Physical Address

304 North Cardinal St.
Dorchester Center, MA 02124

¿Por qué mi planta de Aloe Vera no crece?

El aloe vera crece hasta una altura y un ancho de aproximadamente 24 pulgadas cuando se cultiva en condiciones óptimas. Sin embargo, hay algunas razones por las que el aloe vera puede dejar de crecer…

El aloe vera deja de crecer en verano cuando las temperaturas superan los 80 °F como estrategia para conservar el agua durante las épocas de sequía. El rango de temperatura óptimo para que crezca el aloe vera es entre 55 ° F y 80 ° F. El aloe vera deja de crecer en invierno en respuesta a menos horas de luz y menor intensidad de luz.

En la mayoría de los climas, el aloe vera crece a una ritmo más rápido durante la primavera y el otoño cuando la temperatura es óptima.

Hay varias razones por las que el aloe vera puede no crecer, las cuales he resumido en esta tabla…

Condición: Razones por las que el aloe vera no crece:
descanso de verano. El aloe vera entra en un estado latente y deja de crecer en el verano cuando se expone a altas temperaturas como estrategia de supervivencia para conservar el agua.
Falta de sol. El aloe vera crece más bajo el sol directo. Demasiada sombra puede retrasar el crecimiento hasta el punto en que no parece que esté creciendo.
Demasiada humedad alrededor de las raíces. El aloe vera requiere que el suelo se seque entre períodos de riego. Demasiada humedad, causada por demasiada agua o tierra que drena lentamente, crea estrés que puede detener el crecimiento del aloe.
Crece más lentamente en invierno. El aloe vera puede dejar de crecer en invierno en respuesta a menos horas de luz y menor intensidad de luz.
Temperaturas frescas. Las temperaturas de crecimiento óptimas para el aloe vera están entre 55 °F y 80 °F (13 °C y 27 °C). Cualquier temperatura más fría puede retrasar el crecimiento y una temperatura más alta puede desencadenar una fase de latencia de verano y el aloe dejará de crecer.
Macetas más grandes. Plantar el aloe vera en una maceta significativamente más grande que el cepellón le permitirá a la planta redirigir su energía, crecer y establecer sus raíces, y las hojas tienden a crecer lentamente al principio.

Siga leyendo sobre las razones por las que su aloe vera no crece y las mejores prácticas para cultivar aloe vera…

El aloe vera deja de crecer en verano para conservar agua

El aloe vera es una planta suculenta originaria de la Península Arábiga en países como Omán donde crecen en condiciones desérticas con mucho sol y en particular altas temperaturas.

El aloe vera está adaptado para crecer en condiciones de sequía y climas de alta temperatura al:

  • Almacena agua en sus gruesas hojas carnosas.
  • Abriendo su estomas en la noche en lugar de en el día más cálido y seco para reducir la transpiración (pérdida de agua) de las hojas.
  • Ralentizar el crecimiento en verano para reducir la demanda de agua a altas temperaturas.

La principal estrategia de supervivencia del Aloe Vera para sobrevivir a las altas temperaturas con precipitaciones erráticas es entrar en un estado de latencia durante el verano.

Durante el verano, el Aloe Vera deja de crecer por lo que necesita menos agua y puede soportar altas temperaturas sin secarse.

  ¿Por qué mi bambú se vuelve amarillo de arriba a abajo?

Esto permite que el aloe vera crezca en condiciones particularmente cálidas y secas que son demasiado hostiles para otros tipos de plantas y suculentas.

Debido a esta adaptación del descanso estival, puede parecer que el Aloe Vera ya no crece en tu casa o jardín durante las altas temperaturas prolongadas del verano.

Este es un ciclo natural de crecimiento y descanso para las plantas de Aloe Vera y no significa que el Aloe Vera esté bajo ningún tipo de estrés indebido.

El Aloe Vera debe reanudar el crecimiento en un clima más fresco durante el otoño, el invierno y la primavera, aunque a menudo hay un período de descanso más corto en invierno debido a las temperaturas más frías y la poca luz.

