Physical Address

304 North Cardinal St.
Dorchester Center, MA 02124

¿Las hostas crecerán en suelo arenoso?

Hostas crecerá en suelo arenoso si ha sido modificado antes de plantar con abundante materia orgánica para retener el agua y mejorar la fertilidad del suelo. Las aplicaciones de mantillo y fertilizante regular agregarán nutrientes para contrarrestar la baja fertilidad del suelo arenoso para que las hostas crezcan a su máximo potencial.

El suelo arenoso se drena rápidamente y, a menudo, es relativamente fértil, por lo que hay algunos pasos importantes a seguir al plantar y cuidar hostas saludables.

Siga leyendo para conocer las mejores prácticas de:

  • Cómo preparar suelo arenoso para plantar hostas.
  • Cuánto regar hostas en suelo arenoso.
  • Consejos sobre la importancia de fertilizar hostas en suelos pobres en nutrientes
  • Consejos para cubrir y mantener niveles óptimos de humedad del suelo para cultivar hostas con éxito.

Preparación de suelo arenoso para plantar Hostas

Para crecer con éxito, las hostas deben plantarse en un suelo que:

  • Retiene la humedad alrededor de las raíces para mantener sus hojas regordetas y erguidas.
  • La estructura del suelo debe ser lo suficientemente porosa para permitir que el exceso de agua drene y lo suficientemente suelta para que las raíces se establezcan.
  • Suelo rico para proporcionar nutrientes ya que las hostas son comedores relativamente pesados.
  • Suelo ligeramente ácido a neutro (idealmente, el suelo debería serlo) pH 6-7)

Por lo tanto, el suelo arenoso tendrá que ser enmendado con mucha materia orgánica. Compost, moho de hojas y estiércol bien descompuesto o todas las buenas opciones.

Idealmente, recomendaría usar una mezcla de moho de la hoja y estiércol bien descompuesto ya que el moho de la hoja es un capacidad de retener agua al tiempo que mejora la estructura del suelo para que el exceso de agua no se retenga y pueda escurrirse, ya que las raíces de las hostas no deben mantenerse en agua estancada.

Esto ayudará a reajustar el nivel de humedad en el suelo si: los suelos arenosos se vaciaron demasiado rápido para las raíces de hosta para absorber agua, especialmente en épocas de sequía.

Arena no contribuye muchos nutrientes para el sueloPor lo tanto, los suelos arenosos tienden a ser de baja fertilidad. Agregar fertilizante ayuda a fertilidad del suelo a largo plazo y también estimular el ecosistema benéfico del suelo.

Compost, hongos en las hojas, estiércol todos se descomponen a aproximadamente pH 6-7 que es perfecto para el cultivo de hostas.

  1. El primer paso es cavar el área de plantación de su hosta. El tamaño de su agujero dependerá de la variedad de hosta. Variedades más grandes como ‘Cascada de jade’ necesita un agujero de aproximadamente 1 m (3 pies) de ancho y 18 pulgadas (45 cm) de profundidad, pero hostas más pequeñas (como ‘corona azul’) necesitan un agujero de 45 cm de ancho y 30 cm de profundidad.
  2. Cuanto más grande sea el área que excave y cultive con materia orgánica, mejores serán las perspectivas a largo plazo de la hosta.
  3. Retire la tierra arenosa y reemplácela con materia orgánica (idealmente compost, hojas y estiércol). Una mezcla de materia orgánica proporciona un amplio espectro de nutrientes y propiedades de retención de agua.
  4. Las hostas deben plantarse a una profundidad donde sus coronas estén al nivel de la parte superior del suelo. (La corona es el punto donde los pecíolos tocan las raíces). Coloca la hosta en el hoyo y agrega o quita material hasta que esté perfectamente nivelada, asegurándote de orientar el lado más atractivo de la planta hacia donde puedas verla con más frecuencia.
  5. Rellene el hoyo con su mezcla de materia orgánica hasta que el suelo esté nivelado con el dosel.
  6. Firme la materia orgánica con las manos para darle a la planta cierta estabilidad inicial, pero no compacte el suelo como hostas como suelo poroso para hacer crecer sus raíces.
  7. Riegue generosamente con aproximadamente 2 litros después de la siembra, lo que ayudará a reducir el impacto del trasplante y evitará que las hojas pierdan forma o estructura.
  Cómo usar la canela como hormona de enraizamiento (paso a paso)

