Physical Address

304 North Cardinal St.
Dorchester Center, MA 02124

¿Por qué mi arce japonés se vuelve marrón y cómo lo soluciono?

Los arces japoneses son conocidos por su colorido follaje. El llamativo color se vuelve aún más hermoso en otoño.

Sin embargo, se vuelve alarmante cuando las hermosas hojas se vuelven marrones, ya que su color es la característica más llamativa. Si su arce enfrenta el mismo problema y necesita ayuda, ¡estamos en ello!

Su arce japonés puede volverse marrón por falta de agua (sequía o sequía), exceso de fertilizante o daño físico a las raíces del árbol.

También puede deberse a riego excesivo, espacio limitado o exposición a fuertes vientos, todo lo cual daña la planta y la hace más susceptible a lesiones.

Pero no se preocupe, ya que hemos enumerado todos los problemas y sus soluciones en detalle para ayudarlo. Así que sigue leyendo si quieres que tu arce japonés se mantenga sano y colorido.

¿Por qué mi arce japonés se vuelve marrón?

Una hoja de arce japonesaEl follaje delicado y colorido de los arces japoneses (Acer palmatum) se aprecia durante la temporada de crecimiento y hasta el otoño.

Según la variedad, esta planta bastante pequeña y de crecimiento lento puede alcanzar una altura madura de 1,2 a 9 metros.

Aunque el árbol florece a principios de verano, destacan las hojas palmeadas con tubérculos de cinco, siete o nueve dientes.

La mayoría de los arces japoneses son resistentes en las zonas USDA 5-8, y algunos sobreviven en la zona 4 cuando se cultivan en santuarios de vida silvestre.

Los arces japoneses prosperan plenamente en sol limitado y suelo bien drenado. Plántelos en las zonas 7-8 en una sombra parcial o en un lugar moteado luz de sol para proteger el verde del calor del verano.

Muchas variedades populares tienen vegetación roja, pero algunas tienen tonos verdes u dorados vibrantes. Si bien hay muchos contextos para elegir un arce japonés, la mayoría de las personas plantan esta planta por sus hojas.

Las siguientes son algunas razones por las que su arce está perdiendo su hermoso follaje:

1) hojas chamuscadas

En su hábitat natural, los arces japoneses crecen bajo árboles altos.

La exposición excesiva a la luz solar puede hacer que las hojas de arce japonés se vuelvan marrones. Esta condición se conoce como hoja chamuscada.

Incluso los árboles que están expuestos a demasiado sol pueden volverse marrones durante un verano caluroso, especialmente si están presentes otros factores que obstaculizan.

En cuanto a los síntomas, es una cuestión de grado. Solo unas pocas hojas se volverán marrones, y solo en los bordes, los casos más leves.

Las hojas superiores están principalmente involucradas. Demasiada luz solar también puede causar cambios de color inducidos por el estrés, lo que lleva a la marchitez.

Como arreglarlo:

El pánico no lleva a nada, así que cálmate primero. No hay duda de que su precioso arce japonés está perdiendo sus hojas y se está volviendo marrón, pero eso es solo el resultado del verano seco y caluroso.

En el verano, los jugos de cualquier planta se escurrirán si se colocan bajo la luz directa del sol, así que no se alarme. La planta puede estar desnuda, pero no la consideres muerta todavía.

  El bambú de la suerte se vuelve blanco Algunas razones por las que

La planta florecerá su segundo grupo de brotes y aparecerán hojas nuevas. No lo rocíe con fertilizante; más bien, el remedio radica en mover la planta a un área donde pueda obtener algo de sombra.

Coloca la planta cerca de una ventana que reciba luz solar directa, o si está afuera, cerca de un árbol más alto para que esté a la sombra.

El árbol más imponente protegerá a la planta de la luz solar abrasadora. Además, la sombra del árbol más alto puede imitar el hábitat natural de la planta que recibe en el bosque o área de reproducción natural.

2) Menos agua

Si su arce japonés está en un lugar sombreado o si ahora ha movido su árbol a un lugar nuevo, la planta aún se volverá opaca y las hojas se volverán marrones; es probable que el calor y la falta de agua estén causando la quemadura.

