Physical Address

304 North Cardinal St.
Dorchester Center, MA 02124

Las hojas de agave se vuelven amarillas (causas y cómo solucionarlo)

El riego excesivo es la causa más común de amarillamiento de las hojas de agave. Sin embargo, debe evaluar más a fondo la situación, ya que hay otras cosas a tener en cuenta, como enfermedades de pudrición de la raíz, plagas y deficiencia de nutrientes. Si su agave tiene pudrición de la raíz, trasládelo a una maceta nueva. Riegue solo cuando la capa superior del suelo esté seca.

Si tiene este problema, lo guiaré a través de todas las posibles causas y soluciones.

Las hojas de agave en macetas de interior se vuelven amarillas.
Las hojas de agave se vuelven amarillas

Causas del amarillamiento de las hojas de agave

Simplemente mirando su planta, puede saber si su Agave sufre de esta condición. Sin embargo, tenga en cuenta que existen otras especies de Agave con una raya amarillenta o un color amarillo verdoso.

Para determinar correctamente si su planta necesita tratamiento, primero debe identificar el tipo de Agave que posee. También vale la pena señalar que Agave prospera en áreas desérticas o arenosas, ya que puede soportar más luz solar que otras plantas de jardín.

Por lo general, pueden sobrevivir con solo una pequeña cantidad de agua. Ahora analicemos algunas de las causas con más detalle y tengamos una idea de cómo las abordará.

Cantidad de agua

El riego es lo más básico que debe saber al cuidar las plantas de interior.

Debes entender que no todos los tipos de plantas requieren la misma cantidad de agua.

Por eso es importante conocer el entorno natural donde suele prosperar su planta.

Regar en exceso su agave puede provocar no solo el amarillamiento de las hojas, sino también otros problemas graves.

También puede notar que está demasiado aguado si las hojas se ven blandas y la parte superior se vuelve marrón.

Por otro lado, las inundaciones, especialmente a mediados del verano, también pueden hacer que las hojas se vuelvan amarillas, acompañadas de arrugas y marchitez de las puntas.

Qué debemos hacer:

  • El primer paso es mapear provisionalmente sus necesidades de agua.
  • Si cree que su planta ha sido regada en exceso, muévala a un lugar más brillante para que la tierra se seque más rápido. Deja que la tierra se seque antes de volver a regarla. Por lo general, alrededor de intervalos de riego de 10 a 12 días.
  • Si cree que su planta está recibiendo muy poca agua, considere regarla a fondo hasta que haya signos de exceso de agua goteando por los orificios de drenaje de su maceta. Luego déjalo secar antes de volver a regar.
  • Acostúmbrese a eliminar el agua que gotea en el plato de la olla para evitar demoras en el drenaje del suelo.

Una deficiencia de nutrientes

Las hojas que se vuelven amarillas es una gran señal de que carece de nutrientes. Por lo general, es la falta de magnesio lo que causa ese tipo de estrés en su Agave.

El magnesio juega el núcleo central de la molécula de clorofila que le da a la planta su color verde.

Si el suelo es deficiente en magnesio, lo más probable es que la planta se deteriore en forma y color. (Fuente: Extensión de la Universidad de Minnesota)

Las suculentas, como cualquier otra planta, también necesitan magnesio para mantener su hermoso color verde.

Qué debemos hacer:

  • Considere aplicar fuentes solubles de magnesio como fertilizante para suculentas o plantas de interior. Los más comunes son la sal de Epsom y la Magnesia.
  • El agave no necesita demasiado fertilizante, así que trate de usarlo con moderación.
  • Aplique el fertilizante continuamente una vez al mes, excepto en invierno, hasta que la planta se restablezca y la decoloración se detenga.

falta de luz

Otra cosa básica que debe saber cuando trabaja en el jardín es la iluminación adecuada según la planta que tenga, y esto es especialmente cierto para su Agave.

Volviendo a su entorno nativo, el agave suele florecer en los desiertos y se concluye que esta planta necesita mucha luz solar.

Sin la luz adecuada, Agave no puede producir clorofila y no puede realizar la fotosíntesis. La falta de clorofila hace que se vuelva amarilla.