La capacidad del suelo para retener la humedad es especialmente importante para las hostas, ya que son plantas de follaje que no tienen una estructura leñosa. Las hostas dependen de un suministro constante de humedad a las raíces, que se extrae constantemente y se evapora como vapor de agua de las hojas, creando un vacío parcial. Es esta presión interna la que mantiene la estructura de la planta en un proceso conocido como: Presión tugor.

Es por eso que es tan importante para la salud del hosta enmendar el suelo arenoso de drenaje rápido con material que pueda mantener un equilibrio constante de humedad en el suelo.

Agregue mantillo a hostas en suelo arenoso

La aplicación consistente de mantillo alrededor del suelo circundante del hosta es importante para mantener seco y suelo arenoso de construcción natural pobre en nutrientes.

El mejor mantillo para aplicar es cualquier material orgánico con una buena capacidad para retener y retener agua.

Recortes de césped, compost, hongo de la hoja y estiércol o todas las buenas opciones. No recomendaría virutas de madera o piedra, ya que no absorben agua con la misma capacidad y aportan pocos nutrientes al suelo.

Aplicar bajo 1-2 pulgadas de mantillo en el suelo alrededor de la hosta, pero mantenga un apertura de 6 pulgadas entre el mantillo y el dosel de la hosta.

No hay necesidad de excavar el mantillo en el suelo, ya que la materia orgánica en la superficie del suelo alienta a los microbios y gusanos a descomponer la materia orgánica e integrarla en el suelo.

Además, es probable que cavar dañe las raíces tuberosas de la hosta.

Con el tiempo, la estructura del suelo, el contenido de humedad y la fertilidad del suelo mejorarán.

  ¿Pueden las orquídeas vivir afuera?

El mantillo se puede aplicar en cualquier época del año, pero es mejor principios de la primavera para mantener el suelo en el nivel óptimo de humedad para la próxima temporada de crecimiento.

Fertilizante para hostas sanas en suelos arenosos

La arena no aporta nutrientes significativos al suelo, por lo que es importante usar un fertilizante ya que las hostas prefieren un suelo rico en nutrientes.

Hostas solo podrá crecer a su máximo potencial en términos de tamaño y color. con comida. Cuanto más grande es la hosta, mayor es la necesidad de nutrientes, por lo que es necesaria una fertilización regular.

Afortunadamente, alimentar hostas no es complicado. Todo lo que necesitan es un fertilizante generalmente equilibrado de nitrógeno (N), potasio (P) y fósforo (K) a principios de la primavera una vez cada dos semanas, hasta mediados del verano. No aplique fertilizante después de mediados de agosto, ya que esto promueve un nuevo crecimiento mientras la planta tiene que prepararse para el descanso invernal.

Hostas no necesita un tipo especial de fertilizante y cualquier marca acreditada de fertilizante multipropósito (como Miracle Grow) servirá. Estos fertilizantes también contendrán oligoelementos importantes necesarios para hostas saludables y compensarán las deficiencias del suelo arenoso pobre en nutrientes.

El mantillo regular ayudará a promover la fertilidad a largo plazo en el suelo, pero es posible que no tenga el equilibrio adecuado de nutrientes que idealmente necesitan las hostas. Entonces, en suelos arenosos, una combinación de mantillo y fertilizante en la temporada de crecimiento asegura que las hostas saludables crezcan con un color rico y un follaje exuberante.

Riego de hostas para evitar la sequedad del suelo arenoso.

