Physical Address

304 North Cardinal St.
Dorchester Center, MA 02124

¿Por qué tu hortensia se está poniendo amarilla y cómo lo arreglas?

Hydrangea es una hermosa planta de jardín y de casa con flores coloridas y un hermoso follaje. El género de plantas consta de 75 especies y es originaria de América y Asia.

Es imposible tener esta fantástica planta arbustiva en el jardín y no enamorarse de ella. Sin embargo, a veces nos dicen que algo anda mal poniendo las hojas amarillas.

Si las hojas de tu hortensia se vuelven amarillas, es importante saber qué le pasa para ayudarla a tiempo.

Hay varias razones por las que las hojas de hortensia pueden volverse amarillas. Las causas pueden ser enfermedades fúngicas, exceso de sol, clorosis, falta de hierro, falta de nitrógeno, exceso de agua, pudrición de raíces y muchas más.

Para ayudar a que las hojas se recuperen y dejen de ponerse amarillas, primero identifique la causa y luego encuentre la solución adecuada.

Dado que hay varias causas por las que la hortensia se vuelve amarilla, es importante identificar el problema. Por lo tanto, en este artículo discutiremos cómo identificar qué molesta a la hortensia y cómo ayudarla.

¿Cuáles son los tipos de amarillamiento en una hortensia??

Antes de discutir las causas y las soluciones, primero clasifiquemos los diferentes tipos de amarillamiento que pueden aparecer en las hojas de hortensias.

En general, hay diferentes tipos de decoloración amarilla que puede tener la hoja de hortensia.

Tipo 1: toda la hoja se vuelve amarilla y se cae.

una hortensiaCuando todo el follaje de la hortensia se vuelve amarillo y comienza a desprenderse del tallo, puede deberse a varios factores. Una de las razones puede ser la edad de la hortensia.

A medida que la planta envejece, es parte del proceso natural que las hojas de hortensia se vuelvan amarillas. Esto sucede a menudo con las hojas inferiores de la planta.

Otra razón por la que las hojas de la hortensia pueden volverse completamente amarillas puede ser la falta de minerales durante el proceso de formación de botones florales, la temperatura demasiado baja y el frío, y el suelo que está aguado.

Tipo 2: las venas permanecen verdes y las hojas se vuelven amarillas.

Otro tipo de hortensia que se vuelve amarilla es cuando las nervaduras de las hojas se mantienen verdes y solo el follaje toma el color amarillo. Esto a menudo es causado por clorosis y deficiencia de hierro.

Tipo 3: solo las partes laterales de la hoja se vuelven amarillas.

Cuando solo los bordes de la hortensia se vuelven amarillos y la parte central permanece verde, puede ser por falta de nutrientes, especialmente por falta de hierro.

Esto puede hacer que los bordes inferiores de la hoja adquieran un color amarillo.

¿Por qué tu hortensia se está poniendo amarilla?

Discutimos los diferentes tipos de decoloración amarilla que pueden tener las plantas de hortensia. Ahora analicemos las causas de esas decoloraciones, cómo identificarlas, cómo curarlas y evitar que suceda lo mismo en el futuro.

Las hojas de hortensia son la principal fuente de nutrición de la planta. A través de ellos tiene lugar la fotosíntesis y se produce el alimento para la planta.

Clorofila es la sustancia que le da a la hoja un color verde y absorbe la luz y el aire. Por lo tanto, tener un follaje amarillo puede estropear toda la planta y su salud.

Esta puede ser la señal de que la planta está pidiendo ayuda y si quieres que aparezcan las hermosas flores, es importante cuidarla a tiempo. Hay varias razones por las que la hortensia se vuelve amarilla:

  Guía de cuidado y compra de Oreocereus Celsianus “Viejo de los Andes”

1) Inundaciones causadas por demasiada agua

La principal causa de que las hortensias se vuelvan amarillas es el exceso de agua. Esta planta necesita un suelo que drene bien y esté constantemente húmedo. Las hojas comenzarán a caerse y se volverán amarillas si el suelo no drena adecuadamente.

Además, una planta que ha sido regada en exceso se empapa en las raíces y ya no puede respirar. Poco después, habrá retraso en el crecimiento, pudrición de la raíz por hongos y hojas descoloridas.

El riego inadecuado de las hortensias puede ser la causa del amarillamiento de sus hojas. A pesar de lo mucho que las plantas de hortensias aman el agua, los humedales no son lugares para que crezcan y prosperen.

Debido a la humedad persistente, las raíces se pudrirán y verás que las hojas se van poniendo amarillas poco a poco. La planta entera puede morir si no se toman las precauciones necesarias.