  Planta de araña hawaiana (consejos de cuidado, propagación y más)

Por lo general, las suculentas como Agave necesitan 6 horas de luz solar para obtener su mejor aspecto y crecimiento.

Incluso puede sobrevivir al verano más caluroso y seco del suroeste de los Estados Unidos. (Fuente: Universidad Estatal de Carolina del Norte)

Qué debemos hacer:

  • Si sospechas que a tu planta le falta luz solar, lo primero que debes hacer es trasladarla a una zona donde abunde la luz solar. Por lo general, la mejor ubicación es una ventana orientada al sur o al oeste.
  • Incluso si está en un lugar soleado, asegúrese de que tenga un buen drenaje, especialmente durante los inviernos fríos.
  • Si bien el agave es conocido por su capacidad para sobrevivir a la sequía, todavía hay casos en los que su planta puede experimentar una luz solar directa excesiva. Esto es menos probable, pero puede detectarlo fácilmente cuando vea que algunas de las hojas comienzan a caer. Entonces considera darle algo de sombra a tu planta.

Temperatura y humedad

Un ambiente húmedo y de baja temperatura proporcionará humedad al suelo de su Agave, lo que puede afectar a las plagas y hongos en el sistema de raíces.

Esto crea una escasez de agua y nutrientes, lo que hace que las hojas se vuelvan amarillas.

Con la misma rapidez, Agave prefiere climas más cálidos con menos humedad. Idealmente, a esta planta le gustan las temperaturas superiores a los 38 °C, pero en las estaciones más frías puede tolerar hasta 15 °C.

Qué debemos hacer:

  • Si cree que su temperatura está estresando a su agave, verifique la temperatura en su jardín interior. Comprar un buen termómetro es una buena inversión si quieres que tus plantas alcancen la temperatura adecuada.
  • Si su área actual no es sostenible para alcanzar la temperatura requerida, mueva su planta a un área más adecuada. Considere también la ventilación del área y la frecuencia con la que la usa, ya que estas suelen ser las principales razones por las que sube la humedad.
  • Si ya ha encontrado el lugar necesario donde es más probable que se mantenga la temperatura, asegúrese de colocarlo y evite el movimiento excesivo.
  • Tenga en cuenta que mientras su Agave se mantenga caliente, lo más probable es que no tenga problemas con la humedad.

Trasplante de estrés

En realidad, las plantas no necesitan ser trasladadas de un lugar a otro de vez en cuando. El único momento para trasplantar es cuando crece fuera del contenedor.

Por lo general, si lo hace mal o sin cuidado, la planta sufrirá estrés de trasplante o shock de trasplante.

Esto puede conducir no solo a que las hojas se vuelvan amarillas, sino también a que la planta se marchite. En ese caso, es posible que desee tomar precauciones y evitar que su planta eventualmente se pudra.

Qué debemos hacer:

  • Primero verifica si hay suficiente drenaje en tu maceta. Una vez más, Agave tarda mucho en drenarse, por lo que será útil si agrega algunos orificios de drenaje más para que se procese rápidamente.
  • Luego haga un control de temperatura en su área. A veces, trasplantar significa mover la planta. Si es así, asegúrese de que su ubicación tenga una temperatura adecuada. De preferencia devolverlo al mismo lugar donde solía crecer.
  • Luego, elimine las hojas amarillas y muertas para dejar espacio para el nuevo crecimiento.
  • Finalmente, vigile las necesidades diarias de agua y luz solar de su planta. A veces, solo se necesitan unos días para recuperarse del estrés del trasplante y, finalmente, volverá a florecer por sí sola.

pH del suelo

El pH del suelo o la respuesta del suelo se refiere a la acidez o alcalinidad del suelo medida en unidades de pH. El agave crece bien en suelos con un pH de 6,6 a 6,8.

Si cae por debajo de 6,6, el suelo se vuelve ácido y se desarrolla una deficiencia de magnesio. Nuevamente, su planta necesita magnesio para evitar el marchitamiento y la decoloración.

