Si tiene una planta de citronela, también conocida como planta de mosquito, y está comenzando a cambiar de color o debilitarse, es posible que esté un poco preocupado.

Las citronelas pueden volverse marrones por varias razones, y en este artículo, las examinaremos todas y le diremos qué hacer para solucionar el problema.

¿Por qué mi planta de citronela se está poniendo marrón?

Su planta de citronela se está volviendo marrón porque recibe demasiada o muy poca luz solar, tiene un drenaje deficiente, está demasiado regada o se ha unido a las raíces.

Demasiada luz del sol

Las plantas de citronela contienen aceite y sus hojas pueden ser bastante sensibles al calor y la luz solar.

Si reciben demasiado sol, a menudo pueden secarse y volverse marrones y crujientes.

Estas plantas crecen mejor en áreas que reciben al menos seis horas de sol al día, pero aún brindan algo de sombra por la tarde.

Si cree que su citronela está expuesta a demasiado sol por la tarde, muévala a una sombra por la tarde o a algunas plantas más grandes a su alrededor que le proporcionen sombra.

Muy poca luz solar

Si su planta no recibe suficiente luz, las hojas pueden volverse marrones porque no producen suficiente clorofila.

Las hojas perderán su color y, por lo general, también se marchitarán.

Las hojas colgantes son una señal segura de que la planta no recibe suficiente luz.

Primero debes mirar el crecimiento de tu planta.

Si encuentra que se «estira» hacia la fuente de luz más cercana y hace crecer todas sus hojas lo más cerca posible de esta fuente, no está recibiendo suficiente luz.

  3 consejos efectivos para resolver el problema de los trips de las plantas serpiente

Las plantas de citronela no necesitan mucha luz solar, pero les gusta una buena cantidad.

Puede resolver esto moviendo su planta más cerca del alféizar de una ventana o colocando una luz de crecimiento al lado.

Esto le da toda la luz que necesita y no debería «quemar» las hojas como lo haría el sol.

Las luces de cultivo son excelentes si su hogar es demasiado oscuro para que las plantas sean felices en condiciones normales.

Drenaje deficiente y demasiada agua.

Las citronelas prefieren suelos secos y bien drenados.

No les gusta estar en el agua y lo notarán rápidamente debido a la decoloración de las hojas.

A menudo, en estos casos, las hojas producirán manchas marrones en lugar de volverse completamente marrones.

Las raíces de citronela retienen mucha agua, por lo que no necesitan grandes cantidades de agua en el suelo en ningún momento, y es muy fácil regarlas en exceso.

Lo primero que debe hacer es revisar el suelo antes de regarlo.

Introduce tu dedo en la pulgada superior del suelo.

Si está seco, debes regar la planta.

De lo contrario, la planta puede pasar más tiempo sin beber. Esto debería ayudar a reducir los problemas del exceso de agua.

Si le preocupa el riego insuficiente, asegúrese de regar el tiempo suficiente para que el agua sea absorbida por el suelo, de modo que sepa que al menos una parte llegará a las raíces de la planta.

Rociar la superficie del suelo por sí solo no le dará a su planta el líquido que necesita.

Luego revisa el frasco.

  ¿Por qué mi planta de serpiente tiene agujeros?

¿Tiene orificios de drenaje y adónde va el agua?

Debe haber un platillo debajo, y si notas que la maceta no tiene agujeros de drenaje, transfiere tu planta a una maceta nueva o haz agujeros.

La citronela no sobrevivirá en una olla sin agujeros para que escape el agua.

Piense también en el fondo.

Cuando presiona el dedo en él, ¿está suelto o muy compacto?

La tierra que está densamente compacta no se drenará tan fácilmente y su citronela también tendrá más dificultades para crecer.

El agua puede asentarse sobre la superficie del suelo y evaporarse, en lugar de sumergirse en ella,
cuando el suelo es muy duro.

Si el suelo es demasiado compacto, aflójelo con un tenedor pequeño o una brocheta, o trasplante su planta a algo más adecuado.

Elija medios que drenen bien y luego vuelva a colocar su citronela y vea si parece más feliz.

Límite de raíz

Ocasionalmente, cuando la citronela se está quedando sin espacio en su maceta, algunas de las hojas pueden volverse marrones a medida que se estresa.

Si sus raíces no tienen adónde ir y todas están bien envueltas entre sí, no absorberá los nutrientes ni el agua de manera efectiva.

Si revisó los otros problemas y no encontró nada, retire con cuidado la citronela del frasco y verifique que no haya más espacio.

Una maceta nueva puede hacerla mucho más feliz y fomentar una floración de un nuevo crecimiento verde.

Pensamientos finales

Si sus hojas de citronela tienen manchas marrones con manchas, verifique su rutina de riego para asegurarse de no darle a la planta más de lo que puede beber.

  6 mitos sobre el cultivo de rosas que muchos jardineros creen

Si las hojas enteras se están volviendo marrones y su planta está en un lugar relativamente sombreado, intente moverla a un lugar más soleado o proporcione luz de crecimiento.

Como último recurso, consulte su sistema raíz.

Con suerte, uno o más de estos resolverán el problema y pronto recuperará la citronela por completo.