Has tenido esta hermosa suculenta por un tiempo.

Al principio, las hojas estaban regordetas, firmes y no se rizaban.

Pero empiezas a notar que se vuelve gomoso.

La mayoría de las suculentas son de naturaleza gomosa, pero si las hojas permanecen firmes y regordetas, probablemente no tengas que preocuparte por eso.

Pero si están blandas, jugosas o arrugadas, podría ser una señal de que su suculenta no está recibiendo la atención que necesita.

¿Por qué mi suculenta es gomosa?

Las hojas elásticas son uno de los primeros signos de que su suculenta no está recibiendo suficiente agua.

Y si la situación continúa, las hojas gomosas comienzan a arrugarse y marchitarse.

En este punto, la planta puede volver a estar sana con solo regarla.

Pero si la falta de agua persiste, la planta eventualmente se secará y morirá.

Artículo relacionado: ¿Por qué mi suculenta verde se pone roja?

¿Cómo identificar problemas al regar su planta suculenta?

Si las hojas de su suculenta se sienten blandas y jugosas, se ha regado demasiado.

Si las hojas se sienten gomosas, flácidas, arrugadas o arrugadas, ha estado bajo el agua.

Dado que son plantas tolerantes a la sequía, el riego excesivo es un problema mayor para las suculentas debido al buen almacenamiento del agua que les das.

Si tiene dudas sobre cómo regar su suculenta, recuerde que menos es más y es mucho más seguro que su planta se sumerja en el agua que en regarla en exceso.

Otro signo de problemas de agua es la presencia de decoloración.

Las suculentas regadas a menudo se ven rojas o amarillas.

Las hojas suculentas se doblan bajo el agua y tienen una clara sensación de goma.

  ¿Por cuánto se alquila el espacio del invernadero?

¿Qué hacer si su suculenta ha sido regada en exceso?

Para las suculentas de interior que se riegan en exceso, asegúrese de que tengan suficiente circulación de aire y coloque una toalla de papel entre la maceta y la bandeja de drenaje durante uno o dos días.

Deja de regar tu planta inmediatamente y solo riégala más cuando el suelo se haya secado por completo.

Si mantiene su suculenta afuera, es posible que deba mover la planta al interior si recibe demasiada agua de la lluvia.

Si llueve mucho en el área donde vive en invierno, es posible que deba llevar su suculenta al interior para que pueda cuidarla bien antes de que esté demasiado húmedo y frío afuera.

Pero a las suculentas no les gustan los cambios repentinos y extremos en su entorno, así que traiga su planta antes de que llegue el invierno para que los cambios de temperatura no sean demasiado extremos e impactantes para su planta.

Artículo relacionado: ¿Por qué mi suculento desarraigo?

¿Qué hacer si su planta suculenta ha estado bajo el agua?

Los problemas submarinos son mucho más fáciles de curar que los problemas sobre el agua.

Empiece a regar la bandeja inferior y espere hasta que se haya absorbido toda el agua.

Haga esto varias veces hasta que el agua se filtre a través de los orificios de drenaje en el fondo de la olla.

Espere unos días para asegurarse de que toda el agua se haya drenado por completo.

Si las hojas aún están gomosas, flácidas o arrugadas, repita el proceso hasta que se vuelvan firmes y gruesas.

  ¿Por qué mis hojas de albahaca se vuelven blancas? (Causas y soluciones)

Una vez que la planta parezca que está recuperando su belleza y estado normal, comience nuevamente su programa de riego.

Su suculenta debe regarse aproximadamente cada 2 a 4 semanas, pero investigue un poco sobre la suculenta particular que posee para poder regarla de acuerdo con sus necesidades específicas.

Otros factores que pueden afectar la salud de sus plantas suculentas

En caso de que el riego no sea un problema y sepa que su planta está obteniendo el agua que necesita, hay otras cosas que debe verificar.

Flujo de aire

El aire puede ser un problema que contribuye a la goma.

Si tiene una suculenta en el interior y en un gran lugar soleado, pero no hay suficiente flujo de aire, puede causar «asfixia».

Abra una ventana o use un pequeño ventilador oscilante para estimular el aire a crear una suave brisa a través del área.

Luz solar y temperatura

La cantidad de luz solar que necesita su planta suculenta dependerá del tipo de planta que sea, pero la mayoría de las suculentas necesitan un mínimo de cuatro a seis horas al día.

No recibir suficiente luz puede hacer que la planta tenga una sensación gomosa.

Además, casi todas las suculentas son más felices en un clima árido y seco.

Entonces, si vive en un área donde los inviernos son húmedos y helados, asegúrese de mantenerla cálida y seca durante los meses más fríos.

Es importante proteger sus suculentas de corrientes de aire y heladas.

Suelo y raíces

Todas las suculentas necesitan un suelo de drenaje rápido.

Si mantiene su suculenta en una maceta, asegúrese de tener muchos orificios de drenaje en la parte inferior.

  (5 razones) por las que tu lavanda recién plantada se está marchitando

Pudrición de la raíz y hongos

Si el suelo se siente bien y su planta muestra signos de goma, inspeccione las raíces en busca de podredumbre u otra enfermedad fúngica.

Tenga cuidado al sacar la planta de la maceta o la raíz con cuidado.

Si las raíces parecen podridas o se ha desarrollado moho, es posible que no haya muchas esperanzas para su planta.

Si solo hay unas pocas raíces con mal aspecto, corte las partes defectuosas y vuelva a plantarlas en un recipiente limpio con tierra fresca.

Humedad

Para climas húmedos, es posible que no vea mucho blanco zarcillos salir del suelo.

Son raíces aéreas que buscan agua del aire.

Si esto sucede, no se preocupe, su planta se cuidará sola.

Pero es posible que desee aumentar el flujo de aire para adaptarse mejor al ambiente húmedo.

¿Deberías rociar tu planta suculenta?

Está bien rociar las suculentas jóvenes, pero una vez que están completamente desarrolladas, generalmente no les gusta que las empañen.

Estas plantas resistentes a la sequía prosperan en climas áridos, por lo que rociarlas cambia la humedad alrededor de la planta y este exceso de humedad puede provocar la pudrición.

Pensamientos finales

Ya sea que su suculenta sea regordeta o puntiaguda, tenga rosetas o plantitas en sus hojas, la cantidad correcta de agua es crucial.

Asegure un buen drenaje del suelo y suficiente flujo de aire y luz solar.

El cuidado adecuado mantendrá la planta suculenta contigo durante años.