Physical Address

304 North Cardinal St.
Dorchester Center, MA 02124

Señales de que tienes una clemátide sobrecargada [How To Save]

Una Clematis con exceso de agua puede tener varias señales que le permiten saber que ha regado en exceso o que el drenaje no es óptimo.

Estos síntomas también pueden ser sinónimos de otros problemas, pero un riego inadecuado suele ser la causa de los problemas de las plantas.

Entonces, si sospecha que tiene una Clematis que ha sido regada en exceso, aquí están las señales más comunes y al final puede ver cómo salvar su planta.

hojas amarillas

Uno de los signos más comunes de que tienes una clemátide con exceso de agua son las hojas amarillas, como ocurre con la gran mayoría de las plantas.

Si hay demasiada agua o si permanece inmóvil durante demasiado tiempo, las raíces se quedan sin oxígeno y se vuelven inutilizables e incapaces de hacer su trabajo.

Las raíces deben proporcionar a su Clematis agua y nutrientes, y si no tienen espacio para respirar, puede esperar que las hojas se vuelvan amarillentas antes de volverse marrones o caerse.

Entonces, si sus hojas de Clematis se han vuelto amarillas, es probable que tenga una Clematis demasiado regada, ya que esto es lo primero que debe verificar, ya que es la razón más común.

Es posible que las hojas amarillas sean de otra cosa, como las siguientes.

  • Plagas
  • Una deficiencia de nutrientes
  • Lucecita
  • Quemar fertilizante

Pero lo más probable es que sea por exceso de riego.

Las hojas se han vuelto marrones.

Otra señal de que tienes una clemátide con exceso de agua podrían ser las hojas marrones, que generalmente siguen el amarillamiento antes de caerse.

Nuevamente, esto es causado por el agua estancada que atrapa las raíces, impidiendo que funcionen correctamente o todas juntas, lo que resulta en la decoloración.

  Poda de plantas paraguas

Incluso puede notar que las hojas se caen si este problema continúa por más tiempo sin corregirse.

Algunas otras causas de hojas marrones incluyen las siguientes.

  • Quemado por el sol
  • Plagas
  • falta de humedad
  • Quemar fertilizante

Lo más probable es que haya regado en exceso o que el suelo no esté drenando bien, pero aún es posible que no tenga este problema y tenga uno de esos en su lugar.

Olor sucio o raíces oscuras

Si nota un mal olor que emana de las raíces, o si las raíces mismas se han vuelto oscuras o blandas, su Clematis tiene raíces podridas por exceso de agua.

Esto generalmente sigue al amarillamiento o al oscurecimiento de las hojas y es un problema grave que debe abordarse para salvar su planta.

Si no actúa, su Clematis se deteriorará aún más y la planta eventualmente morirá.

La pudrición de la raíz no solo es causada por el exceso de agua, sino que también podría ser el tipo de suelo que está usando, especialmente si no drena bien o no deja espacio para que las raíces respiren.

hojas colgantes

Otra señal bastante común de que ha regado demasiado su Clematis es cuando nota que las hojas se caen.

Esto sucede nuevamente cuando las raíces no pueden proporcionar agua y nutrientes esenciales a la planta, lo que resulta en la desecación y el marchitamiento de las hojas, similar a como se vería la planta si estuviera inundada.

Si bien es bastante normal que las hojas de Clematis se caigan porque la planta se ha regado en exceso, es posible que se deba a otros problemas, como.

  • Submarino
  • Plagas
  • Demasiada luz o calor
  • Lucecita

El suelo está constantemente húmedo.

Aunque a Clematis le gusta que el suelo esté constantemente húmedo, a esta planta no le gusta estar constantemente empapada.

  ¿Cuál es la manguera de jardín más larga disponible? – 5 grandes opciones

Si la pulgada superior o dos de la tierra siempre está húmeda, entonces definitivamente ha regado en exceso su Clematis, ya que la parte superior de la tierra debe secarse antes de volver a regar.

Esto mantendrá la parte inferior un poco húmeda pero no permitirá que se estanque el agua, lo que en realidad causa problemas.

Después de todo, a una Clemátide le gusta la tierra que drena bien, por lo que fracasa si deja que el agua empape la tierra dándole agua constantemente a su planta antes de que tenga la oportunidad de drenarse.

No te preocupes si eres culpable de esto, ¡sé que lo harás mejor en el futuro!

Como guardar

Si nota alguno de estos síntomas de riego excesivo desde el principio, puede salirse con la suya simplemente ajustando la frecuencia de riego y su Clematis terminará bien.

Pero antes de hacer cualquier otra cosa, siempre revise primero las raíces para asegurarse de que no haya daños significativos.

Si las raíces son firmes, anaranjadas o blancas, entonces las raíces están sanas y simplemente puedes regar menos.

Sin embargo, si las raíces se han vuelto oscuras o blandas o tienen ese olor extraño, definitivamente debe tomar medidas para salvar a su Clematis con exceso de agua de la pudrición de la raíz.

Para hacer esto, debe comenzar por sacar su Clematis del suelo y podar las raíces dañadas con tijeras de jardín estériles o tijeras de podar.

Sin embargo, mantenga tantas raíces sanas como sea posible.

También debe podar las hojas dañadas o podridas u otras partes de la planta que estén afectadas.

Ahora deseche la tierra vieja, las raíces y otras partes que haya podado en un lugar donde otras plantas no puedan alcanzar.

  ¿Hojas rizadas de Monstera? (Revive Monstera con hojas rizadas)

Desde aquí querrá trasplantar su Clematis en un poco de tierra fresca y un nuevo contenedor si lo hizo antes.

Ahora asegúrese de que la tierra no esté demasiado apretada y que el nuevo recipiente no sea demasiado grande, ya que una maceta grande puede aumentar mucho más las posibilidades de exceso de agua.

Una vez hecho todo esto, ¡ya está listo para comenzar!

Dicho esto, no hay garantía de que pueda salvar su Clematis de la pudrición de la raíz, especialmente si no se trata con la suficiente rapidez.

Es por eso que debes actuar rápido cuando veas las señales, porque cuanto antes actúes, ¡más probabilidades tendrás de salvar a tu Clematis!

Cómo evitar el exceso de agua

Ahora que conoce las señales y cómo salvar una clemátide con exceso de agua, debe saber cómo evitarla en el futuro.

La prevención es su propia forma de fortaleza cuando se trata del cuidado de las plantas y la jardinería.

Así que aquí hay algunos consejos útiles para reducir la posibilidad de que esto suceda.

  • Riegue solo cuando la pulgada superior del suelo se haya secado.
  • Asegúrese de usar un suelo con buen drenaje
  • No empaques el suelo demasiado apretado.
  • Use un recipiente que sea del tamaño adecuado y no demasiado grande
  • En caso de duda, compruebe las raíces.
  • Reduzca la frecuencia de riego temprano si nota síntomas tempranos

Pensamientos finales

Estoy seguro de que si se toma el tiempo de leer este artículo, podrá identificar, tratar y prevenir el riego excesivo de Clematis.

En general, espero que este proceso se desarrolle sin problemas para usted y disfrute el proceso.

Comparte tu aprecio