Apenas es verano y notas que algo anda mal con tus tulipanes.

Las hojas se vuelven amarillas, se marchitan y se caen como si ya fuera otoño.

En realidad, esto es bastante común, pero profundicemos un poco más y veamos si su árbol se está comportando normalmente o no.

¿Por qué mi árbol de tulipanes pierde hojas en verano?

Es normal y muy común que los tulipanes empiecen a perder hojas en agosto o incluso a finales de julio.

Los árboles de tulipán tienden a dejar caer algunas hojas durante todo el año.

Pero generalmente comienzan a perder mucho más en agosto, especialmente durante los veranos muy secos, cuando la caída de las hojas realmente se acelera.

Los tulipanes son algunos de los primeros en dejar caer hojas a medida que se acerca el otoño, y un final cálido y seco del verano puede provocar una defoliación aún mayor de lo habitual.

Pero hay otros factores que vale la pena investigar y que pueden afectar la velocidad a la que sus árboles pierden hojas.

La falta de agua

Si no ha llovido en un tiempo y todo está realmente seco, es posible que su árbol de tulipanes esté cayendo sus hojas.

Los tulipanes, o los álamos amarillos americanos, no son ni tulipanes ni verdaderos álamos.

En realidad, son parte de la familia Magnolia y no toleran condiciones secas y secas.

Si las condiciones son demasiado secas, los árboles de tulipanes pueden estresarse y perder hojas para retener la humedad.

Combine esto con su caída de hojas habitual a mediados o finales de agosto y puede parecer que está lloviendo.

Las condiciones pueden ser demasiado secas para que su árbol pueda soportar todas sus hojas, razón por la cual las deja caer como loco.

  ¿Las plantas de serpientes tienen raíces profundas?

Intente regar su árbol para aliviar algo del estrés.

Una buena regla general al regar árboles es darle 5 minutos de tiempo de riego por cada pulgada de diámetro que tenga el tronco de su tulipán.

Entonces, si su árbol tiene un tronco con un diámetro de 10 cm, necesitará 20 minutos de agua.

La humedad del suelo

Si el ambiente es cálido y seco, las hojas de un tulipán se volverán amarillas rápidamente y caerán de las ramas.

Incluso una pequeña caída de la humedad del suelo puede provocar la caída de las hojas.

Esto es más cierto en las hojas más viejas que en las más jóvenes, debido a su capacidad reducida para retener y estabilizar la humedad.

Esto hace que las hojas más viejas sean más frágiles porque las hojas más jóvenes comprimen el agua en las células.

Los árboles de tulipán deben plantarse en un suelo ligeramente ácido, profundo y bien drenado que haya sido modificado con abundante abono.

No las plante en un suelo demasiado seco o poco profundo.

El tipo correcto de suelo ciertamente reducirá la velocidad a la que su árbol de tulipán pierde hojas.

Otras razones de la pérdida de hojas

Si el suelo está húmedo y no ha habido sequía, las hojas que caen pueden tener otra causa.

La contaminación, más sal en el aire, las infecciones por hongos, las plagas o los campos electromagnéticos pueden estresar a los tulipanes y causar la pérdida de hojas.

Contaminación y cambios ambientales

Si vive en un área urbana con escape de vehículos pesados ​​e industrialización, su árbol puede tener dificultades.

  ¿Volverán a crecer las hojas de Croton?

Si bien puede soportar una cierta cantidad de estrés ambiental, demasiada contaminación ejercerá presión sobre su tulipán.

Plagas y enfermedades fúngicas

Como la mayoría de las otras plantas, el crecimiento prolongado de hongos o las plagas debilitarán un tulipán, lo que hará que las hojas se pongan amarillas, se marchiten y caigan.

Esto puede comenzar en invierno, cuando los árboles son más susceptibles.

La detección temprana de problemas mantendrá su árbol saludable durante todo el año.

enfermedades fúngicas

Los árboles de tulipán a menudo corren el riesgo de contraer enfermedades fúngicas nocivas, como la marchitez por verticillium.

Esta enfermedad fúngica se apodera de las raíces y luego se propaga.

No existe una cura eficaz para esta enfermedad, que a menudo es mortal y, una vez que se propaga, las hojas a menudo comienzan a amarillear y caerse.

infestaciones de plagas

Cuando las hojas comienzan a crecer en la primavera, la savia atrae insectos como pulgones y escamas.

Inspeccione la parte inferior de las hojas en busca de pulgones indicados por pequeños cuerpos rosados ​​o verdes.

Las escamas son de aproximadamente ¼ «redondas y son de un color verde apagado a rosa anaranjado con marcas negras.

Aparecen como crecimientos de árboles porque parecen protuberancias en el follaje y las ramitas.

Ambos chupan los nutrientes del árbol, lo que hace que las hojas se deformen, se pongan amarillas y caigan.

También segregan una sustancia llamada «melaza» que provoca «rocío de hollín». Aunque no es contagioso, bloquea la luz solar, lo que puede obstaculizar las importantes funciones vitales del árbol.

Los signos reveladores de estas plagas incluyen melaza brillante que queda en las hojas y fumagina.

  Regando la sarta de corazones (Ceropegia woodii variegata)

El aceite de neem y los jabones insecticidas suelen ser tratamientos eficaces.

Consideraciones estacionales

En invierno, los conejos mordisquean la corteza, los árboles jóvenes son fáciles de sucumbir a las heladas y, a menudo, son presa de ciervos hambrientos.

Todas las ramas y ramas delicadas son superadas con gran facilidad por el granizo, la nieve y otras enredaderas en crecimiento.

Frecuencias electromagnéticas

Un problema creciente para muchas plantas en las últimas décadas ha sido la sobreexposición a ondas de frecuencia electromagnética (CEM).

Con el rápido crecimiento de la nueva tecnología y el rápido despliegue de torres celulares que aumentan las magnitudes de los campos electromagnéticos, muchos estudios están demostrando el efecto adverso que esto tiene en las plantas.

Otras cosas como teléfonos inteligentes, tabletas, computadoras y otros dispositivos también transmiten poderosamente EMV que tienen el potencial de destruir plantas.

Si ve una torre o transmisor 5G en sus inmediaciones y ve un cambio en su árbol de tulipanes, este podría ser el culpable.

Pensamientos finales

Es completamente normal que los tulipanes comiencen a perder hojas a fines de julio.

Y si las condiciones son particularmente secas, incluso puede notar una caída de hojas mucho más pesada de lo habitual.

Si bien las hojas pueden abarrotar el camino de entrada y obstruir los desagües, generalmente no hay nada de qué preocuparse.

Riegue sus árboles de tulipanes y debería reducir la cantidad de hojas que pierden.

Pero solo para estar seguro, también verifique algunos de los otros problemas potenciales que discutimos en este artículo.