Physical Address

304 North Cardinal St.
Dorchester Center, MA 02124

Las hojas de hortensia se vuelven rojas (causas y soluciones)

Puede dar miedo cuando las hojas de una planta querida comienzan a ponerse rojas. La buena noticia es que las hojas rojas suelen ser la respuesta de estrés de la planta a algo en su entorno. Si sabe qué es lo que estresa a su planta, puede tomar medidas para resolver el problema.

Las hojas de las hortensias se vuelven rojas debido al estrés. Esto generalmente es causado por temperaturas extremas, tanto calientes como frías. Cuando se expone a estos extremos, la planta produce pigmentos de antocianina que la protegen de varias maneras y ayudan a prolongar la vida de las hojas.

Voy a explicar las razones más comunes por las que las hojas de hortensia se vuelven rojas y te daré algunas ideas sobre cómo devolverlas a su exuberante gloria verde.

Causas de las hojas de hortensia que se vuelven rojas y mueren

Las hojas de la hortensia se vuelven rojas

Pigmentos de antocianina

En la mayoría de los casos, cuando las hojas de la hortensia se vuelven rojas, se debe a la producción de pigmentos de antocianina en las células de la hoja. Las plantas producen estos pigmentos en respuesta a muchas fuentes diferentes de estrés, incluidas las temperaturas extremas, demasiada o muy poca luz y cuando son atacadas por plagas.

Hay más de 600 especies de antocianinas naturales y los científicos todavía están trabajando para comprender exactamente cómo protegen las plantas.

Los estudios demuestran que actúan como una especie de protector solar contra los dañinos rayos UV, aumentan la eficacia de la fotosíntesis y actúan como antioxidantes, protegiendo contra el daño de los radicales libres.

Solución

La única manera de Evitar que las plantas produzcan antocianinas es asegurarse de que no experimenten estrés. Para las hortensias, esto significa plantarlas en un suelo rico y con buen drenaje, regarlas bien pero sin mojarlas, y asegurarse de que tomen el sol por la mañana pero que tengan mucha sombra durante la parte más calurosa del día.

Cuando crecen en el suelo, no requieren alimentación, pero apreciarán un mantillo de compost una vez al año. En maceta, un abono de liberación lenta especialmente desarrollado para hortensias es una buena opción.

Clima frío

Cuando hace más frío, las hojas de las hortensias generalmente se vuelven rojas antes de que se caigan de la planta. Esta es una parte natural del ciclo de vida y por lo general no es motivo de preocupación.

Las hortensias son de hoja caduca. Esto significa que en otoño sus hojas mueren antes de volver a crecer en primavera. Durante el invierno, una planta de hoja caduca está inactiva, lo que significa que no crece ni necesita mucha agua o nutrición.

Antes de caerse de la planta, las hojas de las plantas de hoja caduca producen menos clorofila (el químico responsable del color verde en las plantas) y más antocianinas.

Entonces, a medida que la clorofila se desvanece, vemos que aparecen más colores naranja y rojo. Esto permite que las hojas sigan siendo productivas durante el mayor tiempo posible hacia el final de su vida.

  ¿Rosas que no florecen? (6 soluciones)

Solución

No hay forma de evitar que las hortensias de hoja caduca pierdan sus hojas en el invierno, pero les irá bien al aire libre sin protección, a menos que la temperatura descienda por debajo de los -17,7 °C (0 °F). En la primavera producirán un nuevo crecimiento que debería ser verde, no rojo.

Algunos tipos de hortensias son de hoja perenne, lo que significa que no se vuelven rojas en invierno y pierden sus hojas. Si quieres una planta con hojas verdes y brillantes todo el año, puedes dar la subida Hortensia integrifolia o Hortensia seemani un intento.

Crecer a pleno sol

Las hortensias prosperan mejor si reciben mucho sol por la mañana cuando las temperaturas son más frescas y sombra por la tarde.

Si tu planta está todo el día a pleno sol, se protegerá produciendo antocianinas, que enrojecen las hojas.