Está importante tener en cuenta Ese El aloe vera es más sensible a los efectos del exceso de agua durante el verano porque necesita menos agua cuando está inactivo.

Si nota que las hojas se vuelven amarillas o translúcidas o textura blanda entonces esto indica demasiada humedad y debe reducir el riego y permitir que el suelo se seque por completo para evitar la pudrición de la raíz y permitir que su Aloe se recupere.

(Lea mi artículo ¿Cómo regar las plantas de aloe vera? para aprender con qué frecuencia regar el aloe vera en verano e invierno).

Falta de sol directo y horas de luz

Aloe Vera está adaptado para prosperar en condiciones secas con parcial o pleno sol, con preferencia por 5-6 horas de sol por la mañana seguidas de algo de sombra por la tarde.

Si su Aloe Vera está en luz o sombra indirecta, el Aloe Vera mantendrá su energía creciendo muy lentamente o sin crecer, ya que la sombra entra en conflicto con las condiciones de crecimiento deseadas.

Con menos luz solar el La parte inferior de las hojas de aloe vera puede parecer moribunda.

El crecimiento más lento es más común cuando el aloe vera se cultiva en interiores y puede requerir un crecimiento ligero para estimular el crecimiento y complementar la luz.

Si su Aloe Vera está en un lugar con poca luz, es importante exponer gradualmente su Aloe a más luz en lugar de todo a la vez.

  Consejos para el cuidado de Echeveria (Colorata)

Mover aloe vera o suculentas de un lugar sombreado a pleno sol provocará quemaduras solares con hojas quemadas que no se recuperarán y requerirán poda.

Mueva su aloe a un lugar más soleado en el transcurso de tres semanas, aumentando la exposición inmediata con el tiempo para que pueda aclimatarse a las nuevas condiciones que evitarán que se queme.

Una vez que su Aloe Vera esté en un lugar soleado más adecuado, debería comenzar a crecer más rápido.

(Lea mi artículo ¿Por qué mi aloe vera está flácido??)

Demasiada humedad alrededor de las raíces ralentiza el crecimiento.

El aloe vera puede resistir la sequía debido a sus adaptaciones para crecer en climas áridos con precipitaciones irregulares y suelos arenosos bien drenados.

El suelo en su entorno nativo suele ser arenoso y drena muy rápidamente sin retener mucha humedad.

Regar el aloe vera con demasiada frecuencia y plantarlo en tierra para macetas convencional causará estrés hídrico que puede detener el crecimiento y hacer que las hojas se vuelvan amarillas o translúcidas con una textura blanda.

Incluso para los estándares de las suculentas y los cactus, el aloe vera es particularmente sensible al riego excesivo, por lo que incluso si las hojas no se vuelven amarillas o translúcidas, el aloe puede dejar de crecer si las raíces están demasiado húmedas.

Para promover el crecimiento y mantener un aloe saludable, solo riega la planta cuando el suelo se haya secado por completo entre riegos, luego empápala generosamente para que el agua se infiltre en el suelo y llegue a las raíces profundas.

Siempre plante aloe en suculentas especialmente formuladas y tierra de cactus (disponible en centros de jardinería y en Amazon), ya que la tierra para macetas convencional retiene demasiada humedad después del riego y provoca la pudrición de la raíz.

El suelo de suculentas y cactus imita las características del suelo de buen drenaje del entorno natural del aloe vera.

Con un buen ciclo de riego y un suelo con buen drenaje, crea las condiciones preferidas de la gama de aloes nativos y permite que crezca más rápido sin ningún estrés relacionado con el agua.

(Lea mi artículo para obtener más ayuda para morir de aloe) Cómo revivir una planta de aloe vera moribunda)

El aloe vera crece más lento en invierno

Mientras que el crecimiento del aloe vera se ralentiza en respuesta a las altas temperaturas, el aloe también crece más lentamente en los meses de invierno.

Las razones por las que tu Aloe Vera no crece en invierno son:

  • Menos horas de luz solar.
  • Menor intensidad del sol.
  • Más días nublados y nublados.
  • Temperaturas más bajas.
  • El agua se evapora más lentamente del suelo..