Cómo evitar la acumulación de agua

La planta posiblemente se pudrirá y morirá si se riega en exceso y se anega. Esto sucede debido a la humedad persistente. Para ayudar a la planta en este caso, deje de regar o reduzca la frecuencia en esta situación.

Puede tener cuidado de antemano de que la hortensia esté protegida contra el encharcamiento al plantar.

Si lo tienes en la maceta, haz una capa de drenaje en el fondo del recipiente. Antes de plantar o al trasplantar, puede hacerlo colocando las piedras y las piedras rotas en el fondo.

Esto ayudará a la planta con el drenaje y evitará la acumulación de agua.

Las hortensias necesitan agua constante. Las variables y condiciones externas afectan directamente la frecuencia de riego.

Sin embargo, asegúrese de que el suelo no se seque por completo. También puede cubrir con mantillo para retener la humedad y crear un buen drenaje.

2) Inundación de fondo seco

una hortensia

Los signos de inundación en las plantas de hortensia son muy parecidos a los del riego excesivo. Las plantas que no reciben suficiente humedad se marchitarán, se caerán y harán que la hortensia se vuelva amarilla.

Los horarios de riego deficientes pueden conducir a un riego excesivo. La decoloración de las hojas es una gran señal de que su hortensia necesita agua si no la riega durante una semana más o menos.

La mejor solución para esto es asegurarse de que la mezcla para macetas tenga un buen drenaje y mantener húmeda la zona de la raíz de la planta sin regar en exceso. Es recomendable regar la planta de hortensia una vez por semana, pero asegúrate de darle suficiente agua y de no ahogar la planta.

Esto es lo que puede hacer para salvar una hortensia inundada:

  • Si tienes la hortensia en la maceta, trasládala. Retire la planta del suelo, elimine las raíces dañadas y podridas y vuelva a plantar en suelo fresco y con buen drenaje.
  • Si su hortensia está en campo abierto, como en el jardín, el exceso de agua puede ser causado por la ubicación. A veces, el suelo no permite que el agua fluya libremente en algunos lugares, e incluso si tiene cuidado con el riego, aún puede pudrirse. Así que otra opción es mover la planta.

Cómo ayudar a la hortensia submarina

En primer lugar, nunca dejes que la tierra de las hortensias se seque por completo. Puedes darle agua tibia dos veces al día para ayudar a la planta en primer lugar cuando está bajo el agua.

  Guía de cuidado de Echeveria 'Allegra' con propagación

Se puede usar mantillo para mantener el suelo húmedo por más tiempo. Los conos de coníferas, las astillas y las astillas de madera se pueden usar como mantillo.

Si quieres evitar inundar la hortensia de antemano. Asegúrese de colocarlo lejos de los árboles al plantar.

Los arbustos pueden dañarse si se plantan más cerca de los árboles debido a la competencia por el agua, los alimentos y los nutrientes.

Si se coloca más cerca de árboles y otras plantas con raíces grandes, no tendrá suficiente agua para su vida, desarrollo y mantenimiento y comenzará a secarse.

3) Enfermedades

Las plantas de interior con enfermedades tienen síntomas en sus hojas y raíces. Por ejemplo, la pudrición de la raíz impide que la planta obtenga una nutrición adecuada y los síntomas aparecen tanto en las raíces como en las hojas.

Si la enfermedad fúngica de la pudrición de la raíz no se trata, las hojas caídas y amarillentas en las hortensias pueden ser una indicación y la planta puede morir.

Otro problema común es la mancha de la hoja, un hongo que puede hacer que las hojas de la hortensia se vuelvan amarillas y desarrollen manchas oscuras o moradas, especialmente en la parte inferior de las hojas.

Una de las enfermedades más comunes que puede encontrar la planta de hortensia es la clorosis y la podredumbre gris.

La hortensia que se vuelve amarilla puede ser causada por clorosis. Especialmente cuando las hojas se vuelven amarillas y el follaje permanece verde, la causa puede ser la clorosis.

Cómo combatir las enfermedades de la hortensia.

Puedes tratar la clorosis preparando una solución con 30ml de nitrato de potasio y 10L de agua. Después de dar el tratamiento, riegue el arbusto una vez por semana durante 30 días.

Si las hojas de la planta comienzan a ponerse amarillas con el tiempo, entonces negro, curvary desintegrarse, esto puede deberse a la podredumbre gris.

La hortensia afectada por la podredumbre gris se puede tratar con una solución fungicida. Tal solución es el 1 por ciento de la combinación de Burdeos.

4) Demasiado sol o muy poca luz

La quemadura de las hojas causada por demasiada exposición al sol puede ser la razón por la cual la hortensia se vuelve amarilla. Si las hojas dañadas se colocan para recibir luz solar directa, el amarillamiento por demasiada luz suele ser un problema.