Estos pigmentos protegen las células de las hojas del daño y no son dañinos, aunque son una señal de que la planta no está en la situación deseada.

Solución

Asegúrate de colocar la hortensia en un lugar donde reciba luz solar directa por la mañana, pero no por la tarde. A la mayoría de las variedades les gustan unas 4-6 horas de luz solar al día, algunas variedades necesitan más o menos.

Si no puede mover la planta, considere formas de proporcionarle algo de sombra durante la parte más calurosa del día. Podría plantar otros árboles o arbustos o usar algún tipo de estructura como una cerca para proporcionar refugio.

falta de luz

Las hortensias que crecen en un lugar demasiado sombreado también pueden producir hojas rojas, ya que las antocianinas pueden aumentar la capacidad de fotosíntesis de las células. Entonces, si su planta recibe menos y 4 horas de luz solar al día y se pone roja, este podría ser el problema.

La falta de luz generalmente provoca un crecimiento pálido que se inclina hacia la fuente de luz más cercana o, en algunos casos, una combinación de crecimiento pálido y rojo.

Solución

Asegúrate de que tu planta reciba suficiente luz solar. Si está a plena sombra, muévalo a un lugar más brillante mientras se asegura de que no esté a pleno sol.

Si no puede mover la planta, considere formas de aumentar la cantidad de luz que recibe por la mañana, como cortar otros árboles y arbustos cercanos.

deficiencia de fósforo

Las hortensias no comen mucho y demasiado fertilizante puede reducir la cantidad de flores en la planta o incluso dañar el sistema de raíces. Sin embargo, si ve que las hojas inferiores de su planta se vuelven moradas desde las puntas, es un signo de deficiencia de fósforo.

Una cosa a tener en cuenta es que cuando la temperatura del suelo desciende por debajo de los 55 °F (13 °C), las hortensias luchan por absorber el fósforo.

Este problema se ve agravado por el suelo húmedo, que también dificulta que la planta absorba los nutrientes. Por lo tanto, es vital mantener su planta en una situación de buen drenaje.

  ¿Por qué tus hojas de lila se rizan?

Tenga en cuenta que en invierno, la mayoría de las variedades de hortensias se vuelven inactivas y no requieren nutrientes, por lo que no tiene que preocuparse por la temperatura del suelo que impide la absorción de fósforo en otoño e invierno.

Solución

Use mucho compost de alta calidad cuando plante su hortensia y aplique un mantillo de compost una o dos veces al año. El compost contiene todos los nutrientes que la planta necesita en una forma fácilmente accesible.

A menos que su suelo sea muy deficiente en nutrientes, probablemente no necesite usar fertilizante. Sin embargo, si desea una fertilización adicional, use un fertilizante desarrollado para hortensias y aplíquelo una o dos veces al año según las instrucciones de uso.

Submarino

La palabra ‘Hydrangea’ proviene de las palabras griegas para agua (hydros) y olla (angos). ¡Esto debería darle una idea de las necesidades de riego de la planta!

Aunque a las hortensias no les gusta la tierra húmeda, necesitan mucha humedad. ¡Este puede ser un acto de equilibrio complicado incluso para los cultivadores más experimentados!

Si notas que las hojas de tu planta se están secando, rizándose y volviéndose rojas, podría ser una señal de que necesita más agua.

Sin embargo, tenga cuidado: antes de regar más, asegúrese de que la planta no sufra pudrición de la raíz, ya que esto también puede causar síntomas de deshidratación.

Solución

Una vez que haya determinado que la planta no tiene pudrición de la raíz, es fácil solucionar este problema. ¡Solo riega más tu planta!

En el verano, probablemente deberías regar dos o tres veces por semana. Considere usar mantillo de madera dura para ayudar a que el suelo retenga agua.

El suelo debe tener buen drenaje, ya que a las hortensias no les gustan los pies mojados y son propensas a la pudrición de las raíces. Riegue menos en invierno y solo cuando el suelo esté completamente seco.