Las hostas que crecen en suelo arenoso necesitan ser regadas más diligentemente de lo normal debido al drenaje rápido y luego a la incapacidad de la arena para almacenar agua alrededor de las raíces como otros suelos.

Enmendar el suelo con materia orgánica y aplicar mantillo regular antes de plantar ayudará a retener el agua y ayudará a las hostas a resistir el drenaje rápido del suelo y el clima seco, por lo que es importante seguir estos pasos además del riego regular.

  • Hostas grandes como ‘Cascada de jade’ puede necesitar tanto como 4 galones agua al día en los días más calurosos del verano para que la tierra no se quede sin humedad. Dele mucha agua a las variedades más altas una vez cada 2 o 3 días en un clima más nublado con lluvia ocasional.
  • Hostas medianas y pequeñas necesitan riego una vez cada 3 días cuando las hojas comienzan a aparecer en primavera y agua con hasta 1-2 galones cada 2-3 días en las altas temperaturas del verano.

Riegue siempre hostas generosamente, esto fomenta que las raíces crezcan profundamente en el suelo y, por lo tanto, aumenta la resistencia de las plantas a la sequía en el suelo arenoso que drena rápidamente.

  Planta de orquídea Phalaenopsis: la guía completa para el cultivo y el cuidado

Sugerencia superior: Riegue las hostas temprano en la mañana ya que esto las recargará con agua para el día siguiente. No se recomienda regar por la noche ya que proporciona las condiciones ideales para caracoles y caracoles que tienen gusto por las suculentas hojas de hostas.

Comprobar la humedad del suelo en suelos arenosos

Suponiendo que tenga el protocolo de riego correcto para cultivar hostas, también es una buena idea controlar la humedad del suelo en los meses de primavera y verano durante los períodos secos, especialmente porque los suelos arenosos se drenan muy rápido.

La forma más fácil y efectiva de probar la humedad del suelo es verificar el suelo circundante inmediato alrededor del hosta hasta la profundidad de un dedo. Si puede detectar humedad moderada, su riego actual o tal vez la lluvia será suficiente para mantener el hosta en el clima más cálido.

Si la tierra se siente seca al tacto, dale a tu hosta un buen trago de al menos 2 galones para asegurarte de que la tierra de la hosta se mantenga en el equilibrio de humedad adecuado.

Otro signo obvio es que las hojas de hosta pueden caerse por falta de agua. En ese caso, riegue a fondo y agregue una capa de mantillo para retener el agua y reducir la velocidad a la que se seca el suelo.

Puntos claves de aprendizaje:

  • Las hostas se pueden plantar en jardines con suelo arenoso siempre que prepare el suelo antes de plantar.
  • Modificar el suelo con mucha materia orgánica permite que el suelo retenga la humedad y hace que el suelo sea más fértil. Esto es esencial porque los suelos arenosos suelen ser secos y pobres en nutrientes.
  • Cubra las hostas en primavera para mejorar el suelo y retener el agua para preparar la planta para los días más cálidos del verano que, de lo contrario, pueden secar el suelo.
  • El fertilizante es esencial para agregar el equilibrio correcto de nutrientes para que las hostas puedan crecer de manera óptima en términos de tamaño, color y follaje exuberante.
  • Riegue las variedades de hosta más altas todos los días a aproximadamente 3 galones en el verano para mantener la humedad óptima del suelo. Las variedades medianas y pequeñas requieren de 1 a 2 galones por día en climas cálidos o agua una vez cada tres días en climas nublados u ocasionalmente lluviosos.
  • Riegue las hostas por la mañana para llenarlas de agua en lugar de por la noche, lo que alentará a las babosas y los caracoles.
  • Si no está seguro de regar sus hostas, verifique a la profundidad de un dedo para detectar la humedad. Si el suelo está ligeramente húmedo o seco, riegue abundantemente y agregue mantillo superficial para una retención adicional de agua.

Comparte tu aprecio