Qué debemos hacer:

  • Si cree que el suelo de su planta tiene un problema de pH, considere comprar un kit de prueba de suelo en una tienda de suministros de jardinería cerca de usted.
  • No tome muestras en la superficie del suelo. Considere alrededor de 4 a 5 pulgadas debajo de la superficie, ya que la mayor parte del suelo superficial tiene un pH diferente. Recuerde que las raíces de Agave tienen al menos 4 a 5 pulgadas de profundidad, por lo que es ideal para probar allí.
  • Si el pH está por encima de 6,8, es probable que el suelo esté expuesto a la alcalinidad, aunque es poco probable que afecte a la planta. Todavía es mejor agregar azufre al suelo para bajar el pH.
  • Si el pH es inferior a 6,8, el suelo es ácido. Agregue cal para elevar el pH. También puedes utilizar fertilizantes ricos en magnesio.
  • Si la decoloración sigue ahí después de unos días, considere trasplantar su planta a un suelo más adecuado. No olvide quitar las hojas amarillas secas después de trasplantar.
  La mejor tierra para macetas para hierbas (con ejemplos)

Enfermedades

Raíz podrida

La pudrición de la raíz daña el sistema radicular. Como resultado, no puede absorber agua o nutrientes para su proceso fisiológico normal. Por lo que puede hacer que el agave se ponga amarillo.

La causa más común de las raíces podridas es el riego excesivo. Puede dar demasiada humedad a las raíces de su planta, creando un ambiente ideal para el ataque de hongos.

Además de la decoloración, también se pueden reconocer en su planta síntomas como podredumbre, marchitamiento y pérdida.

Al revisar la zanahoria, puede ver que se volvió suave y marrón, diferente de su apariencia dura y blanca habitual.

Este es un caso grave, ya que puede matar a su agave en cuestión de semanas si no se trata de inmediato.

Pero no tiene que estar desesperanzado de inmediato, porque hay algunos consejos posibles que puede seguir para salvar su planta.

Qué debemos hacer:

  • Lo primero a considerar es verificar la raíz. Afloje suavemente la planta del suelo, límpiela y busque la apariencia de la raíz. Si se ve marrón y suave, tu planta necesita tratamiento. De lo contrario, la raíz está sana y puedes volver a plantarla en la maceta.
  • Corta todas las raíces muertas y moribundas. En la medida de lo posible, no querrás dejar uno atrás, ya que esto podría infectar las raíces sanas restantes.
  • También debe recortar las hojas descoloridas y secas. Debido a que ha quitado algunas, si no muchas, de sus raíces, el sistema de raíces de su planta ahora es mucho más pequeño y no puede manejar una planta más grande. Si cree que las raíces aún no son suficientes para manejar el volumen restante de hojas sanas, intente podar más.
  • Aplique una solución antifúngica a las raíces sanas antes de trasplantar.
  • Se recomienda usar tantas otras ollas como sea posible, ya que la anterior puede estar contaminada. Pero si quieres usar la misma maceta, tira toda la tierra a la basura y luego lávala con lejía y agua caliente. Asegúrese de enjuagarlo bien antes de agregar tierra limpia y volver a plantar su agave.
  • Asegure un buen sistema de drenaje elevando su maceta o agregando más agujeros debajo de ella.
  • También es posible que desee aislar su planta por un tiempo, solo asegúrese de que tenga mucha luz solar.
  • Finalmente, espolvorea un poco tu planta.

Mancha foliar de hongos

Si la decoloración de sus hojas de Agave está acompañada de algunas manchas marrones o negras, lo más probable es que su planta esté sufriendo de una mancha foliar fúngica o de alguna manera conocida como antracnosis.

Esto es causado por un hongo llamado Colletotrichum. Este hongo produce esporas que se propagan al salpicar agua o por el aire.

Por lo tanto, las áreas húmedas y umbrías son los lugares más vulnerables para esta plaga.

Qué debemos hacer:

  • Si sospecha que sus plantas tienen la enfermedad de las manchas foliares, aíslelas de inmediato para evitar la propagación del hongo. Evita las zonas húmedas o con sombra, es mejor que la coloques en una zona mejor expuesta al sol.
  • Retire y deseche las hojas infectadas adecuadamente para evitar la propagación.
  • Evite regar por encima de la cabeza. Usa un rociador para regar el suelo inmediatamente.
  • Use fungicidas como el tiofanato de metilo para prevenir una recurrencia.
  • Cuando la planta esté lista para dejar el aislamiento, asegúrese de que haya suficiente espacio entre las macetas para permitir una buena circulación de aire.
  ¿A las plantas de jade les gusta la unión de raíces?

moho polvoriento

En caso de infección, verá una sustancia harinosa en el tallo y las hojas de su agave. Afecta el proceso de fotosíntesis haciendo que las hojas pierdan su color verde.