Xanthomonas y Cercospora mancha de la hoja

Si nota manchas rojas o moradas que se extienden gradualmente desde las hojas inferiores de su hortensia, podría ser una mancha foliar de Xanthomonas o Cercospora.

Xanthomonas es una enfermedad bacteriana y Cercospora es una enfermedad fúngica, pero ambas tienen síntomas similares. Se propagan a partir de materia orgánica infectada y pueden ser bastante difíciles de tratar una vez que se arraigan.

Por lo general, las bacterias o esporas se trasladan del material contaminado a la planta a través de salpicaduras de agua, por ejemplo, lluvia o cuando las plantas se riegan desde arriba, pero también es posible que estas infecciones se transmitan a través del equipo o incluso en las manos. (Fuente: Extensión de la Universidad Estatal de Michigan)

Solución

Trate de prevenir ambas infecciones eliminando las hojas caídas y otra materia orgánica en descomposición alrededor de la planta. Esto asegura que haya pocos lugares donde las bacterias o las esporas de hongos puedan esconderse, lo que reduce la posibilidad de infección.

  Planta de aloe quemada por el sol - Síntomas, cómo revivir (las hojas se vuelven marrones)

Una vez establecido, a La infección por Xanthomonas es difícil de tratar. No hay bactericidas efectivos disponibles, por lo que lo mejor que puede hacer es eliminar las partes infectadas de la planta y esperar lo mejor.

Algunas plantas sobreviven a la infección; otros no. Si la infección es muy severa, lo mejor es destruir la planta.

La mancha foliar por Cercospora se puede tratar con éxito con fungicidas si nota la infección a tiempo. Si menos del 20% de la planta está infectada, la probabilidad de supervivencia es alta.

Para las plantas muy infestadas, probablemente sea mejor destruirlas e intentarlo de nuevo. Tenga cuidado de no reutilizar la tierra y las macetas de plantas infectadas sin esterilizarlas primero.

Pudrición de la raíz por Phytophthora

El hongo Phytophthora que causa la pudrición de la raíz prospera en suelo húmedo y se transmite fácilmente a través de salpicaduras de agua o suelo contaminado.

Es un asesino para todas las plantas y puede ser un problema particular cuando se cultivan hortensias debido a sus necesidades de agua. Si su planta está en un suelo empapado, es muy probable que desarrolle pudrición de la raíz.

La pudrición de la raíz suele causar síntomas de deshidratación porque impide que la planta absorba agua a través de las raíces. Si su planta tiene hojas caídas, secas y enrojecidas pero recibe mucha agua, el problema puede ser la pudrición de la raíz.

Solución

Siempre asegúrese de que su hortensia esté en un suelo con buen drenaje. Nunca lo deje reposar en suelo empapado durante largos períodos de tiempo. Considere mover la planta o mejorar el drenaje del suelo si la situación se empapa.

Una vez que echa raíces, la pudrición de la raíz es muy difícil de tratar. Puede intentar eliminar las raíces infectadas, que se ven marrones y viscosas, volver a plantar en un suelo con buen drenaje y no regar por un tiempo.

La planta puede recuperarse. Sin embargo, la pudrición de la raíz es una sentencia de muerte para muchas plantas y puede ser mejor tirar la planta e intentarlo de nuevo.

¿Deberías preocuparte de que las hojas de la hortensia se pongan rojas?

Dado que las hojas rojas son un síntoma de estrés, a menudo son una señal de que la planta no está feliz en su situación. Si bien esto no es necesariamente motivo de preocupación, debe tratar de averiguar qué está causando el problema, y ​​luego puede decidir qué hacer al respecto.

Por ejemplo, las hojas rojas en otoño son normales y no necesitan tratamiento. Sin embargo, el follaje rojo por el exceso de sol es una señal de que su planta estará mucho más feliz en otro lugar. Y las hojas rojas causadas por la pudrición de la raíz hacen que la planta necesite atención inmediata.

Comparte tu aprecio