Las hojas de las hortensias comenzarán a caerse y a ponerse amarillas si expones la planta al sol todo el día, ya que prefieren el sol parcial.

La luz dura ocasionalmente hará que las hojas de la hortensia se vuelvan marrones y desarrollen decoloraciones. La hortensia no puede soportar la luz solar directa.

Una mala colocación de la maceta o un lugar inadecuado en el jardín puede hacer que la planta se seque por completo y las hojas se vuelvan amarillas.

El momento más peligroso para la radiación ultravioleta es entre las 12 y las 3 de la tarde.

Además, a la hortensia no le gusta la poca luz. No se siente bien cuando los arbustos más altos o las plantas altas con copas exuberantes bloquean la luz.

Cómo evitar que la hortensia reciba demasiado sol

Una hortensia azul

El lugar óptimo para plantar la hortensia o colocar la maceta es donde el sol del mediodía no brilla durante más de seis horas.

De lo contrario, el arbusto puede sufrir quemaduras solares graves. Las hojas pueden desarrollar manchas semitransparentes que luego se vuelven amarillas y secas.

  ¿Puede Areca Palm crecer en la sombra?

Además, asegúrese de que no haya otros árboles o plantas más grandes que den sombra a la planta de hortensia. Muy poca luz también puede dañar esa planta, al igual que demasiada luz.

5) Baja acidez

El sustrato alcalino es otro factor que contribuye a que las hortensias se vuelvan amarillas. Las hojas se volverán amarillas si el pH es inusual.

El suelo ácido se siente muy bien para todas las hortensias. Por lo tanto, debe probar para encontrar este parámetro antes de plantar. porque la baja acidez puede hacer que las hojas se vuelvan amarillas. Las hortensias prosperan en suelos con un pH entre 5,5 y 6,5.

Cómo solucionar un problema de baja acidez

Puede cambiar fácilmente el pH de su tierra para macetas si no es ácida. Para hacer esto, agua el suelo ocasionalmente con una solución de ácido acético o cítrico para acidificarlo (4-5 ml por 1L de agua).

6) Falta de nutrición

La falta de nutrición es una de las causas más comunes de que las hortensias se vuelvan amarillas. Esto sucede especialmente si la planta es deficiente en hierro y nitrógeno.

Esto da como resultado principalmente que las puntas de las hojas se vuelvan amarillas y que las nuevas flores no se formen correctamente.

Uno de los catalizadores más cruciales para la producción de clorofila es el hierro. Sin ella, las hojas perderán su tono verde vibrante.

Por eso, como la vena de tu hortensia se vuelve verde pero los bordes se vuelven amarillos, la planta claramente tiene una deficiencia de hierro.

La clorosis férrica es el término utilizado para describir la coloración que resulta de la falta de hierro en las plantas. Los signos de deficiencia de hierro en las hortensias son cuando las hojas se vuelven amarillas mientras que las nervaduras permanecen verdes.

Cuando las hojas inferiores de la hortensia se vuelven amarillas y la planta se desarrolla más lentamente de lo normal, puede deberse a una deficiencia de nitrógeno.

Solucionar la carencia de nitrógeno y hierro

Arreglar una deficiencia de nitrógeno es fácil, pero primero debe identificar la causa. Por ejemplo, si usa un excelente fertilizante para plantas de interior en su planta y la hortensia todavía se está poniendo amarilla, es probable que los nutrientes de la maceta debido a demasiada agua y agujeros de drenaje demasiado grandes.

La buena noticia es que al darle a la planta algo de hierro y nitrógeno, una deficiencia se puede remediar rápidamente. Las hortensias necesitan alimentación regular desde principios de primavera hasta mediados de verano.

La planta necesita más nutrientes de lo habitual antes de florecer en primavera. La aplicación oportuna de fertilizantes ricos en hierro y nitrógeno soluciona el problema.

Pensamientos finales

Una hortensia en el artículo ¿Por qué tu hortensia se está poniendo amarilla?Las hortensias son hermosos arbustos que nos regalan sus hermosas flores en el verano. Sin embargo, a veces el follaje verde de la hortensia se vuelve amarillo.

En el artículo anterior, discutimos las posibles razones y soluciones para el amarillamiento de las hortensias. No es nada difícil mantener plantas de interior hermosas y saludables.

Lo principal es cuidar la planta de manera adecuada y rápida y tomar medidas preventivas si es necesario.

Para evitar numerosas enfermedades e infecciones, sigue la guía de cuidados y observa lo que te puede estar diciendo tu planta.

Comparte tu aprecio