.

6) Trasplante en nuevo medio:

Cuando el medio de cultivo se haya deteriorado por completo, es hora de trasplantar la orquídea con tierra nueva para macetas.

También puedes elegir una maceta nueva para la planta, pero las orquídeas prefieren una maceta acogedora. Se recomienda utilizar una maceta de plástico transparente con suficientes orificios de drenaje.

La mezcla para macetas debe ser una mezcla de turba, perlita y corteza de árbol. La ventaja de utilizar turba es que retiene el agua por más tiempo.

Entonces, si tiendes a regar en exceso las plantas, aumentar la cantidad de turba será de gran ayuda.

Qué causa las hojas de las orquídeas rizadas y cómo solucionar el problema:

La razón principal por la que las hojas de las orquídeas se curvan es porque siguen la fuente de luz. Si la fuente de luz cambia de dirección con regularidad, las hojas se curvarán.

Otras razones por las que las hojas de sus orquídeas se curvan incluyen plagas, enfermedades fúngicas, demasiada agua y un medio de cultivo inadecuado.

Las siguientes son las principales razones por las que las hojas de las orquídeas se rizan:

1) Infestación de plagas:

Las orquídeas son plantas muy frágiles y muy sensibles a las plagas.

Las cochinillas y los pulgones son responsables del mayor daño a las orquídeas cuando se trata de ataques de insectos.

Chupan la savia de la planta, interrumpiendo el suministro de nutrientes a las hojas.

Esto hace que se enrollen hacia arriba, ya que les resulta difícil equilibrar la tensión de la cutícula en la superficie exterior de las hojas.

  Una revisión del kit de afilado Dremel: aspectos positivos, negativos y más

Solución

Las plagas deben controlarse lo más rápido posible. Deben eliminarse lo antes posible para evitar que establezcan un dominio sobre la planta.

Debe eliminar manualmente todos los errores visibles seleccionándolos a mano. Usar aceite de neem también es una buena manera de evitar daños mayores a la planta.

El aceite de neem es completamente seguro y el mejor pesticida orgánico para usar en tales situaciones.

Es posible que tengas que volver a rociar la planta con aceite después de una semana para matar los huevos o larvas que no se detectaron la primera vez.

Si no tienes aceite de Neem, también puedes utilizar una mezcla de agua y jabón diluido.

Esta es una terapia casera simple pero efectiva, pero el rociado debe repetirse cada 2 o 3 días para garantizar la eliminación adecuada de los insectos.

También se pueden utilizar pesticidas comerciales, pero sólo si la infestación se ha vuelto demasiado extensa. Las orquídeas son muy sensibles, por lo que conviene utilizarlas con prudencia.

2) Enfermedad fúngica

La enfermedad fúngica más común que afecta a la planta de orquídeas es el marchitamiento por Fusarium. Ahoga principalmente el sistema vascular de la planta.

Los hongos entran por las raíces y dañan los vasos conductores de agua de la planta.

A medida que la infección se propaga, el hongo provoca una restricción de agua en las hojas, lo que provoca que las hojas se encrespen y se pongan amarillentas.

Solución

Lo mejor es eliminar las raíces afectadas con unas tijeras esterilizadas. Es imprescindible eliminar las pequeñas malas hierbas alrededor de la planta, ya que albergan el patógeno.

Si la infección se ha extendido masivamente, deseche el rizoma infectado y trasplante la planta a una nueva mezcla para macetas.

3) Otras causas:

Otras causas de las hojas de orquídeas rizadas incluyen:

  1. riego excesivo
  2. Cambio en la dirección de la fuente de luz.
  3. Tierra para macetas incorrecta

Pensamientos finales: ¿Cómo se pueden prevenir las hojas de orquídeas arrugadas o rizadas?

Las orquídeas son muy hermosas y cautivadoras en comparación con otras plantas. Tienen clase propia y siempre logran atraer la atención de los amantes de las flores.

Son millones de personas que se dedican exclusivamente al cultivo de estas hermosas plantas.

Aunque las orquídeas requieren un poco más de esfuerzo, cuidarlas y mantenerlas es un absoluto placer.

Problemas como las hojas arrugadas y rizadas son bastante comunes y pueden solucionarse en poco tiempo.

Los pasos mencionados anteriormente son más que suficientes para que un jardinero novato resuelva estos problemas. Conocer toda esta información resultará fructífero si alguna vez surge la necesidad.

Asegúrese de comprobar el riego con regularidad para que ni siquiera se produzcan la mayoría de los problemas. A las orquídeas les va mucho mejor con muy poco fertilizante que con demasiado.

Puedes darle fertilizante balanceado dos veces en verano ya que esta es la época de máximo crecimiento. En invierno puedes fertilizar solo una vez.

Garantizar todos estos pasos definitivamente evitará que las hojas se arruguen y se enrollen en su planta de orquídea favorita.

Antes de ir, aquí hay algunos artículos más relacionados que le recomiendo que lea a continuación para resolver más problemas de jardinería:

¿Son reales las flores de orquídeas azules?

Calathea Ornata deja rizo

¿Por qué se rizan las hojas de mis hortensias?

¿Cómo se le devuelve la vida a una Calla moribunda?

Sobre el Autor:

Saad Ansar

El propio Saad es un ávido jardinero y un gran amante de las plantas, los animales, la fotografía y las personas. Actualmente se centra en fotografiar plantas de interior y subtitular hermosos paisajes al aire libre. Escribe y reescribe artículos en profundidad sobre la naturaleza y la ciencia.

Comparte tu aprecio