Como se mencionó, el aloe vera prefiere un poco de sol directo para promover el crecimiento, por lo que con menos horas de sol y una menor intensidad del sol (en comparación con la primavera y el verano), la tasa de crecimiento del aloe vera se ralentizará naturalmente hasta el punto en que parecerá que deja de crecer.

  8 maneras de reducir el shock del trasplante de Monstera

Esto no depende necesariamente del aloe vera, ya que normalmente debería comenzar a crecer en la primavera siguiente en respuesta a más luz, pero colocar el aloe vera en el lugar más soleado posible mantendrá la planta saludable.

Para aumentar el crecimiento de las suculentas en el invierno, la mejor forma de usar una luz de crecimiento es maximizar la cantidad de luz que reciben, pero esto generalmente no es necesario.

Temperaturas frescas Retarda el crecimiento

El aloe vera es resistente a la zona 9 lo que significa que puede tolerar un descenso de la temperatura a 20 °F (-6 °C) por la noche, pero a esta temperatura el aloe está tratando de sobrevivir en lugar de utilizar sus recursos para crecer.

Si bien el aloe vera puede tolerar la exposición temporal al clima frío, no puede tolerar temperaturas bajas sostenidas, por lo que cuando es probable que se congele, lleve el aloe vera al interior o protéjalo con un poco de vellón hortícola.

El rango de temperatura óptimo del Aloe Vera para su cultivo está entre 55°F-80°F (13°C-27°C) que está en el rango típico de la mayoría de los hogares.

A estas temperaturas, el aloe no tiene que soportar el estrés del frío y la latencia estival no es tan pronunciada, lo que le permite crecer durante la mayor parte del año.

El aloe vera tiende a crecer más en los meses más templados de primavera y otoño.

Tasa de crecimiento en Macetas más grandes

Existe cierta evidencia anecdótica de que el aloe vera y las suculentas generalmente crecen más lentamente cuando se plantan en macetas significativamente más grandes que el cepellón de su suculenta.

Si bien es difícil señalar una razón definitiva, hay teorías de que cuando se planta en macetas más grandes con mucha tierra, el aloe vera desvía su energía del crecimiento de la planta para crecer y establecer su sistema de raíces.

Sin embargo, también puede deberse a: macetas más grandes con una mayor capacidad para el suelo y, por lo tanto, una mayor capacidad para retener la humedad, creando condiciones que entran en conflicto con la preferencia de Aloe Vera por condiciones de suelo más seco entre períodos de riego.

Si una maceta más grande se seca con menos rapidez, la planta suculenta se puede regar ligeramente debido al aumento de la humedad del suelo y, por lo tanto, crecer más lentamente.

El aloe vera típico crece muy bien en macetas relativamente pequeñas e incluso se puede atar a la maceta.

Es poco probable que una maceta más grande sea la única causa de que su aloe vera no crezca, pero podría ser un factor contribuyente.

(Si las hojas de tu aloe se están rizando, lee mi artículo hojas de aloe vera rizadas para la solución)

Puntos claves de aprendizaje:

  • El aloe vera deja de crecer en verano como una estrategia para conservar el agua durante la sequía y las altas temperaturas y reanuda el crecimiento el otoño siguiente. El aloe vera también puede dejar de crecer en invierno con horas de luz reducidas y en respuesta a las bajas temperaturas.
  • El aloe vera puede crecer muy lentamente y no parece crecer si hay demasiada sombra. Por lo general, el aloe prefiere un poco de sol directo para un crecimiento óptimo.
  • Demasiada humedad alrededor de las raíces debido al exceso de riego y al drenaje lento del suelo puede crear condiciones que entren en conflicto con el ciclo preferido del aloe vera de riego generoso seguido de secado del suelo.
  • Las macetas más grandes tienen una mayor capacidad para la tierra, lo que permite que el aloe vera concentre su energía en establecer raíces en lugar de hacer crecer las hojas.
Comparte tu aprecio