Además, absorbe valiosos nutrientes de la planta, por lo que hay que actuar de inmediato.

Qué debemos hacer:

  • Como cualquier otro hongo, el oídio disfruta de la presencia de un ambiente húmedo. Entonces, si aparecen síntomas, mueva la planta a una habitación menos húmeda y proporcione una buena circulación de aire.
  • Revisa el drenaje y evita que la tierra se moje por mucho tiempo.
  • Aplica una solución de bicarbonato de sodio. Mezcla 1 cucharadita de bicarbonato de sodio con 1 litro de agua. Luego rocíelo a fondo sobre las hojas afectadas.
  • Si la planta está gravemente infectada, retire todas las partes infectadas y deséchelas de inmediato.

Plagas

Las plagas también pueden causar la decoloración de su Agave. Por eso es recomendable revisar bien la planta antes de comprarla para evitar que entren plagas en tu jardín.

El culpable más común es el gorgojo del agave. Puedes decir por el nombre mismo que estas criaturas se sienten atraídas por invadir tu planta.

El gorgojo hembra pone huevos en la base de la planta, absorbiendo todos los nutrientes, lo que provoca la decoloración y, finalmente, la pudrición.

Los insectos chupadores de savia también pueden ser los culpables, ya que se alimentan de la savia. La savia aporta hidratación y otros nutrientes eficientes a su planta, por lo que perderla afectará las hojas de su planta.

Las cochinillas, pulgones y ácaros son los insectos chupadores de savia más comunes que puede encontrar en nuestro jardín.

Qué debemos hacer:

  • Primero, revise su agave para detectar signos de plagas, como hojas amarillentas, manchas marrones notables o pérdida de hojas.
  • Si ha detectado una invasión, primero identifique el tipo de plaga a la que se enfrenta antes de comprar insecticidas. Investigue los insecticidas seguros para evitar estropear su planta.
  • Observe el contenido de humedad del suelo, ya que la mayoría de las plagas se reproducen fácilmente en áreas húmedas.
  • Recuerde eliminar cualquier área infectada o dañada para evitar la propagación.

También puede disfrutar: Cómo reparar la pudrición de la raíz en Money Tree (y medidas preventivas)

Cómo evitar que tus hojas de agave se pongan amarillas

Siempre tenga en cuenta que es más fácil evitar que sus hojas de agave se pongan amarillas que curarlas.

Si bien esta situación es común con su planta, todavía hay formas de evitar que suceda.

  1. Compra correctamente. Asegúrese de que la planta esté sana de todos los síntomas posibles antes de comprarla.
  1. Luz del sol derecha. Colócalo en un lugar con mucha luz solar.
  1. Correcta regulación del agua. Riégala una vez cada 5 días o hasta que la tierra esté seca.
  1. Drenaje correcto. Eleve un poco su planta o agregue más agujeros a su maceta para que sea más fácil de drenar.
  1. Tratamiento adecuado del clima. Siempre coloque su Agave en áreas con altas temperaturas, especialmente durante la temporada de invierno.
  1. Buena ventilación. Asegúrate de que haya suficiente espacio entre las macetas para permitir la circulación del aire.
  1. Buen entendimiento. Intente investigar más sobre su planta para comprender completamente sus necesidades.

Pensamientos finales

El agave es una buena elección de plantas suculentas. Su físico y belleza únicos agregan un buen paisaje a su jardín interior.

Si bien es propenso a la decoloración, aún es fácil de manejar y mantener si tiene el conocimiento adecuado.

Si sus hojas se están poniendo amarillas, verifique primero sus síntomas. Una vez que haya descubierto la causa raíz, puede aplicar correctamente el tratamiento y las posibles precauciones para la protección futura de su planta.

Comparte tu aprecio