Los arces japoneses son pequeños, pero pueden secarse rápidamente sin hidratación. Así que no olvides regar tu amado árbol con regularidad.

Como arreglarlo:

Durante los períodos secos, asegúrese de hidratar completamente su árbol de arce. Un riego más profundo hecho con menos frecuencia es preferible a un riego menos profundo hecho con más frecuencia.

El objetivo es mantener la tierra húmeda pero no blanda. En lugar de tratar de establecer un programa de riego completamente infalible, revise su suelo entre riegos para asegurarse de que no se seque por completo.

También te puede interesar: arce japonés vs. arce rojo

3) Exceso de fertilizante

El fertilizante y el mantillo retienen la humedad. Esto mantendrá su árbol lo suficientemente hidratado. Sin embargo, no fertilice demasiado los árboles. Debes fertilizar el suelo según sea necesario.

Aportar al árbol suficientes micronutrientes (hierro o manganeso) si le falta algún nutriente específico. Piense y preocúpese por su planta y conózcala mejor investigando.

Como arreglarlo:

Siga las instrucciones cuidadosamente cuando use fertilizante. En general, el mejor momento para fertilizar los arces japoneses es a principios del otoño o principios de la primavera.

Solo usa compost si no quieres preocuparte por tu régimen de fertilización. El compost no es dañino para la planta y puede usarse como se desee.

4) Sistema de raíz expuesto:

Si las raíces se exponen y se dejan secar en un suelo poco profundo, la planta se vuelve susceptible a la desecación y, como resultado, puede volverse marrón.

Como arreglarlo:

Use mantillo y extiéndalo alrededor de la planta. Esto protege el sistema raíz. Sin embargo, cuando se expone al aire, la planta puede secarse rápidamente y volverse marrón y eventualmente morir.

5) Podredumbre de la raíz:

Hojas rojas de arce japonésLa pudrición de la raíz también se conoce como Verticillium Wilt. Los arces japoneses son relativamente sensibles a los patógenos fúngicos. Los patógenos Verticillium que afectan al arce japonés crecen en suelos húmedos.

  ¿Las hojuelas de pimiento rojo disuadirán a las ardillas? (sí, he aquí por qué)

Los síntomas de Verticillium son el oscurecimiento, el encanecimiento, el amarillamiento y el enrollamiento o ciertas ramas que pierden sus hojas.

Esta es una enfermedad que afecta a la raíz debido a la humedad del suelo. Los arces japoneses están acostumbrados a cultivar suelos con una rica composición orgánica.

El compost debe tener propiedades de absorción de nutrientes, pero permitir que el exceso de agua se drene fácilmente.

Si el suelo drena muy lentamente, o si la planta está en un área blanda del jardín, o si la riegas en exceso, todos estos factores harán que el suelo se sature.

Un suelo con buen drenaje ayuda a que la planta florezca y crezca bien. Por lo tanto, tanto el riego excesivo que conduce a la pudrición de la raíz como la inundación son perjudiciales para el crecimiento de la planta.

Como arreglarlo:

Coloque la planta en un suelo bien drenado, húmedo, no empapado. No riegue demasiado la planta y use fungicidas si lo desea.

6) Exposición a vientos fuertes:

Los vientos fuertes secan la planta, lo que también puede provocar que la planta se oscurezca y se seque.

Como arreglarlo:

Elija un lugar protegido cuando plante un arce japonés para que no esté expuesto a los fuertes vientos.

Para ayudar con esto, consulte nuestro artículo sobre donde plantar un arce japones.

7) Insectos y Plagas:

Los arces japoneses son bastante resistentes a las plagas, pero aún no son inmunes a los problemas de plagas. Los pulgones y las escamas son los más comunes que afectan a la planta.

En el lado positivo, es posible que estos áfidos y escamas no maten la planta, pero pueden volverla marrón y hacer que las hojas se caigan antes de tiempo.

Las hojas que se vuelven marrones en los bordes, se rizan, se marchitan y mueren son problemas comunes con las infestaciones de insectos y plagas.

