Un símbolo de buena suerte y prosperidad en toda Asia, la planta de jade es una de las suculentas más fáciles de cuidar, si manejas adecuadamente su necesidad de luz y agua.

Y si por alguna razón no satisface esas necesidades, su jade puede comenzar a crecer de maneras inesperadas.

¿Por qué se encrespan las hojas de mi planta de jade?

Las hojas de una planta de jade pueden comenzar a rizarse si no se riegan adecuadamente o no se les da la cantidad adecuada de luz.

Cuando estas plantas reciben suficiente agua y luz, sus hojas están regordetas, resistentes y pueden sostenerse por sí mismas.

Cuando estas suculentas no reciben la cantidad adecuada de agua o luz, sus hojas pueden perder su robustez y curvarse y crecer de formas extrañas.

¿Cómo arreglar las hojas de tu planta de jade que se están rizando?

Si las hojas de su planta de jade apuntan hacia abajo o no crecen como deberían, casi siempre será un problema de luz o agua.

Problemas con el riego

El riego excesivo puede hacer que las hojas de su planta de jade se vuelvan blandas y se enrollen hacia abajo, mientras que bajo el agua puede hacer que las hojas se sequen y se caigan.

Ambos problemas requieren su atención, pero es mucho más probable que demasiada agua mate a su planta.

Si su planta de jade comienza a pudrirse por demasiada agua, el exceso de agua en el suelo evitará que absorba los nutrientes y la humedad y, si las cosas no cambian, rápidamente se pudrirá por completo y morirá.

Si su planta se está pudriendo y anegada, retírela de la maceta, quite todas las raíces negras y podridas, seque las raíces sanas y vuelva a plantar en tierra fresca.

  ¿Cuántas cartas son en la escoba?

Las plantas de jade son suculentas resistentes a la sequía, por lo que el riego suele ser un problema menor.

Si le das un poco de agua a una planta seca, generalmente se iluminará en unas pocas horas.

¿Cómo saber si su planta de jade está recibiendo demasiada o muy poca agua?

Puede ser difícil saber si su planta ha sido regada en exceso o en exceso con solo mirar el tallo y las hojas.

La mejor forma de saberlo con certeza es comprobar el suelo.

Pruebe el centímetro superior de tierra en la maceta con su dedo y si se siente muy seco, la planta se ha sumergido.

Si el suelo se siente húmedo, es probable que el jade se haya regado en exceso.

Las hojas amarillentas y blandas también son un signo seguro de riego excesivo.

También revisa tu maceta en busca de agujeros de drenaje.

El agua debe poder drenarse completamente del suelo, permitiendo que se seque entre riegos.

Si el agua se acumula alrededor de las raíces de su jade y no va a ninguna parte, se producirá la pudrición de la raíz y su planta no durará mucho.

¿Cómo regar adecuadamente tu planta de jade?

Estas plantas son suculentas y retienen agua en sus hojas gruesas y suculentas.

Debido a esto, los jades pueden ser bastante tolerantes al suelo seco.

Les gusta que su suelo se seque completamente entre riegos.

Varios factores pueden determinar la rapidez con la que se secará el suelo, por lo que no es una buena idea regarlo según su horario.

En su lugar, pruebe las primeras pulgadas de tierra y, si se siente bastante seco, dele a la planta un trago profundo de agua.

  ¿Cuál es la flor de la hoja elegante?

Al probar el suelo, no debe pegarse a los dedos, debe estar bastante seco y quebradizo.

Si siente algo de humedad en el suelo, espere unos días y pruebe nuevamente la sequedad antes de regar.

Lea también: ¿Por qué mi planta de jade se está volviendo púrpura?

Problemas de iluminación

La falta de luz solar también puede hacer que las hojas de la planta de jade se doblen hacia abajo.

Tu jade necesita mucha luz directa para que sus hojas crezcan bien y de manera uniforme.

Si no recibe suficiente luz solar, el crecimiento se volverá alargado y de piernas largas.

Algunos tallos crecerán más que otros tratando de alcanzar la luz y algunas hojas pueden terminar apuntando hacia abajo.

Una ventana orientada al sur donde recibe algunas horas de luz solar todos los días suele ser el lugar más feliz en el interior.

Trate de proporcionar a las plantas maduras de jade al menos cuatro a seis horas de pleno sol todos los días.

Proporcione a las plantas más jóvenes en desarrollo menos luz solar directa, ya que son más frágiles y propensas a las quemaduras solares.

La decoloración roja en las hojas es un signo de estrés solar y, si lo nota, es posible que desee quitarlo un poco de la ventana.

Y no olvide rotar su planta de vez en cuando para que reciba una cantidad uniforme de luz.

Tierra

Además de darle a su planta de jade la cantidad adecuada de luz y agua, también debe asegurarse de que esté plantada en el tipo de suelo correcto.

El suelo debe estar suelto y bien drenado para permitir que el agua se drene y las raíces se sequen.

  ¿Por qué las hojas de mi planta cebra se vuelven amarillas?

Aproximadamente cada mes también debes rastrillar la tierra para crear más aireación para las raíces de tu jade.

Puede usar un palo afilado o un cuchillo para aflojar la superficie del suelo y evitar que se vuelva demasiado compacto.

Pensamientos finales

Si las hojas de su planta de jade se están rizando, lo más probable es que sea un problema de riego o de luz.

Los jades son algunas de las plantas más fáciles de cuidar y, siempre que les dé mucha luz brillante y las deje secar entre riegos, deberían continuar floreciendo con poco otro mantenimiento.