Physical Address

304 North Cardinal St.
Dorchester Center, MA 02124

¿La sal de Epsom es buena para las plantas de fresa?

¿La sal de Epsom es buena para las plantas de fresa? Las sales de Epsom han existido en el jardín durante mucho tiempo. Los jardineros lo usan en el crecimiento y tratamiento de plantas, pero este nutriente esencial no es para todas las plantas.

Las fresas son plantas perennes resistentes, pero son relativamente fáciles de cuidar, menos agua, pleno sol y una mezcla de compost pueden ayudarlas a crecer. Las fresas responden bien a la buena materia orgánica del suelo, pero es importante saber cuánta necesitan.

Es importante hacer una prueba antes de decidir cuánta materia orgánica necesitan tus plantas. La sal de Epsom puede contener muchos nutrientes esenciales para las plantas, pero agregar demasiado a las plantas puede ser perjudicial para la condición del suelo, lo que a su vez determina la salud de las plantas.

Cultivar fresas dulces en su jardín no es un trabajo fácil, ya que cualquier planta de fresa necesita agua y suelo adecuados para producir frutas verdaderamente jugosas y regordetas. Siga leyendo para averiguar si la sal de Epsom funciona como fertilizante para su plantas de fresa.

¿Qué es la sal de Epsom?

¿Qué hace la sal de Epsom por las plantas? La sal de Epsom es un mineral natural elaborado a partir de una sal química llamada sulfato de magnesio y, como su nombre lo indica, contiene un 10 % de magnesio y un 13 % de azufre, dos nutrientes esenciales que tus plantas necesitan para crecer.

La sal de Epsom a menudo se usa en plantas como tomates, pimientos o rosas porque parecen beneficiarse más del nutriente adicional.

¿La sal de Epsom es buena para las plantas de fresa?

Las fresas prosperan con magnesio y la sal de Epsom contiene una buena dosis de este nutriente y puede ayudar a preparar el suelo. La sal de Epsom también ayuda a la planta de fresa a producir más alimentos, a mantenerla saludable, pero es importante no abusar de ella.

Cada planta necesita fertilizante, pero cuando se trata de plantas de fresa, tenga cuidado de no usar demasiado, ya que esto puede provocar que la planta se marchite.

Aplique una cucharadita de sal de Epsom alrededor de cada trasplante o puede rociar una cucharadita de sal de Epsom por galón de agua al trasplantar y puede obtener fácilmente este fertilizante en la tienda. La sal de Epsom contiene azufre y magnesio, dos nutrientes que pueden mejorar el crecimiento de la floración y la fructificación de la planta de fresa.

  Red Heart Philodendron - Historia, consejos de cuidado y más

¿Cómo usar la sal de Epsom en la planta de fresa?

A las plantas de fresas les encanta el magnesio y también necesitan calcio, así que para darles esto, hay maneras fáciles de aplicar sal de Epsom a su planta de fresas. La forma más rápida de aprovechar al máximo la sal de Epsom es diluir una cucharada de sal de Epsom en un litro de agua. Deja que se disuelva completamente en agua y riega tu planta con él normalmente.

Para desarrollar frutos más grandes, puede usar sal de Epsom para alimentar sus plantas de fresa después de la floración y la fructificación. Otra forma en que puede usar la sal de Epsom es para tratar las plagas que infestan su planta de fresas. Espolvoree la sal alrededor de la base de la planta para disuadir a plagas como babosas y caracoles.

¿La sal de Epsom es buena para las plantas de fresa?

Pensamientos finales

Las fresas responden bien a una amplia variedad de fertilizantes y, siempre que obtengan los nutrientes adecuados de este fertilizante, le proporcionarán frutos saludables.

La sal de Epsom contiene nutrientes esenciales que aseguran que su fresa obtenga una fruta saludable. Solo un pequeño puñado de sal de Epsom arrojado al campo de fresas también puede darle a su planta un impulso extra de vigor.

Lea a continuación: ¿Cómo cuidas tus plantas de fresa en invierno?

Comparte tu aprecio