Puede ser muy frustrante descubrir que tienes un esqueje suculento que simplemente no arraiga.

Se supone que las suculentas son plantas bastante fáciles de cultivar, pero cuando se trata de enraizar esquejes suculentos, sus posibilidades de éxito son limitadas si hace algunas cosas mal.

¿Por qué no crecen mis suculentas?

Hay algunas razones diferentes por las que su suculenta tiene dificultades para enraizar bien, incluida demasiada agua, la cantidad incorrecta de luz o una muestra deficiente para enraizar.

Necesita un buen corte y las cantidades adecuadas de luz y agua para que una suculenta arraigue con éxito.

Elige uno bueno

Aunque las suculentas tienden a enraizarse con bastante facilidad, debe elegir su tipo de raíz con cuidado si desea tener una buena oportunidad de reproducirse.

No todas las partes de la planta pueden crecer bien y el simple hecho de romper un trozo viejo de su suculenta probablemente no le dará buenos resultados.

Artículo relacionado: ¿Duele tocar las suculentas? (No siempre)

Elegir hojas suculentas para la propagación.

Cuando seleccione hojas para tratar de propagarse, evite las que estén secas o arrugadas.

Estos no harán suculentas fuertes para bebés.

Evite también las hojas que sean muy pequeñas o que acaben de brotar.

No tienen los nutrientes para crear un nuevo crecimiento y rara vez lo lograrán, o lo harán lentamente.

Los esquejes de hojas también fallarán; Si accidentalmente rompiste un trozo de tu suculenta, no esperes que se arraigue mágicamente.

Debe asegurarse de que su pieza suculenta se haya separado limpiamente del tallo principal, ya que es en esta ruptura donde se formarán las nuevas raíces.

  ¿Por qué los cactus tienen espinas?

Para tener las mejores posibilidades de propagación, elija una hoja grande, sana y regordeta y recórtela con cuidado del tallo principal.

Gire la hoja suavemente en la parte inferior, donde se adhiere al tallo, y debe romperse limpiamente.

Trate de no dañarlo si lo retira de la planta y lo transfiere a un recipiente con tierra.

Simplemente colóquelo en el suelo, en lugar de enterrarlo.

Puede plantar varias hojas en una maceta grande con suculento abono para macetas o puede poner 1 o 2 esquejes en una maceta más pequeña.

Riego correcto

No es necesario regar en exceso su esqueje suculento hasta la raíz, y demasiada agua hará más daño que bien.

El follaje suculento simplemente se pudrirá si se deja mojado durante un período de tiempo.

Rocíe con moderación hasta que vea que las raíces se desarrollan.

Use una botella de spray para rociar ligeramente no más de unas pocas veces a la semana.

Algunas personas tienen un gran éxito al no regar sus esquejes suculentos en absoluto hasta que vean desarrollarse las raíces.

No quiere sentarse en la humedad; solo desea mantener la punta ligeramente húmeda para ayudar a que las raíces crezcan.

Si accidentalmente moja demasiado su esqueje suculento, séquelo con una toalla de papel para absorber el exceso.

Si no tiene una botella con atomizador, humedezca una pequeña toalla de papel y coloque su suculenta sobre ella.

La toalla de papel retendrá la mayor parte de la humedad, mientras que algunos aún podrán tocar la suculenta.

Cambie la toalla con bastante frecuencia para evitar la posibilidad de que se forme moho.

  ¿Cuándo plantar plantas de tomate en invernadero sin calefacción?

Una vez que su esqueje haya desarrollado raíces y hojas pequeñas, puede trasplantarlo a su propia maceta pequeña y esperar a que muera la hoja madre.

A medida que su suculenta crezca, riéguela a fondo una vez a la semana junto con un poco de agua subterránea para ayudar a que las raíces se desarrollen.

Recuerda regar solo cuando el suelo esté seco.

Dale a tu corte la cantidad adecuada de luz

Todo el mundo sabe que a las plantas les gusta mucha luz, por lo que podría pensar que colocar su esqueje suculento en un recipiente junto a una ventana iluminada por el sol es una idea perfecta.

Tendrá toda la luz que necesita, pero de hecho a menudo quemar.

Los esquejes necesitan luz, pero necesitan mucha menos luz que las plantas maduras.

La luz solar directa a menudo es dura para las raíces expuestas y puede quemar la planta, ya que aún no tiene la resistencia y el almacenamiento para sobrevivir a la luz intensa.

Debe intentar colocar sus esquejes suculentos en algún lugar con mucha luz solar indirecta brillante, pero no con luz directa.

Un alféizar de la ventana que no reciba el sol directo funcionará, o puede colgar una pequeña sombra o una cortina transparente para proteger los esquejes del sol pleno.

También puedes colocarlas un poco alejadas de la ventana para que tengan suficiente luz para fotosintetizar y germinar, pero no tanto que se quemen.

Si su suculenta no está enraizando, también podría ser que no esté recibiendo suficiente luz.

Intente cambiar la posición y acérquese a una ventana.

Recuerde que sin luz, la planta simplemente no crecerá y morirá rápidamente, por lo que es importante hacerlo bien.

  ¿Por qué mis hojas de Pothos se rizan?

Conclusión

Siempre que tengas un esqueje sano y satisfaga sus necesidades inmediatas (luz y humedad), tu esqueje suculento debe germinar.

Si nota que no está creciendo, intente aumentar ligeramente los niveles de luz.

Si se ve seco, agregue un poco de agua y si le preocupa que se pudra, séquelo y espere un poco antes de volver a regar.