Como arreglarlo:

Mantenga el arce libre de insectos con un chorro rápido de agua y un insecticida ocasional si el problema no se ha solucionado.

8) Aplicaciones químicas

Los arces japoneses son sensibles a los insecticidas y fungicidas químicos. Por lo tanto, no contamine innecesariamente su planta con él.

Como arreglarlo:

Si necesita controlar los insectos, se puede usar una solución suave de siete aerosoles o aceite de neem diluido para mantener alejadas a las plagas. Para reducir el chamuscado de las hojas, rocíe temprano en la mañana.

9) Exceso de agua:

El exceso de agua añadida al suelo puede hacer que el suelo rezume y las raíces mueran en el suelo empapado.

Como arreglarlo:

Tienes que agregar arcilla para absorber el agua y restablecer el equilibrio hídrico.

Inkberry, summer sweet, black chokeberry y cranberry bush son algunos arbustos que pueden absorber el exceso de agua cuando se agregan al suelo.

10) Suelo inadecuado:

La tierra debe ser adecuada si quieres que la planta se esfuerce y no se ponga marrón. Siempre pruebe el suelo para que sea ideal para su precioso árbol de arce.

  Lithops regados (signos y solución paso a paso)

11) Deficiencia de hierro

La clorosis férrica es la falta de hierro y causa un problema para la planta. El hierro es esencial y es necesario para que la planta realice la fotosíntesis con normalidad.

Si las hojas se ven de color amarillo a marrón y las nervaduras están verdura. Más tarde, las hojas se secan y se caen.

Como arreglarlo:

Se deben tomar varios pasos para resolver el problema. Lo principal es proporcionar hierro a la planta, así que riégala con quelantes de hierro.

Sin embargo, también debe probar el pH tanto del suelo como de las fuentes de agua. Este número debe estar entre 4 y 6. Si ambos parecen alcalinos (pH superior a 7), cámbielos.

En el primer caso, plántala en macetas con sustrato vegetal acidificado o fibra de coco y acidifica el riego con agua de limón o ácido cítrico. Siga las instrucciones de uso cuidadosamente cuando use fertilizante.

12) Espacio insuficiente.

Cultivar el arce en una maceta también puede dañar la planta. Las hojas se vuelven marrones prematuramente y el arbusto o árbol no durará mucho.

La limitación de espacio también dificulta el cuidado de la planta.

Como arreglarlo:

Si crees que la planta necesita una maceta más grande, transplántala a principios de otoño antes de que empiece a perder hojas.

Elija un recipiente con agujeros en el fondo que sea de 5 a 10 centímetros más grande en diámetro y profundidad.

También te puede interesar: 6 beneficios de tener un arce japonés

Pensamientos finales

Una hoja de arce japonesaLos arces japoneses tienen llamativas y coloridas hojas de color rojo dorado que son las características más preciadas de esta planta. La planta es relativamente pequeña y crece lentamente.

Las hojas pueden volverse marrones por una variedad de razones, incluida la sobreexposición a la luz solar. Esto se llama quemadura de hoja. Las hojas también pueden volverse marrones al secarse, así que no olvides regar la planta según sea necesario.

Fertilizar el suelo también es importante. Siga las instrucciones cuidadosamente cuando use fertilizante.

Los árboles son susceptibles a patógenos fúngicos y, por lo tanto, no deben colocarse en suelo empapado. Los arces japoneses son resistentes, pero los áfidos y las escamas siguen siendo los más comunes que afectan a la planta.

Elegir un terreno adecuado también es vital para el correcto crecimiento de la planta, por ejemplo, un terreno deficiente en hierro también provoca pardeamiento. La última razón para broncearse, pero no menos importante, es la limitación de espacio.

Transfiera el árbol a una maceta más grande si el dorado no desaparece. Puede evitar que su arce se ponga marrón siguiendo estas medidas generales de cuidado.

Sobre el Autor:

Ansar triste

Saad es un ávido jardinero y un gran amante de las plantas, los animales, la fotografía y las personas. Actualmente se enfoca en fotografiar plantas de interior y capturar hermosos paisajes. Escribe y reescribe artículos en profundidad sobre naturaleza y ciencia.

Comparte tu aprecio